domingo, octubre 19, 2014

AMASIJOS BOYACENSES





Boyacá se destaca en el contexto nacional por sus deliciosos amasijos, entre ellos, las famosas Almojábanas: panecillos hechos de harina de maíz con una receta centenaria que se ha ido pasando de generación en generación. El gobierno departamental con el proposito de ponderar este tradicional aficio, ha creado la "Ruta de la Almojábana", que es un recorrido entre Turmequé, Arcabuco y Paipa, lugares en los que se conserva la costumbre autóctona de producir este sabroso bocado emblema de la gastronomía boyacense y colombiana.


LAS ALMOJÁBANAS

De los muchos amasijos que hacemos en Boyacá
hay uno que se destaca como el más tradicional;
"Almojábana", señores, le decimos por acá,
 es un rico panecillo de sabor muy especial.

Las hacen en Arcabuco, en Paipa y en Turmequé,
en Iza y en otras partes que no alcanzo a mencionar;
si viene por estas tierras, yo le pido a sumercé,
que no se vaya sin antes una de ellas degustar.

Una librita de harina de maíz hay que cernir,
revolverla con cuajada y unos huevos agregar;
hacer una masa suave, una lata conseguir,
y en ella echarlas al horno para dejarlas dorar.

Calienticas son muy ricas, con un sorbo'e chocolate,
y un pedacito de queso del que traen de Belén;
cuando pienso en su delicia mi corazón late y late,
esperando ese boca'o que a todos nos cae bien.

Todas, todas son sabrosas: las de Rosa, las de Ernesto,
las de Pancha, las de Gladys, las de Dora y las de Antuco;
pero como hay que escoger, yo me quedo, por supuesto,
con las más apetecidas... las que hacen en Arcabuco.

No se les olvide, entonces, visitar a Boyacá,
y Almojábanas pedir con chocolatico y queso;
para cuando estén ausentes, se comente por allá,
que mi tierra es paraíso de libertad y progreso.


Rahulig/014
DRDA


Imagen: Un bocado de mi tierra
De la red.



47 comentarios :

  1. Seguro que estarán deliciosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ya me comí algunas y son deliciosas, jajja. Gracias, lindo escrito, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Cada rincón tiene sus productos autóctonos y que saben a gloria. Solo con tus versos una puede sentir el sabor dulce de tan rico manjar.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Seguro que están riquísimas.
    Tu verso es muy lindo.

    Un abrazo grande. Feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. Suerte tiene tu tierra de dar esos panecilllos, enhorabuena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ahora que se acerca el frío .. pensar en degustarlas con chocolate calentito ... mmm rico rico.. Desde luego tengo que agradecerte tanto que compartes de tu tierra y de una manera tan hermosa Rafael.
    Buena semana amigo, un abrazo !!

    ResponderEliminar
  7. ¡Oh, Ricardo, qué bocados tan exquisitos!
    La imagen de la foto semeja el delicioso chocolate santafereño, acompañado de manjares de Boyacá… sabores y frangancias que están muy lejos para mí.
    Has hecho un poema tan original que has dado hasta la receta; qué bueno.
    Cordiales saludos, un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. Fantástico trabajo rimado, para resaltar los ricos dulces típicos de tu tierra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. me gusta el pan casero y todo lo que se amase con amor y dedicación...que mejor aquello que lleva impreso nuestras tradiciones...bien!

    ResponderEliminar
  10. ¡el sabor de la tradición hecha delicia Rafael!

    ResponderEliminar
  11. Parece-me um pequeno almoço. Os bolos estão lindos. Deu-me vontade de lhes dar uma trinca.

    ResponderEliminar
  12. Has logrado que se me derrita la hiel, por lo golosa que soy, con las rimas eres un maestro, ¡con lo que me gustan a mi las rimas!...
    Entre rima y pastelito, has hecho un mágico rito.
    Un abrazo Rafael.
    Que tengas un feliz comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  13. ¡Quiero un AMASIJO . Se me hace que debe parecerse a los CHIPA que comemos por acá.
    Hermosos tus versos. Me encanta como amas y mimas a tu tierra.
    Besos de luz.
    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  14. Extraordinario trabajo, que me abrió el apetito.

    Abrazos Rafael Humberto.

    Pastora.

    ResponderEliminar
  15. Pues habrá que ir a Boyacá para probar esas deliciosas almojábanas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Rafael, me anoto la receta, vamos a ver qué sale! Mientras tanto acá tenemos las famosas tortas fritas, mis hijos me coronaron la reina ja ja ja, un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Me despertou o desejo de experimentar essa delicia. Um lindo trabalho.
    Tenha uma ótima semana.

    ResponderEliminar
  18. Pues me has dejado con las ganas de probarlas así que copio la receta a ver si me salen.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  19. Se me hacía la boca aguas mientras te leía y ya me imaginaba el panecillo mojado en el chocolate, ¡Que rico!
    Gracias por acercarnos las tradiciones culinarias de tu tierra. Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Aunque no conozco las almojábanas, me figuro que deben de estar buenas, buena ideal de hacer una ruta turística.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Y con un rico cafe colombiano....un lujo!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  22. Hola Rafael, lastima que no se puedan coger a través de la pantalla que si no ya no quedaba ninguna de lo ricas que deben estar, que buena pinta tienen, gracias amigo por mostrarnos las cosas típicas de tu país:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Quiero dos para llevar y uno para ir comiendo. :P

    ResponderEliminar
  24. Con la foto y el poema, ya me dió hambre :) Lástima que por acá no hacen de esos u.u

    Saluditos

    ResponderEliminar
  25. El nombre, por desconocimiento, no me sugiere ni dulce ni salado, pero tus letras desentrañan la vida y sus alicientes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Además de abrazarte, amigo, ya sé qué otra cosa haré por tus tierras si los vientos fueran más fuertes y me llevaran.

    ResponderEliminar
  27. ¡Que ricco!

    y que bien suena las rimas...
    Me gusta leerte.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  28. ¡Qué delicia, amigo poeta Rafael! quién pudiera probarlas. sólo con verlas en la fotografía se me hizo la boca agua.

    Felicidades y besos.

    ResponderEliminar
  29. SI MI HERMANO, BOYACA TIERRA DE GENTE NOBLE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  30. Para creerte tengo que probarlas. Hay que mandar una caja a buenos Aires y después hablamos.

    Hermosa poesia Rafael, tiene la ternura que sabes darle a tus poemas, en especial cuando hablas de tu tierra y sus costumbres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Qué dulzura para mostrarnos dulzuras de tu tierra, buscaré justo las que prefieres para ver si las pruebo. Hermosa poesía. Beso.

    ResponderEliminar
  32. Leyendo tu poesía se me ha aiberto el apetito, mebecharía a la bocabahora mismo una almojábana, debe estar riquisima tal como la describes, si puedes, mandame una de blog a blog, es difícil, lo sé, la tecnología aún no da para tanto.
    Tú siempre ensalzando las calidades de tu tierra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Bellos versos para ricos manjares Rafael. Me gusta conocer tu tierra en todos los sentidos, es una maravilla. Un fuerte abrazo y buen fin de semana amigo.
    @PepeLasala

    ResponderEliminar
  34. Gran escrito, que bonito ver reflejado mi pueblo y un amasijo tradicional de mi tierra en un poema.... Yo estuve ese fds en paipa y disfrute de estas delicias :D

    ResponderEliminar
  35. Rafael, tu poema es bello y tentador sobre un producto irresistible.

    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  36. como quisiera andar esa ruta de rico sabor, saludos querido Rafael

    ResponderEliminar
  37. Hola Rafael, gracias por pasarte por mi blog y muchas gracias por tus palabras, la verdad es que es muy creativa, que desayuno mas bueno has puesto, un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Uffff! Qué ricos panecillos, cómo quisiera probarlos. Bellísimo.

    ResponderEliminar
  39. Primero decirte que estas muy guapo de perfil y con ese sombreo!!

    De momento ya he seguido la ruta de tu mano a traves de tus letras!!

    Gracias por comopartir y por estar

    Besitos mi niño

    ResponderEliminar
  40. Harina de maíz, huevos y cuajada. Nada de azúcar? Voy a intentar hacerlas y ya te contaré.
    Besos por dos.

    ResponderEliminar
  41. Qué rico bocadito debe ser, dan ganas de ir por allí solo para probar esos amasijos.

    ResponderEliminar
  42. No los conocía y... ¡Qué ganas de probarlos! ¡Tienen que estar deliciosos! ¡RICO, RICO!

    ResponderEliminar
  43. Paso a dejarte un abrazo.
    Que todo vaya bien.

    ResponderEliminar
  44. Tienes razón, Rafael, como lo expresasen tus versos, las almojábanas de Arcabucoson siniguales. Uno recuerda de paso para Bogotá o de regreso, para en Arcabuco, ya para desayunar o comer, y llevar de presente las almojábanas. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  45. Vaya pinta más rica...yo soy de los de mojar en el cafe con leche...un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
  46. Por tus poemas culinarios, estimado Rafael, nos dejas (al menos en mi caso) con un irrefrenable y justificado apetito.

    ResponderEliminar
  47. Yo vivía en Buenos Aires a quince cuadras de la avenida Boyacá. Me encantaría conocer esta ciudad y degustar tantos manjares.
    saludos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas