domingo, septiembre 28, 2014

TRADICIONES FAMILIARES





Por aquí en nuestra tierra es muy común que los hermanitos o los primitos le hereden la ropita que van dejando a los que vienen detrás. En nuestro caso, la prima Juliana le ha regalado a Tania, un vestidito amarillo de cuando ella era bebé y, por supuesto, la hemos puesto a "estrenar" con una gran expectativa. Le ha quedado muy bien, se ve muy bonita con su nuevo traje... no he resistido la tentación de hacerle unas estrofas a tan especial momento.


EL VESTIDITO

Un vestidito amarilllo
Juliana le regaló,
y Tania con alegría
su nuevo traje lució.

El abuelo a toda prisa
su cámara disparó,
y tan bonito momento
en un retrato quedó.

Un girasol muy coqueto
de repente apareció,
y enamorado de ella
florecitas le pintó.

El sol al verla tan linda
por el balcón se coló,
y con rayitos dorados
su carita iluminó.

Al instante un canarito
en el barandal posó,
y sus dulces melodías
a la niña le cantó

También un loco pollito
hasta la puerta llegó,
y piándole tiernamente
cariñoso la miró.

Para completar el coro
un turpial se les unió,
y al trinar de pajaritos
una nana se escuchó.

Se hizo bella la mañana
tras el mensaje de amor,
que nos trajo el vestidito
de amarillito color.


Rahulig/014
DRA


Imagen: Las nietecitas
Del álbum familiar




38 comentarios :

  1. Te sale con mucha facilidad hacer rimas. Bravo por este vestidito. Me gustó.

    ResponderEliminar
  2. La niña recivió
    un vestidito amarillo,
    mas de protno escuchó
    el trino de un pajarillo...

    Bellos versos, Rafael, que con amor y gratitud has compuesto agradeciendo el detalle. Aquí también se pasa la ropa del mayor para el pequeño, pues la vida no está... nunca ha estado para tirar la ropa estando en buen estado.

    Que tengas una feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  3. Un precioso homenaje a esas dos preciosidades y a ese vestidito amarillo, bellos versos afloran siempre de tu pluma, felicidades Rafael.
    Un abrazo y feliz principio de semana.

    ResponderEliminar
  4. Los versos, bellos, las niñas preciosas. Por aquí también se hereda la ropa y más en tiempos de crisis.
    Saludos, amigo.

    ResponderEliminar
  5. Se ve hermosa tu familia...y tus rimas son un canto a la felicidad que seguro les otorgará la vida.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  6. Hermoso poema, al igual que Juliana y Tania.
    Un abrazo, buen domingo

    ResponderEliminar
  7. Precioso momento que has inmortalizado en tus versos con esa imagen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En mi familia también tenemos la costumbre de heredar la ropa y otras cosillas........cuando mi madre se compraba un vestido, si me gustaba mucho le decía en broma: "mamá cuando se te quede pequeño yo lo heredo" y ella se reía. Tu poema es muy tierno y es que los niños siempre nos sacan toda esa ternura que todos tenemos dentro.Saludos

    ResponderEliminar
  9. Julia y Tania DIVINAS dos pequeños soles . Muchos besos para ellas.
    Yo tengo dos hijos . Cuando pequeños el más chico heredaba la ropa del mayor. A veces de los primitos . Esa tradición se ha repetido con mis nietos.. Siempre me pareció lo más natural. No hubo quejas de parte de nadie.
    un abrazo gigante.
    ¡Buen reposo !

    ResponderEliminar
  10. ABSOLUTAMENTE DELICIOSAS, LAS COPLILLAS A TANIA Y SU VESTIDITO AMARILLO, AMIGO RAFAEL.

    ME HAN GUSTADO MUCHÍSIMO, DAN GANAS DE CANTARLAS. BESOS.

    ResponderEliminar
  11. Que hermosas letras te han inspirado sobre todo tu bella nieta que esta linda como una flor .
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Las niñas son hermosas y el abuelo un poeta increible que sabe disfrutar cada momento. Un saludo Rafael y un beso a tus niñas.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  13. ¡un gran acontecimiento para una niñita!!!!

    ResponderEliminar
  14. Poraca no es tradicion pero si necesidades logicas.

    Las hermanas y primitas-hermanas se pasan la ropa,dado que van creciendo rapidamente.

    El que no liga es el pequeño nieto je je!!!!!

    Cariños y buenisima semana

    ResponderEliminar
  15. me encantó estos versos infantiles...el juego d e las palabras que extraño mas d elas veces y que acá encuentran su armonía de color, d e delicadez, de belleza...

    ResponderEliminar
  16. O vestidito amarelo é bonito,mas nem sempre são do agrado dos que os recebem.Mão me parece ser o caso. Esta é também uma tradição que temos por cá.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué momento más hermoso! ¡ME ENCANTA! Hasta aquí llegó la vitalidad y alegría de ese amarillo tan especial. Saludos, Rafael.

    ResponderEliminar
  18. Felicidades por esas dos criaturas, por esas palabras que arrancan de tu corazón herido de ternura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Hola Rafael, por aquí también se hace lo mismo ya que los tiempos no están para tirar, ademas estando bien la ropa no hay motivo para tirarla;), están las dos guapísimas y tu poema es precioso, felicidades por todo amigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Eres poseedor de una singular ternura, hermano
    Luz y Paz
    Isaac

    ResponderEliminar
  21. Tus preciosas coplillas me han emocionado, y el ver a esas dos princesitas mucho más, son dos rayitos de luz. ¡Dios! es cierto que en los niños está nuestro futuro, ellos nos llenan hoy con sus mimos y palabritas, pero mañana crearán estrellas que nos acariciarán con su luz, sus palabras, y sobre todo crearán un mejor futuro que el que tenemos ahora.

    Besos para ellas, y un fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  22. Son preciosas las niñas.

    Y tu verso es bien lindo.

    Besitos para las dos y un fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  23. La candidez del asombro de la infancia se ha quedado por siempre en este poema estimado escritor. Bello y tierno como la infancia feliz de niñas lindas y afortunadas como tus nietecitas. Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Hermoso y dulce tu entrada. Las niñas preciosas, y el vestidito amarillo muy bonito, así luce la princesa de la casa bella de verdad. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  25. Vaya fiestita, que has preparado amigo Rafa. Con las dos princesitas y el vestido amarillo. Es siempre un placer leerte, ya que salgo con una sonrisa. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Una maravilla, Besos.
    A disfrutar de los nietos. Feliz semana¡

    ResponderEliminar
  27. Heredar ropa, juguetes o demás es una costumbre que muchos hemos vivido, más de un recuerdo me has traído.
    Las niñas están resplandecientes con piropos del abuelo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. La preciosa Tania y su vestido amarillo. La linda primita. y el abuelo improvisando melodías. Qué tierna postal familiar...

    Besos para los tres

    ResponderEliminar
  29. Que bonito Rafael,me encantó ,cariños

    ResponderEliminar
  30. muchas gracias por seguir mi blog! hallar personas como vos, es muy bueno!
    un abrazo fraterno
    lidia-la escriba
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com

    ResponderEliminar
  31. Que lindas las primitas........el vestidito hermoso y en versos tambien......por aquí seguimos esa misma tradición......Un besito y feliz día...

    ResponderEliminar
  32. Cuánto tiempo que no me pasaba por aquí. Veo que has cambiado la imagen del blog, así como lo mayor que se ve ya a tu nietecita.
    Sabes que me gusta leerte por tu sensiblididad y buen hacer, y el poema de hoy est´ña lleno de ambas cosas aderezado también de ternura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Que tiernas palabras y que bella se ve Tania :)

    saludos

    ResponderEliminar
  34. Qué preciosidad de niña. Por aquí también tenemos esa costumbre, sobre todo desde que tenemos la crísis encima. Preciosos versos.

    ResponderEliminar
  35. Hola Rafael esta muy bonita tu nieta, muchas gracias por pasarte por mi blog, un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  36. Cuanto da para unos buenos versos, el paso de un vestido de una prima, de su vestido cuando pequeña, a una primita hermosa, como Tania tu nieta, maestro. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas