domingo, marzo 29, 2015

AQUELLA YEGUA ALAZANA





Tal vez tendría yo doce o trece años cuando murió la Mariposa, una yegua alazana que mi abuelito tenía. En ella me montaba a puro pelo, sin riendas ni freno para bajar hasta el pueblo y hacer algún mandado... cierto día, yendo al galope, una liebre cruzó de improviso de un lado al otro del camino y, como la yegua era pajarera, frenó de sopetón echándome por tierra: cuatro fracturas en el brazo izquierdo fueron las consecuencias del tremendo costalazo.


LA MARIPOSA

A mi alazana cerrera
Mariposa le decían,
todos los que lo veían
adornando la pradera.

De cara blanca ella era,
sus bellas crines le hacían
un capul cuando caían
como luenga cabellera.

Recuerdo que la montaba
a pelo, sin aparejo,
hasta que un día me tumbó

mientras rauda galopaba
y, al ver pasar un conejo:
la Mariposa paró.

Ah... mi yegüita alazana,
recuerditos me dejó.


Rahulig/015
DRA


Imagen: Yegua alazana
De la red.



30 comentarios :

  1. Que lindos recuerdos. Yo tuve un potrillo y se llamaba "Churrinche"

    Me gustó tu poesía, tiene el sentimiento del buen poeta que no olvida su niñez.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Bonito soneto hacia esa potrilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Bien dicen, Rafael, que "los golpes enseñan". Y vaya de qué manera, ¿no?

    ResponderEliminar
  4. Quiero mucho a los caballos Rafael!! ¡¡linda dedicatoria!!

    ResponderEliminar
  5. que bonito y tiernos versos. Me encanta el caballo uno de mis animales favoritos. Feliz semana. Besitosss.

    ResponderEliminar
  6. Que lindo poema en honor a tu potrilla y linda, mariposa, me cautivan estos animalitos, Rafael, no soporto que puedan extinguirse algún día.
    Es un placer visitarte siempre, cautivan tus letras, eres todo sensibilidad.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que guapa sería Mariposa y qué bellos recuerdos. Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Bellas letras dedicadas a el recuerdo de esa yegua de tu niñez, que aunque te dejo huellas ,también dejo su cariño en el corazón.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Bonito poema a esa yegua de tu infancia que te dejó esos recuerdos tan "dolorosos" pues me imagino que romperse el brazo por 4 sitios no debe de ser nada agradable.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  10. Bonitos recuerdos, me imagino que lo debías disfrutar cuando la montabas a pelo e ibas hacer los recadillos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Un lindo y tierno poema.

    Un abrazo fuerte. .

    ResponderEliminar
  12. Que bonita dedicatoria a tu yegua y los buenos momentos de tu niñez con ella. Un gusto leerte .
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Precioso, ya con música un corridito saldrá.

    Casi que lo escuché.

    Saludos.

    P.D. Estaré de vacaciones una semanita. Que te lo pases bien.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué linda alazana Rafael ! ¡qué recuerdos más tiernos ! ¡me encantó !
    Un abrazo gigante.
    Feliz Semana Santa !

    ResponderEliminar
  15. Bonito recuerdo y dedicatoria, aunque el brazo te lo dejó destrozado.

    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  16. Rafael amigo como siempre divino un abrazo

    ResponderEliminar
  17. La literatura siempre reinventando a los que nos dejaron. Bonito poema

    ResponderEliminar
  18. Cuánta ternura en esta poesía... hasta para recordar el super porrazo que te hizo llevar. Abrazo suave por si todavía perdura el recuerdo...

    ResponderEliminar
  19. Un recuerdo entrañable y contado de manera muy linda.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Pues vaya guantazo te distes... Jeje... Son heridas de la vida.... Un abrazo desde Murcia....

    ResponderEliminar
  21. ♩♫ه° ·.
    Sempre fica uma saudade dolorida quando morre um animal de estimação!...

    Boa quinta-feira!
    Muita paz e muita reflexão nesse restinho de semana!
    Beijinhos.
    ❤ه° ·.

    ResponderEliminar
  22. un tributo que me hace recordar mi infancia.
    abrazos

    ResponderEliminar
  23. Y tendrás que recordarla con cariño, gracias a ella, te ha inspirado este bello poema.
    ¡Menos mal que todo se quedó en fracturas! Hoy, al paso de los años y totalmente recuperado, seguro que nos lo cuentas como una anécdota y sonríes recordándolo.
    Te deseo una semana llena de bendiciones.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  24. Muy hermoso y tierno, apreciado Rafael.
    Siempre admiro tu musa y la facilidad con la cual escribes poemas a toda situación. Los caballos son bellos.
    ¡Felices Pascuas!

    ResponderEliminar
  25. Hola Rafael , que bellos recuerdos de tu niñez .
    Y esa bonita yegua , la de tu abuelo.

    Me a gustado mucho el poema , que le dedicas a la yegua de tu abuelo.
    Te deseo un feliz fin de semana , besos de flor.

    ResponderEliminar
  26. Hermosas palabras Rafael. Ha sido un gusto encontrarme con tu blog y de esta forma poder compartir el amor a la Poesía. Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Hola Rafael, tu yegua Mariposa te hizo una trastada, menos mal que todo tiene arreglo.
    Yo tuve un caballo se llamaba Xabacán y también a pelo lo montaba, nunca me pasó nada, pero a poco me tira la primera vez que lo monté. Tenemos ambos buenos recuerdos, me ha gustado tu poema.
    Te deseo una Feliz Pascua de Resurrección.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  28. ⋰˚هჱܓ
    FELIZ PÁSCOA!!!
    ┏╮/╱
    ╰ჱ ╮
    ╱/╰┛

    ResponderEliminar
  29. Tu tierra bravía y emancipadora, se refleja en esa yegua Mariposa, que es tu propia entraña. UN abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog