lunes, febrero 15, 2016

EL RÍO SE ESTÁ MURIENDO...





¿De quién es la culpa? De todos, de todos, ninguno se salva de ser inculpado. Algunos por indiferentes y otros por ignorantes o por falta de conciencia. Pero los más responsables son aquellos, que a sabiendas, destruyen bosques, praderas, páramos y montañas en busca de riquezas sin ver que esos lugares son sagrados, que en ellos está la vida y que acabarlos es acabar con nuestra propia existencia. Minería e industria, dos grandes males: mientras unos destruyen los nacimientos, otros contaminan las escasas corrientes que aún nos quedan.


SEQUÍA

Érase una vez un río que bajaba presuroso
de las montañas al plan, cantarín y caudaloso.

Pasaba por varios pueblos con sus aguas cristalinas,
pero lo fueron matando las industrias y las minas.

Recuerdo su caudal limpio donde nadar se podía,
sus orillas eran verdes y hartos pescados había.

Pero hombres avariciosos con los bosques acabaron,
buscando dizque fortuna las aguas contaminaron.

Y poco a poco la vida se fue yendo despacito,
del caudaloso torrente no queda sino un chorrito.

Ya no más se miran piedras como lo ve su merced,
unos haciéndose ricos y otros muriendo de sed.

El dinero mal habido a costas de la natura,
solamente trae desgracias y aires de muerte segura.

Entonces, miren a ver, los que ambicionan millones,
si quieren bolsillos llenos o agua para sus regiones.

¡El río se está muriendo, Dios mío qué vamos a hacer,
para salvar su torrente y agüita poder beber!


Rahulig/016
DRDA


Imagen: El Río Chicamocha
JulioFredy Rojas.


41 comentarios :

  1. Se deben pensar que la Naturaleza lo soporta todo o la ambición les ciega; una mezcla de ambas cosas y está comenzando la destrucción del planeta, ya que no lograr regenerar lo que el hombre va asolando.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. La naturaleza tiene su propio ciclo, pero cuando se explotan sus recursos naturales esta deja de ser la de siempre y se inicia un ciclo de destrucción que difícilmente hay marcha atrás.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Noble canto Rafael, a la desmesura en el tratamiento de los cauces naturales que han de discurrir con sus niveles de agua adecuados para la vida...más como bien describes el desaprensivo ser humano, ante la usura, destroza y maltrata sin mesura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. La falta de respeto del humano hacia la naturaleza es insultante. Creemos que es ilimitada, que va a durar para siempre, que podemos comprar y vender el agua, el aire, las plantas y los animales... El ser humano es una plaga.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No hay dos sin tres, primero en un blog hablan de avariciosos que han robado a los ciudadanos, en el siguiente de incendios provocados y ahora el daño que se les hace a los ríos, todo tiene relación y nada se castiga como debiera. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ME PRODUCE MUCHA TRISTEZA LO MAL QUE ESTAMOS TRATANDO A LA NATURALEZA Y LOS POCOS MEDIOS QUE SE PONEN PARA EVITARO.ME HA GUSTADO MUCHO TU POEMA DENUNCIA, ES PONER UN GRANITO DE ARENA EN ESOS MEDIOS PARA COMBATIR EL MALTRATO A NUESTRA TIERRA.BESICOS

    ResponderEliminar
  7. Es una cruel realidad la que describes que se puede llevar a cualquier parte, por desgracia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La ambición del hombre es la destrucción de la naturaleza.
    Aunque muchas veces también la falta de lluvia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estamos en manos de gentuza para los que el único dios, es el dinero.Cuantas injusticias silenciadas, cuantas sinrazones.
    Parece ser que el carácter de la industria minera es explotar hasta el último pedazo de tierra y hasta el último trabajador disponible, sacrificando la salud, los derechos humanos y el medio ambiente de tantas comunidades. Que pena!
    Me encanta esa imagen, como me enamora la naturaleza, que poco a poco vamos destruyendo.

    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  10. Un reclamo al olvido de los gobiernos. La historia se repite en casi toda América Latina, nadie nos escucha.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  11. Hermoso una linda forma de criticar, muchos ríos se están secando sin que nadie haga nada, un hermoso poemas.

    Un abrazo feliz semana amigo.

    ResponderEliminar
  12. Un bello poema para denunciar, toda esa infamia que se comete sobre la Naturaleza. Por supuesto que los primeros responsables de solucionarlo son los gobernantes, pero los ciudadanos también somos culpables de muchas de las atrocidades que se comenten. Por ejemplo quien quema los montes, deberían de aplicarles duras penas, casi las mismas o más que aquellos que comenten un asesinato. Aquí por ejemplo desde hace años, son muchos los cabrones que les pegan fuego a los bosques, y muchas empresas que han contaminado ríos deberían correr la misma suerte. Esto creo que sucede en todas partes del mundo.

    Abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  13. Buena y necesaria denuncia en forma de poema, amigo Rafael. Es trrible lo que la avaricia humana está haciendo con la Madre Naturaleza.

    A mí me entristece en grado sumo todo esto y creo que, sobre todo, las generaciones venideras lo van a pagar muy caro.

    Buena semana y besos. María

    ResponderEliminar
  14. Que real tu poema amigo,pasa allí,pasa acá,pasa en todas partes,abrazo

    ResponderEliminar
  15. Si trajeras a un habitante del desierto que no conociera nuestra civilización, se extrañaría que de un grifo saliese agua. Pues yo vivo esa sensación a diario, y cada dia me pregunto, ¿como sale agua si no llueve en Valencia no se lo meses?.

    ResponderEliminar
  16. Dolorosa realidad, Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Triste, muy triste realidad, mi querido Rafael enmarcada claramente en ríos como el Bogota.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  18. Triste poema que refleja magistralmente la no menos triste realidad, donde no se respeta la naturaleza y donde Don Dinero es el amo y señor.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Una gran pena ese trato a la naturaleza.

    Excelente tu poema.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Un maravilloso poema para reflejar una triste realidad.
    Un beso, Rafael

    ResponderEliminar
  21. Plenamente de acuerdo contigo Rafael
    Todos somos culpable pero en mayor grado aquelos que sabiendo las consecuencias por poder lo hacen
    Cariños

    ResponderEliminar
  22. Ayer leí la noticia de la salvaje devastación de los ríos colombianos. Se me parte el alma al contemplar cómo el ser humano está ante su destrucción y la de su entorno y nadie hace nada por impedirlo.
    Me uno al dolor de tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Un muy buen homenaje a Lamadrid Tierra!!! Y denuncia a la estupidez y avaricia humanas!!! Y no entendemos, que sin agua, la vida no puede existir.. Pobre planeta, como lo estamos destruyendo!

    Un abrazo, Rafael

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo: a la Madre Tierra, es que el teléfono, desde dónde te había puesto el comentario me cambió la palabra. A veces me hace eso, el bobofón.

      Otro Abrazo

      Eliminar
  24. Una gran pena ese trato a la naturaleza.

    Excelente tu poema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Bom dia, a culpa da mudança da natureza é do homem que é o ser que menos faz falta ao planeta.
    AG

    ResponderEliminar
  26. La Tierra que no es de nadie, lleva millones de años girando. Nosotros no hemos comenzado a hacerlo todavía con nuestra conducta.

    Un buen poema Rafael.

    ResponderEliminar
  27. UNA COMPOSICIÓN MUY REFLEXIVA.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  28. Cruel realidad tan bien expresada.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  29. MERCE CARDONA.Dice, es así, donde el hombre pone la mano todo lo destroza. Con lo hermoso que es nuestro planeta y entre unos caóticos lo hacen agonizar. Besosssssssssss

    ResponderEliminar
  30. RAFAEL, TU SIEMPRE TAN ACERTADO, ME VIENE BIEN QUE RECUERDES LA MISERIA HUMANA.
    uN ABRAZO

    ResponderEliminar
  31. Es una triste realidad Rafael, ya no solo es el agua, poco a poco nos estamos cargando el planeta entero. La capa de ozono, los incendios forestales, centrales nucleares…Estos cambios climáticos tan anormales nos está avisando...La avaricia del hombre es la culpable de que la gran Madre en poco tiempo, nos dé un gran escarmiento.

    Gran entrada y bellas tus letras

    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
  32. CUANTAS INJUSTICIAS POR LA VIDA , AMIGO RAFAEL ,,, CUANTAS COSAS PERDEMOS EN LA NATURALEZA , A VECES, EL HOMRE ES EL CULPABLE , PERO HAY TANTAS COSAS QUE NUNCA ENTENDEREMOS ,,,POCO A POCO NOS QUEDAREMOS SIN NADA,,, UN ABEAZO DESDE ESPAÑA

    ResponderEliminar
  33. Rafael cuantas cosas nos estamos cargando los hombres, la naturaleza es importante, salió de las manos de Dios para que nos ayudara a vivir, pero tambien estamos cargandonos la salud de nuestra alma, eso si que es peligroso, gracia por tu entrada de hoy que me hace pensar.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Tu río se seca y acá todo se inunda, tenemos unos calores impresionantes, hemos llegado a 50 grados de S. Térmica.Y todo porque la naturaleza se cansó de ser maltratada y ahora muestra su poder. Ojalá aprendamos de una vez para que los ríos no se sequen o no se desborden más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Rafael,
    Curioso é que essas mesmas pessoas que destroem a natureza, envenenando rios, queimando as matas, exterminando a flora e animais, amanhã também sentirão toda a carência por essas perdas de riqueza. Serão também envenenados, como seremos nós os inocentes. Quem poderá explicar tanta estupidez?
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  36. La ambición de unos pocos con la indiferencia de otros muchos nos abocan a un cambio que nadie desea y todos lamentamos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  37. Cada día más desastre natural, nos estamos cargando los ríos, el medio ambiente, los árboles y no llueve, cada vez llueve menos y cada día nos fumigan más... Tus versos son agua fresca, Rafael. Gracias.

    ResponderEliminar
  38. Una hermosa trova, para cantar con la guitarra.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog