domingo, diciembre 14, 2008

UNA ILUSIÓN PERDIDA





Hace ya muchos años, tantos que no los recuerdo, en mi colegio estudiaba una niña muy bonita y creo que de tanto mirarla me enamoré de ella, pero nunca tuve la oportunidad de manifestarle mis sentimientos. De pronto y sin ninguna explicación se la llevaron a otra ciudad y, desde ese entonces, nunca más volví a saber de ella, pero su recuerdo se quedó para siempre en mi memoria.


SABUESO

Detrás de tu perfume
se fue yendo mi vida,
como se van los sueños
buscando una ilusión...
Cuando se quiere tanto
no sirve la razón.

Olfateando tu rastro
por senderos extraños,
siguiendo unos recuerdos
cual loco caminando...
Cuando se quiere tanto
se vive divagando.

Escuchando tu risa
se pasaron los años,
ya se extingue mi vida
me abandona la suerte...
Cuando se quiere tanto
se quiere hasta la muerte.

Y seguiré buscando
tu brillante mirada,
buscando aquellos ojos
que marcaron mi vida...
Cuando se quiere tanto
no hay ilusión perdida.

Aún, de tarde en tarde
regreso a mi colegio,
a esperar en la puerta
por verte a la salida...
Cuando se quiere tanto
nunca jamás se olvida.

¡Dónde estarás mi niña!
Mi niña tan querida...


Rahulig/08
DRA


Imagen: Bajada de la red
Pasajeros la revista


12 comentarios :

  1. Que lindos versos dedicados a un recuerdo de infancia que no se olvida, a veces uno encuentra miradas que son dificiles de olvidar...
    que sentido y lindo tu poema!
    besos,

    ResponderEliminar
  2. Rafael

    Esos amores platónicos nos marcan para toda la vida, nos dejan un recuerdo agridulce.
    Lo mejor es dejarlos ir
    que quede su mirada
    su alegre palabra
    y los latidos de nuestro corazón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que hermosos versos... ese amor de la infancia,que no se desgasto, por el paso del tiempo.Guardalo en el corazon... como un gran tesoro. Gracias por tu recuerdo, Te dejo Un Beso. Silvi.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué gran impresión la causada por esa niña, que te dejó versos tan lindos después de tantos años!

    ResponderEliminar
  5. ¡qué maravillosos son esos recuerdos de la infancia, tan limpios, tan inocentes, tan puros! y qué bien los has retratado en tu poema Rafael.

    Es un lujo venir a visitarte.

    ResponderEliminar
  6. hola!bello poema...linda historia..deberias buscarla aunque mas no sea para saber como le fue en la vida..internet ayuda..suerte...cariños.
    silvia cloud

    ResponderEliminar
  7. Me encantó lo que escribistes muy dulce, inocente y tierno, jamás olvidamos los amores dulces y bellos que se tiene desde la niñez.

    ResponderEliminar
  8. A veces de grandes, sucede.Hasta escribí un libro amigo, llamado "Amor...amor que se quedó en el intento".
    Hay que dejarlos ir, porque sólo nos permitieron sentir. Que no es poco.
    Un mimo a tu alma amigo!!

    ResponderEliminar
  9. ¡Que tierno!
    me agradaría saber que deje huella en el corazón de alguien como esa niña en el tuyo.

    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  10. Esos amores de la infancia quedan bordados en el corazón. Imposible no recordarlos. Muy lindo poema, querido amigo.

    ResponderEliminar
  11. Ese amor de la infancia nos queda en lo más íntimo de nuestro corazón porque es el recuerdo más limpio y dulce de un amor que pudo ser y no fue.Gracias por estos versos tan hermosos y por la ternura que dejó en tí aquella primera mirada de una niña inocente. Un abrazo Angela

    ResponderEliminar
  12. MAIKA ILUSION:

    QUE VERSO TAN DELICADO Y SUTIL TE

    FELICITO, RAFAEL TIENES UN MODO

    DE INTERPRETAR LA POESIA, QUE LLEGA

    AL FONDO DEL CORAZÓN, Y DEL ALMA,

    A MI ME HA ENCANTADO, EL MODO CON

    QUE PONES, EL COLOR DE LA DULZURA,

    LO PLASMA, EN BELLEZA, Y HACES ,

    LOS VERSOS BRILLANTES Y BONITOS,

    MI FELICITACION POR UNA ILUSION

    PERDIDA,PORQUE SIEMPRE ESTA HAY EN

    NUESTRO SER, EN NUESTRA MEMORIA,

    BESOS Y FELICIDADES, GRAN AMIGO

    RAFAEL, ENORABUENA.MAIKA ILUSION.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador: intentando ser poeta, guitarrero y trovador.