domingo, septiembre 13, 2015

UN PUEBLO PARA SOÑAR





Hay lugares tan hermosos, sencillos y apacibles, que de tanta belleza parecen irreales: Monguí, uno de los pueblos más lindos de Boyacá, tiene una gran plaza central y, en ella, un florido jardín que es un verdadero regalo para lo vista... cada vez que lo visito me quedo extasiado ante el hermoso panorama que se despliega al caminar por sus antiguas callecitas empedradas, contemplar las coloridas fachadas y admirar la imponencia de sus monumentos coloniales... todo es un verdadero regalo para la vista.


ÉXTASIS

Para mis pasos cansados
y mis ojos abrumados,
nada como la belleza
de los paisajes soñados
que, nos ofrece pintados,
la madre naturaleza.

Un jardín primaveral
en el parque principal
de un pueblecito pequeño,
con tradición ancestral
y semblante colonial,
es un verdadero sueño.

Por eso quedo extasiado
con todo lo contemplado
cada vez que vengo aquí,
a este lugar encantado,
  por el cielo bautizado...
con el nombre de Monguí.

Lo engalanan la nobleza,
la querencia y el empeño
de los que viven allí.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Monguí, Boyacá
De la red


31 comentarios :

  1. Hola Rafael
    Mi reino por conocer Monguí . Claro que como no tengo reino
    quedará en mis sueños.
    Un abrazo.
    Feliz inicio de semana!

    ResponderEliminar
  2. Precioso lugar y poesía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Se ve en la imagen lo colorido de su jardín y las casas blancas que le dan marco.

    Tu poema es un homenaje a su belleza.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  4. Un lugar precioso y que seguramente inspira para la poesía y otras artes.
    Un gusto visitarle como siempre. Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. Que bonito lugar y precioso homenaje le haces con esos bellos versos. Abrazosss.

    ResponderEliminar
  6. En tus letras denotas el amor a tu patria y brindas el placer de conocerla
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hace unos tres o cuatro años atrás, estuve viajando en una especie de periplo por Boyacá, y paramos en Monguí, si no me equivoco allí confeccionan balones de fútbol, y en una de sus esquinas hay un café muy característico. NO recuerdo, pero nos encontramos con un poeta repentista, muy simpático y amable.MOnguí, hermoso pueblo boyacense. que bien lo pintas en tus versos. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Carlos, a ese Monguí me refiero... al de los balones y los acogedores cafecitos. Además, de la gran amabilidad de sus gentes.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Precioso homenaje a ese lugar-cito de tu patria.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Precioso lugar, Monguí, que realzas con tus versos. Besicos.

    ResponderEliminar
  10. Hermosa imagen que denota serenidad y tradición.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Preciosa poesía. Me encantaría conocer este bonito lugar.
    saludos

    ResponderEliminar
  12. Caro Rafael, o seu poema fez-me lembrar de uma pequena cidade da serra do Rio Grande do Sul, que se chama Canela, com população de descendentes portugueses, italiano e alemães. Para mim é o lugar em que encontro uma paz repousante, talvez semelhante a sua Monguí.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  13. Hermoso y alegre colorido el del pueblito!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Sin duda, debe de ser un precioso lugar. Y muy lindo tu homenaje.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Regalas un remanso de paz para quienes te leemos y conocemos Monguí a través de tu poema y tu prosa

    un abrazo muy cálido y como no, que tengas una excelente semana

    ResponderEliminar
  16. Gracias por compartir tus calidos lugares !!!
    Cariños y suave semana

    ResponderEliminar
  17. Todo en la Tierra es hermoso para hacer de nuestra estadía en ella un lugar para saltar al Paraíso
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Para dedicarle tan bonito poema tiene que ser un lugar hermoso.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  19. Mi hermano Rafael, que lugarejo belíssimo, dá uma vontade de ficar ali, sentado na praça em extase, apreciando o doce aroma da flores, suas cores, a natureza abençoada de um povo, descrito por ti como:
    "uno de los pueblos más lindos de Boyacá"
    E seu poema encantador, faz aflorar tomo o sentimento bom que tens por este lugar.
    "Para mis pasos cansados
    y mis ojos abrumados,
    nada como la belleza

    de los paisajes soñados
    que, nos ofrece pintados,
    la madre naturaleza."
    ps. Carinho respeito e abraço.

    ResponderEliminar
  20. Monguí es bello por la mano del hombre que lo cuida y la naturaleza que le da lo bueno suyo.
    Un placer pasear por tu espacio.

    ResponderEliminar
  21. Rafael, hemosísimo lugar, la naturaleza y el cuidado lo logran, hermoso homenaje a los lugares de tu tierra, un abrazo!

    ResponderEliminar
  22. Se ve un lugar hermoso, que justifica tus bellos versos, Rafael.

    ResponderEliminar
  23. Bonito homenaje; y hermoso lugar. La poesía lo dice todo.

    Abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
  24. La foto y el poema se complementan de lo lindo

    ResponderEliminar
  25. Cierto,hay rincones que nos alegran el corazón por su belleza.Y este de Monguí sin duda lo es, tu homenaje en forma de poema así lo atestigua.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. SI MI AMIGO. EN TU REGIÓN HAY LUGARES HERMOSO.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  27. Bellísimo homenaje poético el que le haces a Monguí, querido amigo poeta. Me encantó. Felicidades y besos.

    María

    ResponderEliminar
  28. Bellísimo Monguí...

    Delicioso tu poemahomenaje. Besos por tres

    ResponderEliminar
  29. Qué bonita foto! No me extraña que te haya inspirado tan bonito poema. Abrazo.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.