lunes, octubre 08, 2018

LA VORÁGINE DE LA VIDA





"Los que un tiempo creyeron que mi inteligencia irradiaría extraordinariamente, cual una aureola de mi juventud; los que se olvidaron de mí apenas mi planta descendió al infortunio; los que al recordarme alguna vez piensen en mi fracaso y se pregunten por qué no fui lo que pude haber sido, sepan que el destino implacable me desarraigó de la prosperidad incipiente y me lanzó a las pampas, para que deambulara vagabundo, como los vientos, y me extinguiera como ellos sin dejar más que ruido y desolación". (Fragmento de la carta de Arturo Cova, protagonista de la novela La Vorágine, a José Eustasio Rivera, el autor, antes de que la selva se lo tragara para siempre).

Cual jardín que nos acoge o selva que nos devora,
puede ser clara la vida o noche perturbadora.


PENUMBRA
(Jotabéa con estrambote)

Enigmática noche de alborada infinita,
  dulce manto de niebla, dulce noche bendita…

cuyas sombras acunan los desvelos callados
de mis rotos anhelos cual cirios apagados;
sortilegio nocturno de luceros pintados
con lejanos recueros de mis antepasados.

Eres fiel compañera de la tristeza mía,
testigo silencioso de cruel melancolía.

Bella dama azabache de ternura exquisita
 quisiera en un instante de besos azorados:
morir entre los brazos de tu penumbra fría.

Eres tú mi elegía,
la de mis infortunios y mis aconteceres,
la que llega a mi vera tras los atardeceres.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Bosque de la República
Tunja, Boyacá.


23 comentarios :

  1. Muy hermosos versos, así es el destino uno nunca sabe donde lo va a llevar, bello leerte como siempre respetable poeta. Un abrazo feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Triste pero hermoso poema.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno,pero triste tu poema hoy,abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Bonito poema en este nuevo estilo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. El destino puede jugarnos muy malas pasadas y ser hasta cruel.....no se pueden hacer planes porque se pueden ir al garete si el destino así lo quiere.
    Tu poema es precioso y explica muy bien esta triste realidad.Saludos

    ResponderEliminar
  6. Cuánta belleza y melancolía. Si, la penumbra inspira pensamientos profundos y estos perfectos. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hermosa foto y hermosa presentación.Todo perfecto volví porque faltaba eso. Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Este tipo de poesía es precioso, le da mas énfasis a los versos, tristes en este caso pero la vida no la escribimos nosotros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Este tipo de poesía es precioso y le da mas énfasis a los versos, tristes como son estos pero la vida no la escribimos nosotros. Un abrazo
    He escrito mi comentario pero no estoy segura de haberle dado a publicar, si te aparece repetido pido disculpas

    ResponderEliminar
  10. Pensamientos profundos...gritos de amor desesperados...hermosa Rima Jotabé, Rafael.

    ResponderEliminar
  11. Triste realidad hecha versos bonitos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Molta malinconia in questi notevoli versi, letti con immenso piacere
    Un saluto,silvia

    ResponderEliminar
  13. Exquisito poema, Rafael, aunque pleno de melancolía, es hermoso, un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Cada vez más poeta, Rafael. Uno aprende de usted... Sensibilidad para detectar, destreza para elaborar cada verso y para hacerlo llegar a destino, es decir, para comunicarlo. La poesía no es sólo poder expresar sino también hacerla impactar en el otro, verdad?

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos, escribo según mi forma de sentir. No sé si esto tendrá algún mérito literario, pero espiritualmente lo tiene para mí... más aún, sabiendo que alguien comprende lo que intento transmitir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Es en ella donde a veces nos mecemos y sentimos abrigados…

    Bellos y sentidos versos, Rafael. Un placer leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Bellísimo.

    La noche, la penumbra, la tristeza... también transmiten sentimientos dulces.

    Mi abrazo, trovador.

    ResponderEliminar
  17. Un poema realmente hermoso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Acaso Rafael, de esa penumbra, extraigas la voz melodiosa que te libera y acompaña y a la vez nos regalas para que no se pierda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Tan necesaria es la luz como la umbría, también nos cuida y nos abre los sentidos.
    Muy hermoso Rafael.
    Un abrazo y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  20. Yo juraría que comenté este poema, quizás no le di a publicar.
    Es muy hermosos lo que has escrito, una bella inspiración en una estrofa poética que suena de maravilla y me parece realmente difícil.
    Felicitaciones Rafael. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Rafael, tu poema es como la noche, tranquilo, amoroso, e infinito. Nos acoge a todos en su penumbra y misterio, porque tú le das voz y presencia.La noche es necesaria para que repose el cuerpo y el alma.
    Mi felicitación y mi abrazo por tu arte y profundidad.

    ResponderEliminar
  22. Cierto, la sábana de sombras nocturna, sosiega, calma el alma alterada por las emociones del día. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación o, por lo menos, eso intento en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador, con ganas de ser poeta y, de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog