domingo, septiembre 02, 2012

DE DOMINGO A DOMINGO





El Domingo, en casi todos los pueblitos Boyacenses, es el día del mercado municipal. Los habitantes del campo aprovechan para bajar al centro luciendo sus mejores galas: asisten a misa, compran lo necesario para pasar la semana y departen con los amigos al calor de unas cuantos guarapitos, mientras llega el momento de volver al rancho, ya entrada la nochecita. 


"DOMINGUIANDO" 

Por el caminito que baja'e la loma
contento pa'l pueblo voy a "dominguiar",
 me brindan las flores su fragante aroma
y un gorrión alegre se pone a cantar.

Balan las ovejas y la vaca muge,
suenan las campanas llamando a la misa;
ojalá y me alcance la plata que "truje"
pa'mercar "alguito" y estrenar camisa.

En "tantico" llego, ya se ven casitas,
se asoma la iglesia po'entre los teja'os;
ya se miran flores en las ventanitas
y portones grandes de verde pinta'os.

Me "topo" en atrio con el señor cura,
con las hermanitas de la caridá,
con el policía de la cara dura
y con la comadre María Soledá.

Dios me la bendiga señora María
me alegro de verla tan alenta'ita;
¿Cómo está don Pedro? Que tenga buen día,
más tarde nos vemos donde Margarita.

Vendo los huevitos y compro la sal,
la harina, la pasta, el pan, el cacao;
con la panelita se llena el costal
y queda completo el tris de merca'o.

Se hicieron las compras, se gastó el sencillo,
ya'ta listo el burro con merca'o y todo;
quedan tres pesitos en cada bolsillo,
apenitas justo pa'empinar el codo.

Me subo pa'l rancho por la nochecita,
ya l'echo de menos, a la Rosalía,
mi negra querida siempre tan bonita:
sin ella mi vida muy triste sería.


Rahulig/012
DRA


Imagen: La Villa de Monguí
Gobernación de Boyacá




41 comentarios :

  1. Bonito romance en endecasílabos con ese lenguaje tan castizo y del pueblo, en el que defines una manera de vivir y ser muy típicas.
    Un abrazo y mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta el cambio que le has dado a tu blog. Y que decirte de tu poema, es una belleza como las muchas a las que nos tienes acostumbrados, Imágenes que regalan situaciones y costumbres de tu tierra.
    mariarosa

    ResponderEliminar
  3. Que bello aroma me dejas con tus letras...Besos

    ResponderEliminar
  4. Me ha parecido un ambiente muy bucólico, Rafael, una estampa que aquí, en mi geografía, corresponde a otros tiempos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ay, que bonito y alegre. Muchas gracias Rafael.

    ResponderEliminar
  6. Un paso p'al pueblo,muy poético, descriptivo y ameno.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Amigo Rafael; toda una forma de sentir con raices.
    Ya regresé de vacaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. A foto está linda.

    O poema é dos melhores que te conheço.Além disso, o post me troxe à memória recordações....


    Boa semana

    ResponderEliminar
  9. Tradición, costumbrismo del Pueblo sabio y humilde.
    ¡Que bonito dominguiar!
    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  10. Muy descriptiva y simpática.

    ResponderEliminar
  11. Qué hermoso poema para la gente sencilla que se alegra "de domingo a domingo" Abrazo, Rafael!

    ResponderEliminar
  12. Que mejor domingo de compra y mercado con la visita de todos los queridos del pueblo, como siempre un agradable escrito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Me has hecho revivir con este armonioso poema, una vida que por aquí ya se extinguió. Tranquilidad y amistad, son bellas palabras.

    Besos Rafael.

    ResponderEliminar
  14. Qué encanto de poema, qué encanto de estampa rural dominical.

    Qué deliciosos encuentros con la sencillez del pueblo y los poetas que los cantan!

    UIn abrazo, Rafael

    ResponderEliminar
  15. Hola Rafael, bonita estampa pintas en tus versos esos domingos de encuentros y amistad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Con este simpático y entrañable poema nos trasladas, al menos a mi, a épocas pasadas con un sabor y encanto especiales.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Rafael, me has llevado a mi pasado, cuando mi ciudad era pequeña, no tenía tanta extensión ni tantos edificios y urbanizaciones, solo abarcaba el casco antiguo y poco más.
    Como dices en tu poesía la torre de la Iglesia se veía desde todas partes y eramos poco sus habitantes, nos conocíamos casi todos, pero el progreso lo ha cambidado todo, ahora somos muchos los habitantes y casi no nos conocemos, los foráneos de aquí sí que nos conocemos, pero a lo que han venido de fuera no los conocemos y son muchos, el ambiemte ha cambiado, ya no es tan rural y familiar como antes.
    Gracías por las bonitas palabras que me has dejado en mi blog, efectivamente solo Dios pudo hacer una ciudad tan bella como mi Marbella.
    Un abrazo.


    ResponderEliminar
  18. Delicioso, Rafael. Es un gozo venir aquí y leerte, amigo. Me ha encantado. Felicidades.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  19. Una maravillosa forma de hacer poesía, con aromas de pueblo.
    Un placer leerte Rafael!

    ____________.♥.
    ____________.♥♫♥.____________.♥. *
    ____________.♥♫♥♫.______-.♥♫♥. *
    ____________.♥♫♥♫♥._-.♥♫♥♫. *
    _____________.♥♫♥♫♥♫♥♫♥♫♥. *
    ______-.♥♫♥♫♥♫♥♫♥♫♥♫♥. *
    _.♥♫♥♫♥♫♥♥♫♥♫♥♫♥♥♫♥♫♥. * . *
    ______-.♥♫♥♫♥♫♥♫♥♫♥♫♥. * . * . * ..
    ___________.♥♫♥♫♥♫♥♫♥♫♥. * . * . * ..
    ____________.♥♫♥♫♥._-.♫♥♫♥. * . *. * . * ..
    ____________.♫♥♫♥.______-.♥♫♥. * .* ..
    ____________.♥♫♥.____________.♥. * . *.
    _____________.♥

    ¡Abrazos miles, buen comienzo de semana!

    ResponderEliminar

  20. Encantador de veras. Me has hecho retroceder en el tiempo y volver a escuchar ese modo tan lindo de hablar de las gentes sencillas de esos pueblecitos idílicos y maravillosos. Qué ternura...

    Un abrazo m'hijo.

    ResponderEliminar
  21. Rafael:
    bellisìmo poema, es como mirar y leer una obra de arte¡
    abrazos

    ResponderEliminar
  22. Rafael,sus versos tienen ese encanto natural y silvestre de la poesía de costumbre. Estos del campesino que baja al pueblo y retorna a su lugar, después de un itinerario donde se observa su fe religiosa, la venta de sus productos, y la compra de los nacesario para su yantar, me hace acordar de Eduardo Caballero calderón, y su Tipacoque, como de Siervo sin tierra, donde se alzan el alma campesina boyacense. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  23. Muy lindos tus versos domingueros! ¡Que bien que los sabes hacer y expresar lo que sientes! Saludos amigo Rafael!!


















    ResponderEliminar
  24. Hola Rafael...me encantan tus poemas con lenguaje coloquial, este es una verdadera joya, me encantó...Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Bonito pueblo Rafael, al que le dedicas un hermoso poema lleno de encanto.
    que tengas una buena semana.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Todo lo que lleva el regusto a las propias raíces, a las viejas, aunque permanentes costumbres, sabe a verdad, tiene frescura. A mí me da un poco de melancolía, porque de ese tipo de vida poco va quedando por aquí, por desgracia. Y digo por desgracia porque soy de las que dicen que ...en algunos aspectos, todo tiempo pasado, fue mejor.Un saludo y salud para usted y los suyos.

    ResponderEliminar
  27. Hola Rafael, gracías por corresponder a mi visita, siempre me alegro cuando te veo en mi blog.
    Sí que es terrible la tragedia que se ha sufrido en estas tierras y mucho el esfuerzo de los que han luchado contra ella.
    Efectivamente el fuego se está inspeccionando que ha sido provocado por una quema de rastrojo ilegal.
    Un abrazo, hasta pronto querido amigo.




    ResponderEliminar
  28. Me traes recuerdos de mis domingos de pequeña y la vida en los pueblos, que lejanos están...
    Bsss

    ResponderEliminar
  29. Precioso Rafael, tu poema me trae aroma a leña y brisa fresca. Paso a saludarte tras mi ausencia por vacaciones, espero que estés bien. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  30. Me encantan los pueblos donde la gente aún pasea y se entretiene por las tardes con la familia y los amigos sin prisas.Es como si el tiempo hiciera una pausa.

    Muchos saludos.

    ResponderEliminar
  31. Passando pra desejar um bom final de semana
    com ótimas ideias para continuar
    a fazer belos poemas, parabéns por tudo
    Abraços com carinho
    Rita!!!!

    ResponderEliminar
  32. Un gusto regresar a visitarte Rafael.
    Una ternura estos pueblos tan nuestros y una pena que esas raices se van terminando,me encanto tu poema,felicidades.Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Que bello romance Rafael, es un gusto leerte.Gracias por tu visita y comentario, es un honor.Que pases un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  34. ¡Qué precioso poema, mi amigo, cuanto dices bellamente del día de la semana en que todo luce en el pueblo por ser día de mercado.... en mi ciudad es los Lunes, está muy concurrido por tanta gente que baja de las aldeas próximas con sus productos naturales, pero con sus furgonetas,.....me acuerdo de niña lo hacían en asnos.

    Muchos abrazos mi amigo, que tengas un fin de semana precioso.

    Leonor.

    ResponderEliminar
  35. Aroma y sabor de pueblo, sencillez de alma, domingos de vida alejados del bullicio y el frenesí de las grandes urbes. Lo describes plenamente estimado Rafael.

    ResponderEliminar
  36. Mi buen amigo que bonito poema,...ahh la vida del campo tan sencilla y tan buena para el alma, compartir con la gente amiga, sentirse acogido y pasar un rato agradable en buena compañia, son cosas que uno disfruta enormemente, un placer siempre visitarte, con cariño te deseo un feliz Domingo...

    ResponderEliminar
  37. Gracias, queridos amigos, por sus generosos comentarios y por su constante presencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Buenas, paisano:

    Muy bien identificados estamos los campesinos Boyacenses con su bonita poesía, Dios quiera que las costumbres no mueran y que conservemos nuestras tradiciones.

    Saludos, sumercé.

    ResponderEliminar
  39. Gracias por tu agradable visita, comprendo que no tengas tiempo de hacerlo más a menudo con tantos seguidores.
    Yo tampoco tengo mucho tiempo, pero sigo leyéndote muy a menudo, es un placer visitarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Se siente tranquilidad.
    Saludos
    David

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas