viernes, octubre 10, 2014

ENRIQUE OJEDA CHAPARRO





Cuando comienza a experimentar con la magia, recorre el color en el espacio donde encuentra cosmogonías planetarias. Allí encuentra su poder en el expresionismo derivado del mismo abstracto. Su reposo ante la vida y la fuerza de convicción personal lo modelan místico, con un profundo sentimiento de creencia religiosa. Su obra se encumbra al pináculo de la fascinación cromática y espacial. El Maestro Enrique Ojeda muere el pasado cuatro de octubre inmerso en una cruel melancolía y una triste soledad. Tan sólo, un puñado de amigos, fuimos hasta el campo santo para darle el último adiós.

Lo triste es así... (Peter Altenberg)

INGRATITUD

Cuatro amigos a él lo acompañaron
al campo santo donde fue cremado;
solamente, los cuatro que llevaron,
el ataúd al punto señalado.

Otros hubo que antaño lo alabaron
obteniendo ganancias a su lado;
mas llegó la vejez, y lo dejaron,
a su sino fatal abandonado.

¡Maldita ingratitud que en esta vida
es causa de dolor y desventura,
maldita ingratitud que sales vierte

con inmensa crueldad, sobre la herida,
hasta el día en que el fin de la tortura
 sea un golpe certero de la muerte!


Rahulig/014
DRA


Imagen: Archivo particular
Nota inicial: Willie Ostos



27 comentarios :

  1. Solo aquellos que se entregan a otros desde el corazón permanecen fieles a ese sentimiento único que sale del alma y el corazón y que permanece inalterable hasta que la muerte provoca la bifurcación de los caminos. Bellas letras querido Rafael llenas de emoción.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. La ingratitud es cosustancial al ser humano, y es tan repugnante. Muchas personas sólo se acercan al artista para sacar beneficios de ello, pero cuando éste languidece y envejece, lo abandonan a su suerte. Qué pena.

    ResponderEliminar
  3. Maravilloso soneto para describir una muy triste realidad.Saludos

    ResponderEliminar
  4. Precioso homenaje, que desde allá te agradecerá, muy linda la prosa y maravilloso el soneto. Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Así es, por desgracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Que triste!, tu le brindas un buen homenaje con mucha ternura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Triste, pero en esa soledad se ven los verdaderos amigos. Seguro que se sintió feliz al llegar a su última morada al verlos junto a él. Hermosos versos.Un sentido abrazo amigo

    ResponderEliminar
  8. Rafael, este homenaje tuyo le hace justicia al recuerdo de este personaje entrañable para vos y sus pocos amigos, seguro estará satisfecho desde el más allá, un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Un hermoso homenaje para hacer justicia, los verdaderos amigos están contados, seguro que donde esté estará orgulloso de ti...muy buenas tus letras.
    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  10. Ingratidão é uma dor que desatina
    Começa em casa e varre a sociedade
    Caminha insolente e sempre desafina
    É uma grande dor ver tanta maldade

    ResponderEliminar
  11. ES UNA PENA QUE ASÍ SE TRATEN A LAS PERSONAS CULTAS EN MI PAÍS. UN HOMENAJE JUSTICIERO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  12. Un hermoso homenaje.
    Eres un gran amigo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. lo que pasa es que vivimos en un mundo de ingratos...
    sacamos a veces provecho de personas por motivos de los que sea y después ni media palabra de aliento
    menos de compasión...no hemos ido olvidando de tantos valores
    o es que el ser humano es un eterno desagradecido...

    ResponderEliminar
  14. Lamentable apreciado amigo, ahora descanza en paz, dejó lo que bien sabía hacer.
    Es un bello soneto que desde el cielo lo leerá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que buen soneto, para despedir a un amigo entrañable, y es que los artistas tienen esa virtud de asirnos a ellos, porque son de nuestro porpio material, en este poetas de la luz y el color, como este maestro Ojeda, que loas en tus versos, y recriminas la ingratitud de quienes lo abandonaron, y en el sepelio tampoco estuvieron. Un abrazo solidario. Carlos

    ResponderEliminar
  16. Con uno solo de mis amigos que sean como tú , estaría contenta en la otra vida si me acompañaran en mi sepelio. Cuando menos en vida fue halagado. Eso es lo importante. Espero que la familia, amigos y lectores, sentirán quizá, que no es que no lo apreciaran. El tiempo es el tirano de las doce en punto querido amigo. A la mejor no pudieron ir. El amor y el aprecio, no se mide el día del entierro sino a través de la vida.
    Qué bello poema le dedicas. Un abrazo, y me alegra que este poeta tuvo tiempo de darse a conocer en vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Cuántas verdades dices, Rafael! Mi cariño y admiración por tu poesía.

    ResponderEliminar
  18. Buen soneto para el triste y recurrente tema de la ingratitud, amigo Rafael. Hoy en día, lo ingrato nos circunda en sumo grado, desafortunadamente.

    Un abrazo y buena semana.

    ResponderEliminar
  19. me uno al cortejo del amigo fiel, abrazo a ese grupo dedolientes

    ResponderEliminar
  20. Muchas veces, equivocamos el término de amigo.
    La mayoría de las veces, nos creemos que son amigos aquellos que nos acompañan en las juergas, en las alegrías y cuando no les pedimos nada.
    La ingratitud no tiene límites. Pero yo me pregunto ¿Para qué quiere amigos si ya te tiene a ti? ¡Ya quisiera yo poder contar a mis amigos aunque sólo fuera con los dedos de una mano!
    No cambies nunca , amigo mío.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  21. Cuanta ingratitud de los que se dicen amigos… este mundo se está deshumanizando y perdiendo sus valores. Y tú lo expresas maravillosamente en tan sentido homenaje.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  22. Desgarrador homenaje desde el corazón.

    Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  23. Muy cierto. A veces los amigos están por conveniencia y luego se olvidan. Que triste que sea así, pero es la dura realida. Muy linda poesía

    saludos.

    ResponderEliminar
  24. Elogio tu sensibilidad y tu capacidad de hacer justicia por la belleza de tu arte.
    Un abrazo, Rafael.
    p.d. Me encanta la nueva apariencia de tu blog, la foto que agregaste es muy bella. Todo... un cambio muy acertado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sara por los elogios, la foto de perfil es hecha por mi hija Paola Rosa, ella está estudiando artes plásticas y visuales en la universidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Pero te tiene a ti que le has rendido y rendiras siempre un hermoso y sentido homenaje.

    Cariños

    ResponderEliminar
  26. Precioso y eterno homenaje de despedida. Tienes una maravillosa habilidad para el soneto.
    Aplausos con abrazo

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.