jueves, noviembre 01, 2018

CON AVEMARÍAS AJENAS...





"Es triste, muy triste en verdad, pertenecer a una sociedad en la cual ser buena persona es una desventaja". Al recordar esta frase, leída en alguna parte, me dio por pensar que sin lugar a dudas me queda como anillo al dedo. De mí, por ejemplo, se aprovechan muy a menudo en todos los aspectos: soy muy blando de corazón y se me hace difícil decir no. Por lo mismo y tanto, con el propósito de utilizar mis poemas y canciones me hacen miles de promesas, me halagan, me suben al cielo... y después, no sin antes haber ganado salves con avemarías ajenas, lo prometido echan por el suelo.

"Al que le caiga el guante, que se lo plante"


VERBORREA

I
Aún espero paisano
con denodada ilusión,
la supuesta invitación
para ir a Jenesano.

A uno se le va la mano
en bondad y comprensión,
y algotros sin dar razón
hacen promesas en vano.

Los que tienen verborrea
engañan frecuentemente
fingiendo que hacen el bien.

Mas yo sigo en la pelea
y... a diario tengo presente:
servir sin mirar a quien.

II
No hay para que discutir
y, lo digo con respeto,
yo no ofrezco ni prometo
lo que no pueda cumplir.

Cada instante del vivir
es un verdadero reto,
como este mini-soneto
que me dio por escribir.

En camisa de once varas
no me quisiera meter
para evitar discusiones.

Pero jugaré las "maras"
y... tendré, si hay que tener:
agallas y pantalones.

__________________

Derechos Reservados Copyright © 2018
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: Parque de Jenesano
De la Internet.


19 comentarios :

  1. Y de pronto apareció este poema tuyo Rafael, con tu reflexión profunda, no desesperes si tu corazón es bueno, habrá siempre quien te valore por lo que vales, a los otros que los ayude Dios, un abrazo solidario!

    ResponderEliminar
  2. Sempre originali, e molto significative, le tue ispirazioni poetiche
    Un saluto,silvia

    ResponderEliminar
  3. Es bueno que lo descargues en este poema tan bonito y justo, para lo injusto que siempre se nos cruza. Persevera y triunfarás... yo agregaría que ya triunfaste, pues todo lo que dicen y enseñan tus canciones y poemas no tienen desperdicio ya que tus amigos tanto de leer como de disfrutarlas junto a ti, forman un bloque con mismos intereses, amores, deseos y porque no frustraciones compartidas. Fuerza amigo te queremos. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, muchas gracias, estimada RosaMaría. Así da gusto seguir en la brega.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Bonitos versos encadenados y con esa gracia tan peculiar de siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Tal cual te alienta RosaMaría, no te dejes desanimar, amigo, que estamos los que necesitamos tus versos... y recuerda que cada cual tiene su misión en esta vida tan bien definida por vos como un reto: algunos oponerse, darte algún trato injusto o dolor de cabeza, lo cual te motiva a no detener "tu brega".

    Ladran Sancho, solía decir el Quijote, verdad?

    Abrazos, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual, Carlos. "Entre más bravo sea el toro, mejor sale la faena".

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Personalmente prefiero ser como soy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Si el reconocimiento que tu obra dependiera de tus lectores, estimado Rafael, "otro gallo cantaría". Haces bien en "desenmascarar" a aquellos que te desalientan con promesas incumplidas. Más vale estar en el lado de los buena personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Esteban. Para ti y para todos los lectores que siguen mi blog solamente tengo palabras de agradecimiento... han hecho posible que se mantenga viva la esperanza, muy a pesar de lo malintencionados que rondan por estos lares.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Rafael tengo el mismo "problema": nunca he sabido decir no, me resulta muy dificil y claro la gente lo sabe y en demasiadas ocasiones, no es que se aproveche, más bien abusa sin tener ninguna consideración pero es mi sino y lo tengo asumido ya que a estas alturas de mi vida es muy dificil cambiar. Tú te has desahogado muy bien en tus versos.......y sabes lo que pienso? que es mejor ser cómo eres tú o yo a ser egoista y no pensar jamás en ayudar a los demás.Me ha encantado tus poemas.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  9. Un poema donde caben las quejas, leídas las rimas el tamaño no es tan fuerte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Compartir tensiones alivia, sin duda.

    Yo digo NO cuando es lo más conveniete...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me encantan los sonetillos, y estos que has compuestos son encantadores diciendo las verdades. Cuantas veces se dicen cosas que luego no se cumplen, de todas formas soy de la opinión que hay que aprender a decir, no, aunque si que es verdad que cuesta.
    Un placer la lectura Rafael.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Así es. Muchas personas prometen y prometen y luego, donde dije digo, digo Diego. (más o menos como los políticos)
    Acertados sonetos.
    Un cordial abrazo

    ResponderEliminar
  13. Qué gran verdad, y lo prometido es siempre deuda. Hoy la verborrea está de moda, sobre todo en los políticos, pero también en la vida común nos topamos con ella a cada instante. Qué pena que la palabra, caiga tan bajo. Te mando mi abrazo y cariño.

    ResponderEliminar
  14. Siempre hay desengaños por las promesas hechas, pero mejor olvidar si se puede e intentar hacer el bien y seguir viviendo dando felicidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Muy certero tu hermoso poema.
    Lleno de razón.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Cuánta falta nos hace esos hombre de palabra. Y me encantó esa memoración de las "marras" esas bolas de cristal, con las que de niños jugábamos en las calles a tantos juegos, uno de ellos tres hoyitos, ah! también vuelta a Colombia...en fin qué nostalgia. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar

Información del Autor

Mi foto
Un soñador, simplemente. Hacedor de versos, creador de canciones e inventor de historias. Artista autodidacta por sincera vocación y amor al arte, poeta lírico tradicional e ingeniero de profesión. Paz de Río, Boyacá, Colombia. 23 de abril del año 1952.

Los que vuelan conmigo

Seguir por correo electrónico

Buscar contenido en este blog