viernes, noviembre 02, 2012

¿CONVERSACIONES DE PAZ..?





Hace algunos días, los narco-guerrilleros de las Farc fueron a Oslo a posar de mansas palomitas y a darse un baño de popularidad ante la comunidad internacional hablando de paz, pero todo parece ser una gran farsa: Siguen destruyendo pequeñas poblaciones, continúan secuestrando, asesinando y/o desplazando campesinos despojándolos de sus parcelas para cultivar coca y comercializar droga. Sin embargo, en aras de la tan anhelada paz, nos toca hacer de tripas corazón para soportar tanto cinismo e intentar creer su procaz discurso con la esperanza de que, esta vez, escuchen el clamor del pueblo.


¡BASTA!

Pará...
bajá el fusil,
pará...
dejá esas iras,
pará...
dí la verdad,
pará...
no más mentiras.

Pará...
bajá la voz,
pará...
dejá los gritos,
pará...
mirá esos niños,
pará...
que están solitos.

Pará...
dame tu mano,
pará...
dame un abrazo,
pará...
dejá el rencor,
pará...
no le hagas caso.

Pará...
Jesús te llama,
pará...
oí su voz,
pará...
volvé a ser bueno,
pará...
¡Basta por Dios..!


Rahulig/012
DRA


Imagen: Campesinos desplazados
El tiempo.com




27 comentarios :

  1. Magnífica invocación, pues sin la paz el aire es irrespirable y el agua sabe a cieno. Ojalá sea de forma inmediata.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa Poesía basada en una cruda Realidad que, si todo sale bien en Oslo, habrá sido una pasada Pesadilla...¡¡¡Ojalá todo llegue a buen Puerto y por fin se restablezca esa Paz tan añorada y deseada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Deseo que de verdad se acabe toda esa incertidumbre y dolor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. si mi hermano, los que vivimos aquí sabemos el dolor que estas escorias nos han hecho vivir.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡FELICITACIONES!, concuerdo con los versos, con el dolor y la desiluciòn...Pero como bien dices, que no sea el poeta quien no se haga solidario con la posibilidad de la paz, aunque la rabia nos roa por dentro

    abrazos

    ResponderEliminar
  6. Deseo de corazón que la paz se haga realidad y acabe todo el sufrimiento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Pará...
    Jesús te llama,
    pará...
    oí su voz,
    pará...
    volvé a ser bueno
    pará...
    ¡Basta por Dios..!

    Tus letras mi querido Rafael, llegan hasta a los huesos.
    Un placer pasar a leerte, abrazos miles.

    ResponderEliminar
  8. Sólo puedo ofrecerte mi apoyo y solidaridad a tus letras en estos momentos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Estou completamente a teu lado!


    Rafael, tienes un regalo no "são": espero que te agrade e aceites.

    Bons sonhos

    ResponderEliminar
  10. UN clamor de todos tus versos, Rafa. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  11. Y parara! yo se que tendra un final pues nada es eterno en este universo...precioso poema, senti el dolor y la impotencia profundamente, mi corazon contigo y con tu hermoso pais querido amigo poeta!
    besos,

    ResponderEliminar
  12. Amigo Rafael;!ojala! le hagan caso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Gracias por mandarme ánimos a través de mi blog y deseo de corazón que esa lacra que ennegrece tu tierra desaparezca muy pronto.
    Bicos

    ResponderEliminar
  14. Bajo una mascara se esconde el asesino, así es la verdad, un abrazo y precioso poema.

    ResponderEliminar
  15. Querido Rafael.

    Bello y sensible poema por la paz.

    "¡Basta por Dios..!" frase de inmenso impacto.

    Un abrazo para un gran compatriota!!!

    ResponderEliminar
  16. Rafael me parece genial tu poema de denuncia,es una impotencia tremenda contra tanto desatino,espero que algun dia se pueda vivir en paz en todos los paises que estan siendo masacrados.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Rafael me parece genial tu poema de denuncia,es una impotencia tremenda contra tanto desatino,espero que algun dia se pueda vivir en paz en todos los paises que estan siendo masacrados.
    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Para, para, para, para, para.., si todos dijeramos para, en voz alta y clara, si nos oyeran, si fueramos sinceros, si nos hicieramos oír, si lo dijera el mundo entero, sería una realidad lo que pides en tu poesía, que pide una verdad pero en realidad, pero como tal es muy difícil de conseguir.
    Gracías por las palabras que me has dejado en mi blog, dices que podemos tomar el timón de nuestras vidas y que los demás hagan la suya, esa es mi filosofía de la vida.
    Un abrazo, hasta pronto querido amigo

    ResponderEliminar
  19. Lobos disfrazados de corderos. Me uno a tu súplica poética: ¡parad, por Dios!

    Un abrazo. María

    ResponderEliminar
  20. Raúl, gracias por tu visita. ¿Hasta cuándo los colombianos seremos burlados? Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Hoy tu poema sera oración y un grito lanzado al viento, un reclamo que busca paz, y una paz que reclama pan para parar la injusticia y la humillación del pueblo llano, el sufridor de la depresión, un saludo desde Jaén una pequeña ciudad del sur de España muy azotada por el desempleo los desahucios y abandonada al amparo de Dios, los políticos pasan por estas tierras cada cuatro años para pedir nuestro voto, el voto del pueblo llano, un abrazo Rafael y perdona que me haya enrollado

    ResponderEliminar
  22. Querido Rafael !

    El tuyo es un clamor a voces, es un canto a Basta Ya !!!! por Dios dejadnos vivir en paz !!! tanta farsa, tanta hipocresía, parad dios mío, parad ya !!!

    Me uno a tu ruego Rafael !!

    Un beso

    Aurora

    ResponderEliminar

  23. Me encanta el tono y el ritmo de tu poema-súplica.

    Me uno a tus deseos. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Que gran poesia, solo deseo que esa paz llegue. Besos

    ResponderEliminar
  25. Rafael, cuanta mezquindad, no ven lo que es mejor para el pueblo. Solo ven las conveniencias de sus convicciones a través de la violencia y la muerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Magnífico poema. Mucha paz !!
    Besos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.