miércoles, febrero 24, 2016

MALA MEMORIA TENEMOS





Que el fenómeno del niño, que el de la niña, que la capa de ozono, que el cambio climático y, sin embargo, todo se queda en palabras o en cumbres ambientalistas en "defensa" del planeta. Solamente nos afanamos durante las desgracias: ya sea por inundaciones o por falta de lluvias, por calor o por frío, por incendios o por avalanchas, pero tan pronto se normalizan las cosas el mundo entra en la modorra de la rutina y, se olvidan los objetivos, hasta cuando otra emergencia vuelve a prender las alarmas... qué mala memoria tenemos. 


FALACIA

Caerán unos cuantos aguaceros
y a los campos el verde tornará,
mientras tanto la gente olvidará
del ozono los grandes agujeros.

No soy de pitonisas ni de agüeros
ni pienso en el mañana que vendrá,
pues la vida tres vueltas nos dará
y los de atrás iremos de primeros.

Pero... le tengo miedo a la desgracia
y a la ruina que trae la falacia,
al mutismo ante el grave deterioro

del aire, de las aguas, de la vida
que se nos ha otorgado bendecida:
para que la vivamos con decoro.


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Cambio climático
De la Internet



34 comentarios :

  1. Es cierto Rafael. Lo has dicho con toda claridad.
    Tenemos mala memoria. Sólo nos importa el momento.
    Que tengas un buen descanso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Nos acordamos de Dios cuando vemos el precipicio, pero mas vale ese poquito que nada, mientras que cuando la catástrofe nos azote nos portemos como hermanos algo es algo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Como sienpre amigo Rafael, gracias por estas bellas letras.
    Tienes la habilidad de decir grandes verdades en verso, precioso poema.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Temor debemos tener poeta por no haber cuidado lo que nos han entregado.
    Es nuestro deber dejar mejor la tierrita pero no lo hacemos.
    Un abrazo fuerte, y gracias por compartir tus versos.

    ResponderEliminar
  5. Debemos de cuidar nuestro planeta para que las generaciones que vengan vean la belleza de la tierra...pero por desgracia solo cuando llegan las catástrofes reivindicamos un mundo mejor...

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hay que estar preparado, al menos para salir airoso de esos momentos. Muy bueno Rafael.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  7. Lo has expresado muy bien.
    Hermoso poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Cuánta razón en tus letras...!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. un verdadero desastre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. OI RAFAEL!
    BEM PERTINENTE TUA ESCOLHA DE POST, POIS ASSIM ESTAMOS, A NATUREZA NOS COBRANDO TODOS OS DIAS POR NOSSOS DESMANDOS E NÓS, ESQUECENDO NO DIA SEGUINTE.
    JÁ ESTOU TE SEGUINDO.
    ABRÇS
    -
    http://. zilanicelia.blogspotcom.br/

    ResponderEliminar
  11. Gran verdad expresada en versos. Fantástico Rafael

    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
  12. Has hecho un precioso y muy útil soneto, Rafael. Lo comparto.

    ResponderEliminar
  13. Nos olvidamos de lo esencial. La vida natural que deterioramos. Sólo nos percatamos de los daños, cuando vienen las emergencias, ya por veranos prolongados, o lluvias arrasadoras, productgo dek desequilibrio del medio ambiente. Un abrazo, y muy buen soneto, apreciado, Rafael. Carlos

    ResponderEliminar
  14. ¿Mas claro? agua.
    Tienes razón en todo ello.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Como dices Rafael... " el mutismo ante el grave deterioro"
    Eso es lo que deja en alerta el alma, a veces no se entiende al ser humano no???
    Gracias por siempre estar
    Cariños

    ResponderEliminar
  16. Un soneto precioso. Ojalá más gente pensara así. Un beso enorme

    ResponderEliminar
  17. Siempre hay que aportar nuestro granito de arena por muy insignificante que sea.
    Llevas razón que cuando la tempestad se calma se olvida de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Maravilloso soneto Rafael, creo que ya la destrucción de la capa de ozono es irrecuperable, pero como tú dices, debaríamos estar más concienciados al cambio climático en el que estamos ya inmersos. Valiente alegato en defensa de nuestra naturaleza.

    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  19. MERCE CARDONA.Dice, tienes toda la razón, solo corremos cuando viene el lobo, pero si se va ya no nos acordamos. un soneto precioso. agradezco tu amable visita. besossssssssssss

    ResponderEliminar
  20. Es verdad lo que dices mi querido Rafael, de hablar hablan y mucho pero solo actúan cuando las desgracias se han llevado por delante miles de personas o de factores de intereses para ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Muy buen soneto Rafael y con un mensaje estupendo lleno de verdad.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  22. Bello y denunciador soneto, amigo poeta Rafael. tienes razón cuando dices que los humanos tenemos mala memoria y (como solemos decir por aquí)sólo nos acordamos de "Santa Bárbara" cuando truena.

    Un abrazo. María

    ResponderEliminar
  23. Y cuantísima razón tienes Rafael.
    Actuamos por emergencias en lugar de planificar estrategias
    de largo alcance y ponerlas en práctica, obviamente.
    Además hacemos mucho ruido: Tanta cumbre climática y tanto bombo ¿para qué?

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Sí, la verdad es que difícil solución tiene toda esta rueda de desgracias en la naturaleza que tantas cosas bellas nos brinda y que tan mal se la ha tratado durante la vida.
    Un buen mensaje por tu parte en este soneto que nos dejas, forma poética que tan difícil de realizar me parece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Rafael, (insisto esperemos que no se borre) los poderes del mundo se unen en declaraciones que luego no llevan a la práctica, cuidemos cada uno nuestra propia vida y espacio, un abrazo!

    ResponderEliminar
  26. Gran poema y gran reflexión amigo Rafael. Cuánta razón tienes. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  27. Tienes toda la razón en tu denuncia poética, saludos.

    ResponderEliminar
  28. Totalmente de acuerdo contigo, me asusta el cariz que está tomando la climatología y como bien dices en tu hermoso soneto, la tierra nos la dieron bendecida.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  29. Estamos destrozando el planeta, y mucho bla, bla, bla, pero nadie hace nada. Sabias palabras las tuyas.

    ResponderEliminar
  30. Si lo social se presenta como interrogante, como un conjunto de circunstancias que interpelan a la sociedad, no solo se liga con la pobreza, se vincula también con formas específicas de esta, con los procesos de pauperización, con el impacto en la vida cotidiana de éstos.
    Y esta sociedad impacta al medio ambiente.
    El desarrollo de nuestra civilización ha modificado,el paisaje terrestre,secado lagos ríos...
    Tus letras, tus poemas siempre tienen un fondo reivindicativo, digno de admirar.

    Besos Rafael.

    ResponderEliminar
  31. No cabe duda de que tienes arte para componer versos.
    El poema de hoy está muy bien traído a la situación que, a largo o más corto plazo nos amenaza.
    Acudimos alarmados a solucionarlo, pero una vez que ya se ha estabilizado, no hacemos nada por intentar remediar una posible situación parecida o peor.
    Te dejo cariños y los deseos para que tengas un estupendo fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  32. Más que mala memoria, que también, es renuencia al cambio y ser consecuentes, no en las grandes cosas del mundo, sino en las pequeñas y próximas a nosotros mismos.

    No se puede pretender vivir en un mundo que nosotros mismos, a nuestra escala personal, no construimos.

    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  33. DESAFORTUNADAMENTE LA CONSCIENTIZACIÓN DE LA HUMANIDAD ES MUY MINIA. Y VAMOS PA' PIOR!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  34. Hay tanta razón en tus letras que no comprendemos como podemos ser así de olvidadizos con cosas tan vitales para nosotros como el aire o el agua contaminados por la ambición y la torpeza del hombre.Cada cumbre sobre el clima y la Tierra debería ser un acto de vital importancia,`pero no es así.Suelen ser reuniones para darse una gran comida y poco más.
    Excelente el soneto y también tus palabras Rafael.

    Feliz semana y un abrazo

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas