domingo, marzo 22, 2015

LA BANCA DE LA ESQUINA





Aunque Ángel María le suplicaba cada vez que tenía la oportunidad, Araminta no le daba ni la más mínima esperanza. Lo mantenía siempre a distancia y evadía encontrárselo para evitar que él insistiera en su pedido. Así pasaban los días y nada que el pobre hombre lograba su cometido, ella seguía siendo renuente ante la insistencia de su enamorado. Recuerdo, lo veía cada día sentado en la banca de la esquina, esperando a que pasara otra vez.


PRETENSIÓN

¿Por qué eres tan esquiva morenita,
por qué eres tan arisca y retrechera?
Si solamente quiero esa cosita
que ocultas como si un tesoro fuera.

No me trates así, niña bonita,
no pongas a mi sueño talanquera;
escucha mi pedido, señorita,
no dejes impasible que me muera.

Tú bien sabes lo mucho que pretendo
tener ese tesoro, pero entiendo,
que no será posible mi quimera.

¡Por qué! Si no es pecado desearlo,
¡por qué! Si sólo anhelo contemplarlo:
tu retrato guardado en mi cartera.


Rahulig/015
DRA


Imagen: Esquina de Tibasosa
José Orlando López



31 comentarios :

  1. Pobre Angel María que no logró sus prtensiones.....Me ha gustado muchísimo el poema pretensión.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  2. Preciosa pretensión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Delicioso soneto, mi querido amigo poeta Rafael. Me ha encantado leerlo y disfrutarlo. Buena tarde de domingo y un abrazo. María

    ResponderEliminar
  4. Hermoso poema, ojalá le haga caso.
    Un abrazo, buen domingo

    ResponderEliminar
  5. A veces aquello que deseamos esta muy lejos de nuestro alcance, pero todo y eso no podemos evitar el desear ver por un instante a quien nos da alegría y felicidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Dicen que de ilusión también se vive, pero de vez en cuando no viene mal lograr las ilusiones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Precioso soneto Rafel, pero que arte tienes!....
    Vengo tarde pero aquí estoy deleitándome con tu soneto.
    Que tengas una excelente entrada de semana.
    Abrazo.
    Carmen. Silz

    ResponderEliminar
  8. Un cortejeo que permanece terminará ganando...... ¡linda tu poesía Rafael!!

    ResponderEliminar
  9. Deliciosa pretensión :)...
    Saludos desde el mare nostrum.

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho este poema.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Me ha gustado, retrata muy bien ese "una de cal y otra de arena" en el amor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Por aquí ya se lleva poco eso de cortejar, por eso tu entrada me ha parecido sencilla, limpia, y cálida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La forma que relatas es preciosa, que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  14. Pienso que vives en una ciudad pequeña y hermosa, las fotos que pones sinceramente me parecen de una tranquilidad casi de cuento.
    Los versos son como las canciones que en las fiestas mi abuelo le cantaba a mi abuela, tenían amor, y mucha travesura :)
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  15. Y con sencillez solo pretendia su foto junto a si
    Hermoso Rafael
    Cariños

    ResponderEliminar
  16. ternura de texto Raúl
    buena semana
    abrazo

    ResponderEliminar
  17. Simpático y travieso; un encanto.

    Besosmil

    ResponderEliminar
  18. Era inocente el pedido, era arisca la niña. Muy buen soneto Rafael.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  19. Así es, el que persevera triunfa....

    ResponderEliminar
  20. ¡Un diablillo poeta con mucho ingenio! Me ha encantado.
    Por aquí se suele decir que el que la sigue la consigue.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado ese soneto impregnado de sencillez y picardia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Precioso poema Rafael; seguro que si insiste, es tenaz y constante lo consigue. Todo es cuestión de voluntad y fe. Gracias por tu visita tocayo; yo también te sigo.

    Abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  23. SOY UN MAL INTENCIONADO... JEJEJEJEJEJEJE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  24. Precioso, Rafael! Siempre me encanta leerte. Un placer...

    ResponderEliminar
  25. Me sorprenden esos nombres colombianos tan especiales como Araminta.
    Linda secuencia de amor, en verso puro.

    ResponderEliminar
  26. Estimado Rafael:
    Te dejo estos sentires:
    Busquemos algo positivo en cada día.
    Incluso si algunos días tenemos que buscar más arduamente que otros.
    Buena Semana !!!!!
    Cariños

    ResponderEliminar
  27. Se merece el amor de Amarinta, saludos.

    ResponderEliminar
  28. Rafael, qué buen humor, para referirte aun tema pudendo, de manera tan sutil:"Si solamente quiero esa cosita
    que ocultas como si un tesoro fuera."; en este hombre señero que al fin veía su conquista como una quimera. UN abrazo y mi afecto. Carlos

    ResponderEliminar
  29. Hola Rafael! Me ha gustado el ingenio y la dulzura de tu escrito. Feliz semana. Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. ¡Araminta! Un nombre precioso y un texto que me recuerda el castellano del siglo de Oro.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.