lunes, diciembre 09, 2013

LA NIEVE DE LOS AÑOS





Ayer, en uno de los parques de la ciudad me topé con una pareja de ancianos que charlaban muy amenamente sentados en un escaño y, al mirarlos, me puse a pensar que el tiempo no perdona, que pasa inexorablemente dejando en nuestras sienes la nieve de los años. Entonces, con amorosa resignación abrazamos la llegada de la vejez, sin perder las ilusiones ni olvidar aquellos irrealizados sueños... porque mientras haya vida, habrán esperanzas e ilusiones verdaderas.


NEBLINA

De los años la neblina
ya cae sobre mis sienes,
y en su fulgor se adivina
que amiga vejez ya vienes.

Vejez placentera y bella
que vas llegando a mi vida,
tras la juventud aquella
entre añoranzas perdida.

Mas la vejez no me aterra
si sé que tarde o temprano,
desde el cielo hasta la tierra
Dios me tenderá su mano.

Vejez tranquila y serena,
vejez alegre y risueña,
ya sin congoja ni pena
mi vida te espera y sueña.

Y, cuando llegue el ocaso
con sus yertos escondrijos:
descansaré en el regazo
que me ofrecerán los hijos.

El tiempo mi vida puebla
de añoranzas escondidas,
ya cubre la oscura niebla
  mis ilusiones dormidas...


Rahulig/013
DRA


Imagen: En el escaño
De mi móvil



44 comentarios :

  1. Ofrezco mis disculpas a Loli, Francisca, Sneyder y Maripaz. No se que hice, pero la entrada se borró y al reeditarla desaparecieron los comentarios, de todas maneras muchas gracias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Qué precioso y tierno poema, amigo Rafael. Sentimientos encontrados que experimentamos cuando percibimos que se nos acerca la vejez, con su carga de sueños realizados y por realizar.

    Me identifico plenamente con lo que dicen tus versos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rafael ! La vejez es todo un tema.No es fácil atravesarla. Llegan los achaques , duelen los huesos , a veces se aburren de uno, porque tiendes a hablar demasiado. Claro que te quieren , pero tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.A mí me pasa que en ocasiones digo lo que no debiera , después me arrepiento. La cultura occidental no respeta a los viejos , y muchas veces son descartables. No me ha tocado eso hasta ahora pero se ven cosas muy tristes y una tremenda falta de respeto .
    Yo he enseñado a mis nietos desde muy pequeños a ser respetuosos y educados. Cuando uno envejece necesita amor y paciencia. Lo mismo que les hemos dado a los hijos y ahora damos a los nietos. ¡¡APAPACHOS !! :)

    ResponderEliminar
  4. Que preciosidad de poema, me he sentido identificada pues tengo ya una edad en que la vejez también se está acercando y no me preocupa para nada ya que estoy viviendo los mejores momentos de mi vida y todavía estoy llena de esperanza y vitalidad......claro que tengo también algún que otro achaque propio de la edad pero ¡¡¡¡¡¡NO LES HAGO CASO!!!! y he aprendido a vivir con ellos.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Hola Rafael:

    Cuando día tras día peinamos más canas, versos como el que expresas, llegan profundamente al alma.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Precioso, Rafael!
    Nos iremos preparando...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Bonitos versos sobre esa etapa otoñal de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso, versos llenos de ternura y sensibilidad.
    Ojala la vejez llegara a todos placentera y bella. Besos

    ResponderEliminar
  9. La vejez debe traer también su encantos. NO hay que temerle. Como siempre, acertados tus versos para capturar el tema. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  10. Hermoso poema con realismo resignado.

    Me encantó.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Mi querido Rafael envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.
    Un poema precioso!!!
    Cariños...

    ResponderEliminar
  12. No importa hacerse viejo mientras alguien lo cante como lo haces tu. Un abrazo desde mis canas

    ResponderEliminar
  13. Hola Rafael.
    Bella inspiración y una gran verdad, el tiempo pasa para todos y para todo.
    Hermosa tu forma de mirar la vida en su pasar del tiempo.
    Un abrazo y una buena semana.
    Ambar

    ResponderEliminar
  14. holitas,,, te dire como decia mi santa madre: los anos no pasan en valde, hay q vivir el hoy del manana nada sabemos...
    abrazos,,,

    ResponderEliminar
  15. Rafael, creo que todos anhelamos una vejez así, con paz y armonía, pero a las ilusiones perdidas debemos ponerle nuevos sueños para los que nos suceden en la vida, un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. El tiempo no perdona amigo Rafael. Tendremos que estar preparados y vivir el día adía con la máxima ilución. Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Como sabes interpretar los diferentes momentos de la vida y convertirlos en poesía.
    ¡Una belleza Rafael!!

    Gracias por construir desde la ancianidad la esperanza en poema.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  18. Siempre quedará latiendo la esperanza. Esperemos pues el saber envejecer.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Un precioso verso muy emocionante.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Es todo una gozada estar por aquí, tus poemas están llenos de sensibilidad.
    La vejez hay que saberla vivir y aceptarla no es fácil para todos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Para los que ya hemos llegado, es bueno vivir el presente, con hijos y nietos, pero también del pasado, tratando de recrearnos en los buenos momentos... olvidando los malos. Preciosos versos como siempre. Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Te deseo felices fiestas Navideñas y buena entrada al año nuevo 2014.
    Me despido de ti,ha sido un placer verme en tu blog de seguidora al tuyo,esta ha sido mi última publicación que Dios te bendiga siempre.
    Un abrazo .
    Marina

    ResponderEliminar
  23. Hola Rafael, que forma mas bonita a través de tu poema como has descrito el paso de los años y como llegamos a esta vejez que espero sea para todos placentera, y lo mismo que en su día disfrutamos de la juventud ahora podamos disfrutar de esas sienes plateadas que nos pone la vida, precioso el poema:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Que bonitos y entrañables versos llenos de sabiduría y placidez.- Besiocs.

    ResponderEliminar
  25. La vejez es una etapa de la vida a la que muchos no llegan. Aceptarla con naturalidad y optimismo es la clave. A mi no me preocupa la edad, no me la creo y vivo aún con sueños e ilusiones.

    Abrazo, trovador. Hermoso poema

    ResponderEliminar
  26. Inexorable ancianidad, pero cuando es el final de una vida vivida honradamente produce satisfacción en el que la vive y admiración en el que la contempla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Rafael:
    Me emociona leer tu poema¡
    La ancianidad tambièn es un estado del alma, hay jòvenes que se sienten ancianos y viceversa.
    Bellìsimo tu texto.
    Abrazos fraternos

    ResponderEliminar
  28. El paso del tiempo...nada puede con las sensaciones del alma, con los sueños, con lo que cada cual es. Y lo mejor es cuando los que nos rodean lo aprecian...cuando se nos quiere por lo que somos por dentro, según pasa el tiempo y el exterior se va deteriorando.
    Creo que es la época más verdad en la vida, porque nos quieren realmente por nuestro interior. El poema recoge todo esto de forma muy bella. Feliz navidad para usted y los suyos...a pesar de las tristes ausencias...hay que vivir. Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar
  29. Precioso, Rafael, coherente.....como todo lo que escribes.
    Fuerte abrazo y gracias por tu mensaje.
    Leonor

    ResponderEliminar
  30. Esa necesidad de hacer cercano lo lejano, lo pasado y ya no es. Pero consuela y hace bien.
    Saludos Rafael

    ResponderEliminar
  31. Como el tiempo pasa tan rápido por eso hay que aprovechar todo lo que se pueda el presente.
    Me gustó muchísimo tu poema.
    Un saludo desde Madrid

    ResponderEliminar
  32. Muy buenos versos Rafael. Lo importante es llegar a determinada edad con ilusión, alegría, actividad y el corazón contento. Desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea te deseamos Feliz Navidad y Próspero 2.014.

    ResponderEliminar
  33. Muy lindo poema, espero llegar a la vejez con todos mis sueños realizados.

    ResponderEliminar
  34. Amigo Rafael: Es muy grato leer tus poemas cargados de humanidad, ternura y naturalidad.
    Sé que la ausencia del ser que te ha parido, es motivo de tristeza para ti por no poderla tener contigo, pero piensa que no nos abandonan y siguen nuestra ruta en pos de ayuda siempre.
    Un abraciño amigo Rafael
    Rosa María Milleiro

    ResponderEliminar
  35. Querido amigo: Una bella poesía para pintar el ocaso con tiernas y justas palabras. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  36. UN TEXTO QUE DICE MUCHA EXPERIENCIA DE VIDA.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  37. Siempre hay palomitas replegando grano porque saben que no fallecerán mientras tengan comida...
    Siempre hay esperanza. Aun cuando parece que se nos escapa la vida, Rafael...

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  38. Unas palabras muy sabias para definir la vejez y la llegada del ocaso de nuestras vidas,cuando vemos llegar el final de ella con el cariño que hayamos sembrado a nuestro alrededor, ese será el que recojamos entonces.
    Cuando lleguemos a la vejez es cuando más abrimos nuestros corazones, como dices en tu comentario, y entonces vendrán nuestros recuerdos, tanto los tristes como los alegres, los tendremos en nuestros corazones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Es un canto en verso, precioso por cierto, a la vejez.
    ¡Bendito aquél que pueda disfrutarla! Será señal que ha vivido, que ha llegado a su edad madura y que tiene suficiente tiempo para reflexionar y agradecer el regalo de la vida.
    Aprovecho para desearte una muy FELIZ NAVIDAD, rodeado del cariño de los tuyos.
    A mis deseos une un fuerte abrazo con el cariño de
    kasioles

    ResponderEliminar
  40. Mi querido Rafael.

    Muy buena alusión poética a esa época de la tercera edad, trascendental en nuestras vidas .

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  41. El alma siempre será joven aunque los años digan lo contrario. Lo importante es llegar con autonomía y que el amor nunca muera.
    Abrazos Rafael y te deseo Paz, Salud y Amor en estos días festivos…igual para tu familia.

    ResponderEliminar


  42. Hoy quiero darte las gracias por haberme acompañado
    con tu cariño y amistad durante este año 2013
    y de que mejor manera lo podre hacer...?
    Pues deseándote que cada día del año próximo
    sea una dicha de bendiciones para ti y familia.

    Un abrazo rozando los sentimientos
    y un beso rozando los pensamientos.

    Dejo un humilde detalle hecho con amor,
    para despedir el año pensando en ti, gracias!!

    http://dc706.4shared.com/img/cK5D5xZ-/s7/1432f1c04d0/La_belleza_de_una_rosa.jpg?async&rand=0.8910795035508748

    Atte.
    María Del Carmen




    ResponderEliminar
  43. Vengo de la mano de Ester y me gusta tu sentir.
    Hablas de las bellezas de la vida y en ella esta la muerte, la ausencia...y te llega la vida de nuevo, en otro ser, y aprecio con gusto como lo haces valer.

    Acá me quedo, a aprender y disfrutar.

    Besos ♥♥

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.