sábado, abril 14, 2018

MÁS ALLÁ DEL FINAL





Anatolio se acercaba a las cuatro décadas cuando se casó con la bella Briceida, a quien aventajaba en veintidós años. Fue un matrimonio muy comentado, ya que él, siendo un hombre adinerado se había fijado en la joven hija de una de las criadas que trabajaban en la hacienda de su padre. Me consta que fue un enlace por puro amor: ella era una dulzura de mujer, una mujer que se daba a querer, una mujer para enamorarse tal como lo hizo Anatolio siendo bien correspondido. Su felicidad duró treinta y siete primaveras... Briceida se ha ido para siempre. Anatolio me lo contó anteayer, bañado en lágrimas.


POSTRERO
(Jotabé)

Se fue mi amor, se fue de madrugada,
sin su querer ya no me queda nada.

Bella luz de mis ojos, la que un día
fuera el farol que me sirvió de guía,
cuando mi barca casi que se hundía
en esa mar profunda y tan bravía.

Está en la tumba ya su cuerpo inerte,
mientras yo vago con mi mala suerte.

Y sin su amor mi vida desolada
doliente va, sufriendo en agonía,
esperando la socarrona muerte.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Los enamorados.
De de la Internet.



21 comentarios :

  1. Que lindo, seguro que a el le gusta tener por escrito el poema. Hay amores eternos, aunque al principio no fueran muy bien vistos. Conozco algunos casos de parejas dispares que han permanecido juntos hasta el final. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Triste y lindo a la vez,cariños.

    ResponderEliminar
  3. uuuff conmovrdorque lega alma Rafael hermoso trabajo , un abrazo desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
  4. Bonitos versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso y triste.
    La vida es así.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Una historia hermosa, trunca, pero hermosa. Bella despedida la que hiciste en su nombre. Quedan buenos recuerdos matizados con un sabor agridulce. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Versi che lasciano gtrapelare una sofferenza dell'anima....
    Sempre bello leggerti, buona domenica e un saluto,silvia

    ResponderEliminar
  8. Bella historia de amor aunque muy triste el final.....después de tantos años el marido tiene que estar desolado. Bellísimo y muy emotivo tu poema.Saludos

    ResponderEliminar
  9. Su bella historia de amor se ha visto truncada por la Parca, pero al menos dentro de su desconsuelo le queda el bello recuerdo de treinta y siete primaveras de felicidad. Muy bonita poesía Rafael.

    Besos de Espíritu sin Nombre.

    ResponderEliminar
  10. Lo inesperado de la vida, ella siendo más joven se fue antes, sentido tu homenaje Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Una hermosa historia de amor como afortunadamente hay muchas que solo las separa la muerte.
    Bellísimo este Jotabé de tu mano poeta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Has sacado una bonita historia de felicidad de unos buenos años de amor y unión a pesar de las dificultades y criticas debido a la edad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Bonito, hermoso y a la vez triste, pero eso es la vida.

    Abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  14. También hay historias de amor lindas, aunque cortas.
    Es un hermoso homenaje, Rafael, a un matrimonio de película.

    ResponderEliminar
  15. Triste y bello poema.....me encanto.....saludos

    ResponderEliminar
  16. Hola Rafael, pobre hombre que mala suerte tuvo, el poema aun siendo triste es precioso.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Maravillosos versos llenos de la tristeza del adiós definitivo. Pero queda la esperanza de la felicidad vivida durante tantos años junto al hombre que has amado y has tenido la felicidad.

    Un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  18. Hola, Rafael
    La relación de Anatolio demuestra que las diferencias de clases o de edad no se interponen en una buena relación cuando ésta nace del verdadero amor. También queda sentado que por más que ella haya tenido 22 años menos que él, de todas maneras terminó primero su estadía en este mundo. Mis condolencias al entristecido viudo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Es un poema triste pero hermoso, amigo Rafael.

    Mi admiración y un beso.

    ResponderEliminar
  20. Dolido Jotabé. Qué bien enhebras los versos, para esta historia que entristece. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, pero artista por vocación (o al menos eso intento) en pro de la conservación de nuestra identidad cultural. Nací en Paz de Río, Boyacá, Colombia, en un 23 de Abril del año 1952. Actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro hermoso Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto acompañado de la guitarra, monto en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo mis amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador, con ganas de ser poeta y, de mis versos, cantor.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog