viernes, noviembre 28, 2014

EN UN FORD SESENTA Y UNO





Don Francisco Villamizar tenía un automóvil Ford modelo sesenta y uno de color amarillo, le decíamos el "Canario", cariñosamente. Recuerdo que por allá en los años setenta durante mi época estudiantil, él me recogía todos los lunes a las cinco y media de la mañana frente a la casa paterna para llevarme hasta Duitama, de camino hacia Tunja, sede de la universidad. Hace pocos días, don "Pachito", emprendió su último viaje, se nos fue para siempre a los noventa y siete años de edad, pero nos dejó la huella de una de vida ejemplar.


DON PACHITO

¡Qué mala suerte para el pueblito!
Se fue Francisco Villamizar,
todos sabemos que don "Pachito"
fue un caballero tal vez sin par.

Sesenta y uno su "Canarito"
era el preciso para viajar,
pues él decía que despacito
a todas partes podía llegar.

Cuando yo era universitario
todos los lunes oía sonar
frente a la casa la pitazón:

era don "Pacho" que solidario
amablemente me iba a esperar,
estacionado junto al portón.

¡Gracias, mil gracias de corazón!
A don Francisco Villamizar.


Rahulig/014
DRA


Imagen: Ford sesenta y uno
De la red


26 comentarios :

  1. Siento mucho que personas como Don Pachito tengan que morir irremediablemente, Este blog de poesía le acoge ahora y pienso que alargará su existencia a través del recuerdo cariñoso de los que compartimos el blog y, por lo tanto, el conocimkento de quién fue., Cuente con una oración de su amigo Fernando y mi pésame sincero.

    ResponderEliminar
  2. Precioso homenaje de despedida para este amigo y conocido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué lindo Rafael ! Don Panchito sí que supo dejar huella y de las buenas.
    Merecido homenaje.
    Besos.
    ¡Feliz sábado.

    ResponderEliminar
  4. Son personas que dejan huella en quien lo conocieron. D.E.P.

    ResponderEliminar
  5. Qué bien Rafael, un homenaje en agradecimiento a tu querido vecino, un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Don Pachito te dio su cariño y ahora tú le ofreces un bello homenaje a ese hombre amado de muchos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. La nostalgia de un ser bueno y de un carro, motivos para el verso d deceso. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  8. Vivir 97 años y dejar una buena huella ya es todo un logro. Las personas así siguen viviendo en nuestro recuerdo.

    ResponderEliminar
  9. Bonito homenaje.
    Un abrazo de un canario de CANARIAS.

    ResponderEliminar
  10. MUY MELANCÓLICO TU HOMENAJE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  11. Precioso recuerdo el que dejas en tus versos para este hombre que supo dejar una larga huella en su paso por la vida.
    Bonita elegía Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Entrañables versos para homenaje de la memoria de este buen caballero, que te presto ayuda en momentos necesarios y fundamentales para tu formación y via. D.E.P.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  13. Es el mejor legado que puede dejar una persona cuando llega el momento de su definitivo adiós: su amor al prójimo y sus cualidades humanas. Vaya mi sentimiento de admiración también hasta donde su alma esté. Ya querría yo dejar un recuerdo tan grato en todo aquel a quien traté. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  14. Un emocionado recuerdo a quien tu has echo un bello homenaje.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Sin duda merecía este hermoso soneto, que leerá sonríendo allá, donde esté.

    Dos besos, trovador

    ResponderEliminar
  16. Es así Rafael, hay personas que quedan en nuestra memoria por su buen hacer y generosidad. Me uno a tu homenaje y que en paz descanse don Francisco.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  17. Conmovedor recuerdo.

    Un precioso homenaje.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hermoso homenaje, lograste emocionarme.
    Un abrazo solidario

    ResponderEliminar
  19. ¡¡¡ UNA MEMORIA DESDE MUY LEJOS , COMO ESTÁ ESPAÑA... PARA D. PACHITO !!! UN HOMENAJE MUY LINDO RAFAEL... D,E,P, BUENAS MADRUGADAS TE DESEO ...

    ResponderEliminar
  20. Que grato leerte, Rafael.. con este poema que suena a canción, de esas alegres porque todos sabemos que llegada una edad el camino se acerca al final y vivir asi pleno feliz es motivo de festejo ... y espero que se me entienda

    un abrazo

    ResponderEliminar
  21. grato recuerdo para el amigo que se fue. Seguro que fue una gran persona al menos tú lo recuerdas como tal. D.E.P.

    ResponderEliminar
  22. Un poema entrañable que me ha gustado leer. Yo venía a desearles felices fiestas y próspero año nuevo. La verdad es que Facebook ocupa parte de mi tiempo libre jaja...y tengo un poquito abandonado mis blog y los de mis amistades blogueras...pero bueno, siempre vuelvo. Espero que sigan muy bien de salud usted y su familia. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  23. ❀⊱•.
    Passei para uma visita.

    Bom tempo do Advento!
    Bom início de semana com tudo de bom!!!
    •.✿⊱
    Beijinhos do Brasil.♪♬° ·.
    ❀✿❀⊱•.

    ResponderEliminar
  24. Hola Rafael , la verdad es que vivio muchos años , como yo digo los abuelitos de hoy día no viven tanto como los de antes , el papa de mi mama vivío 103 años , toda una vida de historias y cosas buenas , que contar .

    Me alegro mucho de volver a pasar por aquí , te deseo una feliz tarde besos de Flor.

    ResponderEliminar
  25. Se me había pasado esta entrada, no la ví antes y me extrañaba que no publicaras. Es precioso el poema homenaje que le das a Don Panchito, seguro que él te lo agradece muco allá donde esté.Saludos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.