domingo, agosto 16, 2015

LA CAMISA COLORADA





Don Sebastían era un viejo muy popular en su pueblo natal: en los eventos públicos se le veía muy orgulloso apoyado en su retorcido bordón y luciendo orgulloso su acostumbrada camisa roja de todas las veces. Sus familiares le aconsejaban se la cambiara, pero él no les hacía caso argumentando que todos lo conocían y aceptaban su forma de vestir. En alguna ocasión, al viajar a un pueblo cercano, se llevó puesta la camisa colorada... no quiso usar ninguna otra con la disculpa de que al ser un forastero a nadie le importaría su indumentaria.


A DON "SEBAS"

Don Sebastián el día de elecciones
empezaba temprano la jornada,
usando tal cual otras ocasiones
su raída camisa colorada.

De tanto uso parecía rosada
y le faltaban dos o tres botones.
No obstante, lucía como si nada
en el evento de las votaciones.

Era Don "Sebas" hombre bonachón
y, se nos fue una tarde lentamente,
deseando que a su última morada

lo llevaran en rústico cajón,
  con música de tangos, aguardiente…
y su camisa roja bien planchada.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: Toreo en fiestas
Antonio María Benitez



23 comentarios :

  1. Muy bello, mi amigo Rafaél, bello y bien labrado. Gracias por compartirlo.
    Fuerte abrazo, amigo, con un buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Bonitos versos de reconocimiento a la singularidad de una persons que hizo de su indumentaria la forma de conseguir cierto reconocimiento social al que todos, de una forma u otra, aspiramos.
    Un abrazo Humberto.

    ResponderEliminar
  3. Como siempre es un placer visitarte y leerte, con palabras y frases que transmiten un enorme caudal de sensaciones y en este caso de vidas y personajes. Gracias por compartir. Una abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  4. Precioso soneto como homenaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Era su gusto y había que cumplirlo. Como siempre Rafael, es un placer leerte.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. Que bellas letras de homenaje a quien fue un simbolo de una historia.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Tu don Sebas me ha emocionado.
    Un gran placer visitarte y leer tus versos.
    Un abrazo enorme.
    ¡Feliz semana!

    ResponderEliminar
  8. Un curioso personaje y a nadie hacía daño con ponerse su camisa roja.Me ha gustado ese poema que le has dedicado y que estoy segura que él hubiera disfrutado mucho leyéndolo.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  9. Siempre encuentras bonitas palabras para los que nos dejan, a Don Sebastían se le hizo un entierro como él quería con su camisa roja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Un homenaje muy bello.

    Hermosas tus letras.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por compartir,abrazo amigo

    ResponderEliminar
  12. Un hombre fiel a su camisa, muy tierno homenaje Rafael, un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Coincido plenamente con Don Sebastian, ya ha dado bastante de si y merece gozar aunque sea un poquitin
    Cariños

    ResponderEliminar
  14. Todo un personaje de pueblo este don Sebas, pintoresco y familiar a todo el mundo de su entorno.

    Una linda descripción hecha con cariño.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
  15. Hola Rafael, estuve un poco alejado de las letras y las visitas a los amigos por un problemita en la visión, hoy un poco mejor decidí visitarlos. Encontré tu comentario en mi somorgujo me llenó de alegria. Veo que tus letras siguen impecables como siempre , con la sensibilidad que me tienen acostumbrado.
    Te dejo un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  16. Un lindo homenaje! Saludos desde Palma.

    ResponderEliminar
  17. Qué lindo ese color que se fue desvaneciendo con él, pero mantuvo su fidelidad porque qué importa el jarrón sino la flor

    ResponderEliminar
  18. Qué bien representas el carácter recio de don Sebastián. Defendió su camisa hasta el último día, como seguramente haría con otras cosas. Besicos.

    ResponderEliminar
  19. FULLL DEDICATORIA!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  20. Estimado Rafael.

    Que gran post dedicado a un hombre cuya camisa colorada lo distinguía de otros, oliera o no.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  21. Qué buena historia nos has presentado. La poesía muy apropiada, ya que tu sentido de observación sobre las costumbres y personajes es fantástica. Beso.
    Me encantó la pintura que pusiste. Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Cuánta belleza en esto versos, al tenor del soneto, para loar a un personaje de pueblo sencillo pero con una personalidad indiscutible. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  23. Hermosos versos le dedicas a don Señas. Eres un poeta innato, con todo haces poesía!

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.