domingo, marzo 06, 2016

SI LA ENVIDIA FUERA TIÑA...





"En Colombia muere mucha más gente de envidia que de cáncer", dijo en alguna oportunidad Martín Cochise Rodriguez, nuestro campeón mundial de ciclismo. Mucha razón había y sigue habiendo en sus palabras. Existen personas que no ruegan por su propia salud sino que rezan para que el vecino se enferme; no pueden mirar al otro estrenando vestido ni soportan verlo contento. En fin, como dice el refrán: si la envidia fuera tiña... ¡cuántos tiñosos hubiera!


LA ENVIDIA
(Jotabém)

I
Hay una plaga en mi tierra
que mata más que la guerra:

es un mal del corazón
que hace perder la razón,
que produce comezón
y daña sin compasión.

La envidia cuando aparece
por todos lados escuece,

a los sentidos se aferra
y causa gran desazón
al tonto que la padece.

II
Del envidioso es premisa
cuando uno estrena camisa,

decir que se la robó
o que alguien se la prestó,
pero jamás que ahorró
y luego se la compró.

Si mengano siembra flores,
zutano con sus rencores

viene al jardín y las pisa.
Mi rosal ya floreció
y el vecino tiene ardores.


Rrahulig/016
DRDA


Imagen: Caricatura
De la red


33 comentarios :

  1. Siempre te inspiras y expones esas situaciones de la vida, tan bonitas, claras y ciertas, que pasar a leerte es respirar la brisa fresca de tu sentimiento.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  2. De esos hay en todas partes mi querido Rafael, pero el tiempo pone todas las cosas en su lugar y a los envidiosos también.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Ja,ja,ja,ja... Muy bueno el poema. Pero no te preocupes Rafael, porque eso no ocurre solo en tu país. Es una enfermedad sin cura que no es aconsejable para nadie, porque dicen por ahí, que daña el estado anímico del que la padece.
    No siempre es contagiosa, aunque lo mejor es ponerse a salvo de ella con un círculo de fuego, procurando no acercarse mucho, ya que no es precisamente muy buena. Un abrazo Juan

    ResponderEliminar
  4. Es un dicho muy extendido y tú le has sabido dar un giro poético.

    Mil besitos, Rafael.

    ResponderEliminar
  5. El comienzo de tu verso,queda grabado,abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafael, que verdad tan grande la que nos dices a través de tus palabras y poema, existe gente tan dañina que por esa envidia hace todo el daño que puede, es una pena pero procuremos que no nos caiga alguno cerca.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Cuanta verdad en esos versos tan inspirados hay, es un mal que corre por todas partes…Hay muchos envidia. Dura enfermedad para quien la padece…

    Un cálido abrazo Rafael

    ResponderEliminar
  8. Lo peor es ser envidioso, no te lleva a nada y sufres de lo que no llegas a tener.
    Bien lo has descrito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Tienes razón, amigo poeta Rafael, si la envidia fuera tiña ¡Cuántos tiñosos hubiera!

    Un abrazo y buena semana. María

    ResponderEliminar
  10. La envidia es mala compañera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Así es querido amigo me recordaste a mi madre, ella siempre decía eso si la envidia fuera tiña fulano estaría todo tiñoso, que bueno te quedó el poema como siempre muy bonito, creo que la envidia existe en todas partes.

    Un gran abrazo feliz semana.

    ResponderEliminar
  12. calas muy hondo en las entrañas de tu tierra con tu poema amigo Rafael!!

    ResponderEliminar
  13. MUY DIVERTIDO, PERO MUY REAL!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  14. Creo que esto de la envidia se da en todas partes. Su supieras en Guatemala. ¡JA!

    MUY BONITO ESTE CANTO.

    SALUDOS.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado por lo real y bien escrito. fluyen tus versos con una certeza absoluta. Besetes.

    ResponderEliminar
  16. Rafael, te tengo una noticia, la envidia es universal! No es consuelo pero sí solidaridad, un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Cuánta verdad en tus versos, con rima jotabé.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Verdad incuestionable Rafael. Dicha con tu hábil poesía, atenúa la brutalidad de la envidia.

    Abrazo austral.

    ResponderEliminar
  19. Este "maldito" mal impera por todos los sitios y la verdad es que el envidioso lo tiene que pasar mal..... lo malo es que la envidia va unida a la maldad y le gusta hacer daño a la víctima de su envidia.......que Dios nos aleje de los envidiosos y que no consienta que caigamos en ese terrible defecto.Tu poema me ha gustado mucho.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  20. Felicitaciones por este Jotabém. Lástima que la envidia viene escondida, si fuese tiña, no sabrían como taparla, porque aparece por todo el cuerpo y pica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Con tus versos la envidia es menos dañina, al menos se saca algo bueno de ella :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. La envidia es muy mala.

    Tus versos reflejan una realidad. Excelentes letras.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  23. Nosotros también somos dados a culpabilizarnos y estamos en un error. Como siempre había oído lo mismo, yo también creía que sólo era cosa de mi país, pero no. En un viaje a Londres, una profesora me habló de la envidia en las aulas. Y leyendo una biografía del cardenal Richelieu aparecían unas declaraciones suyas, diciendo: "...El mal de Francia es la envidia...".

    Así que ya sabes, en caso de que seamos envidiosos, no lo seremos más que los demás pueblos en este pecado capital.

    ResponderEliminar
  24. Cuánta razón hay en tus palabras Rafael, la envidia es una enfermedad que llena todos los rincones del planeta donde no reina el amor. No importa lo que se envidie, la persona que tiene esta enfermedad, lo hace por todo sin importarle el dolor que cause ni sus consecuencias...

    En España también es un mal nacional... un virus para el que no hay vacuna ni profilaxis.
    Un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  25. La envidia es como una plaga mundial. Que defecto más feo. Muy bueno el final del poema jajaja "y el vecino tiene ardores".

    Abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  26. Anhelar lo que es de otro, dando cobijo a la codicia, uno de los peores sentimientos es el de la envidia.
    Siempre llega acompañado del egoísmo y la avaricia.
    Bellos tus versos amigo

    Un beso y mi cariño

    ResponderEliminar
  27. Es el pecado mas universal.

    Buenas noches, con abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Maestría para apelar al Jotabem, 2-4, 2-3, con tópico muy particular del comportamiento humano colombianoÑ la envidia. Mejor no podías haberla abordado. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  29. Qué bien escrito Rafael, la envidia es lo peor que puede poseer el ser humano. Un fuerte abrazo y buen fin de semana. @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
  30. Rafael,
    Muito já se escreveu e muito ainda será escrito sobre esse sentimento, a inveja, “la envidia”, que é o tema de seu poema, que, diga-se, trata a inveja (envidia) que a crueza que deve ser tratada, por ser um sentimento insuportável, e por ser o invejoso (envidioso).
    Parabéns, amigo.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  31. es una de las mas malas enfermedades ,amigo fafael , la envidia ... yo gracias a dios no las padezco , ni la del orgullo , ni la de la ambición, ni la de la envidia ... es digno de pena quien las padezca...un placer visitarte , esperando volver hacerlo pronto ... un abrazo , conchita.

    ResponderEliminar
  32. La envidia envenena al alma y un alma envenenada sólo se pudre, no tiene remedio. ¡Qué lástima que en esa hermosa tierra, sea la envidia quien se adueña de los nobles corazones y de las almas perdidas!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Y lo malo que algunos tienen la mirada asesina
    que con solo mirar tus flores se marchitan...:))

    Y tienes razón ...mi jardín es envidiado también...
    y me encantan las rosas!

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog