sábado, noviembre 21, 2009

LA CRUZ DE LA COLINA






Era Don Jesús Molina, el zapatero del pueblo, cada mañana salía a caminar por los alrededores y subía hasta una colina cercana para (según él decía) estirar las piernas y desentumir el cuerpo antes de empezar las labores. Pero, un día no regresó, los amigos salieron a buscarlo y lo encontraron muerto cerca de la cima, recostado en una piedra, a la vera del camino. Aún se escucha en las esquinas la historia de Jesús, el zapatero del pueblo.


JESÚS MOLINA

Por el camino empedrado
que lleva hasta la colina,
subía Jesús Molina
a paso lento, cansado.

Sentose sobre una piedra
a contemplar el paisaje
pensando que ya su viaje,
terminaba, en esta tierra.

Pasó de pronto un viajero,
hola señor, ¿Cómo está?
¡Cuénteme que tal le va!
sin afanes, yo lo espero.

Charlaron largo y tendido
sobre la vida y la muerte,
de la desdicha y la suerte
Jesús y el desconocido

De la charla en un instante
a Molina, antes de irse,
al punto de despedirse
le pregunta el caminante:

¿Gustaría buen amigo
a mi casa acompañarme?
Allí podré yo enseñarle
la paz que mora conmigo.

Encontraron a Jesús
en la piedra recogido,
cual si estuviera dormido
y en sus manos una cruz.

Cada noche en la colina
se ve desde la explanada,
una cruz iluminada...
¡La cruz de Jesús Molina!


Rahulig/09
DRA


Imagen:
Tomada de la red





56 comentarios :

  1. Hola querido amigo!
    Muy emotivo.
    Tal vez seria la mejor manera de morir con una cruz en la mano,pero acompañado por Dios.
    Besos y abrazos te mandamos desde Argentina.
    que Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  2. Una historia muy bella, cantada con un acento muy de pueblo, es decir, llano y emotivo. Felicidades por esta aportación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sin duda Don Jesus Molina,subiendo por esa colina, sabía finalmente que un buen día, lograría llegar hasta la cumbre y abrazar a Dios con su cruz y desde ahí mirar la llanura y sin premura quedarse por siempre, en ese cielo.

    He imaginado ese recorrido por la elocuencia de tus versos.
    Gracias por compartir y gracias también por pasar por mis esquinas dejándome tus huellas.

    Abrazos peruanísimos

    ResponderEliminar
  4. Que hermoso!!!!
    de verdad fue así???
    Un besito.

    ResponderEliminar
  5. Una forma muy tranquila de alcanzar el ultimo sueño, ya me gustaria a mi emprender asi mi ultimo viaje.

    Tremenda historia, muy bien relatada y llena de emociones.

    Un fuerte saludo.

    ResponderEliminar
  6. Una historia preciosa Rafael.
    Por cierto, no habrás olvidado tus canciones verdad??

    Besines

    ResponderEliminar
  7. HOLA Rafael,muy hermosa la historia ojala todos encontráramos la muerte asi como dulce, sin dolores ni lamentos. ¡Muy bueno! como todo lo que esribes. un beso

    ResponderEliminar
  8. lindos versos que describen la historia de jesus molina,tal ves ese caminante ya conocia sus andares y lo acompañaba a diario sabiendo ya de sus males, para llevarlo a la senda donde hoy descansa tranquilo, un hermoso escrito amigo al recuerdo de alguien conocido y estimado en el pueblo, un abrazo y bendiciones con amor..luz estrella

    ResponderEliminar
  9. Excelente poema amigo. Se nota la raíz que asoma de la tierra.
    Es un placer visitar tu espacio.
    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Rafael...

    Algo hermoso lo que nos traes. No se si sera cierta la Historia o es puro folclore, pero da igual, como nos lo has hecho llegar, transporta sentimento, ritmo y pasión en lo que escribes. Transmites, y eso es lo mejor que le puede ocurrir a un escritor.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Una entrañable historia nos cuenta hoy, querido amigo,gracias por compartirla
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La gente buena, siempre muere en paz, porque así vivió.

    ResponderEliminar
  13. Cuando llega el tiempo de irse, es mejor hacerlo en buena compañía.

    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  14. increíblemente místico y mágico poema
    realmente parece un paisaje bíblico
    me ha encantado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Una historia bien contada con la muerte en el fondo de las preocupaciones de todo ser humano. Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Muy dulce, entrañable y bello. Como todos tus poemas. En ellos se refleja tu bondad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. MUY LINDO!
    Cariños para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  18. Triste final, pero una bonita historia, gracias por compartirla
    un placer pasar por tu casa.

    Que tengas una feliz semana
    un abrazo
    RMC

    ResponderEliminar
  19. Qué bonito romance!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Como siempre nos asombras con tus versos, muy bellos!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola, Amigos:

    La muerte de Don Jesús sucedió en la colina, escribí los versos para poder contar la historia a mi manera, poniéndole algo de imaginación.

    Gracias por los Comentarios,

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Bonito álbum familiar. Se adivinan hermosos paisajes a vuestro alrededor.

    ResponderEliminar
  23. Bien logrados estos versos y con un buen cierre. Genial!!!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Una historia muy real, interesante, algo parecido ocurrió por mi tierra, cerca de un monasterio, en la sierra. Desde entonces el peregrinaje está a la orden del día. Siempre nos traes estas historias tan humanas y cercanas de la gente.

    Un abrazo Rafa para ti y los tuyos, que tengas una excelente semana.

    ResponderEliminar
  25. Una historia muy natural... en el fondo todos llevamos a cuestas la cruz del tormento.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Rafael, bello y hermosa muerte, te imaginas poder morir en esa paz? gracias.

    ResponderEliminar
  27. Me dejas pensando en todo lo que es la muerte y la forma de morir.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  28. Rafael, no debes perderte el montaje de fotos y música que he hecho en mi entrada de ayer. Saludos.

    ResponderEliminar
  29. Preciosos versos y, preciosa historia, Rafael. Ojala, siempre fuera así la llegada de la muerte que, de una forma u otra, vendrá para todos.
    Saludos. María

    ResponderEliminar
  30. wao eso me acordo a la cruz que hay aqui en una colina...

    saludos amigo..

    ResponderEliminar
  31. Hermoso poema. Don Jesús Molina no se detuvo a descansar en la colina, se detuvo a conversar con su guía, se dispuso al mejor viaje de su vida.

    Cálidas letras y buen blog, lo voy sugiendo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  32. Una historia preciosa, la que nos has dejado hoy.

    Gracias por tu enorme sensibilidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  33. Hermoso poema, bella la historia de Jesus Molina, Linda cancion la que nos compartes. Te dejo un beso, cuidate.

    ResponderEliminar
  34. hola rafael paso a dejarte mi cariño y desearte un lindo miercoles, un abrazo y bendiciones con amor...luz estrella

    ResponderEliminar
  35. Bellos son tus versos, todos los escribes son muy bellos, gracias por compartirlos.

    No te tenía enlazado en mi blog de poemas, y acabo de dejarte enlazado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  36. Que inspiracion tan grande, mi querido Rafael.

    Loor a la memoria de Don Jesus Molina.

    Abrazos..

    ResponderEliminar
  37. Maravilloso, sorprendente.
    ¿Es una leyenda de tu pueblo?
    ¿Llevaba el zapatero la cruz al salir o no?

    Impresiona.

    Un beso

    ResponderEliminar
  38. Hola, amigos:

    Por el camino hacia la cima de la colina, don Jesús, recortaba varitas de los arbustos para ir haciendo una crucecita que dejaba clavada debajo de un viejo árbol de pino. El día de su muerte no completó el recorrido y tal vez por eso, tenía aún la cruz en la mano.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  39. HOLAAAAAAA RAFAEL!!!!pasando a saludarte y deleitarme con tus poemas que encierran ese sentimiento tan genuino.....inconfundible, " tu estilo" que destella sencillez y sabiduría por todos lados!!!! hermosísimo!!!!!! miles de abrazos y felicitaciones.....( ya anduve mirando todo lo atrasado!!!! espectacular!!!!! ....como siempre

    ResponderEliminar
  40. Bonita historia pero triste...

    ResponderEliminar
  41. Hola, Rafael, cuanto me ha gustado tu visita.
    ¡Que bonito relato!, me ha llegado al corazón, morir con un cruz en las manos,es como llevar el alma al cielo directamente, como se iría la de Jesús.
    ¿Sabes?, en Marbella hay una cruz, en su montaña, Sierra Blanca, que dicen que la pusieron unos marineros, porque desde allí les llegó una luz que les indicó el camino para llegar a tierra, y creo que es cierto, todos los 2 de mayo sube la gente del pueblo hasta allí, para venerar esa cruz, y hacerle peticiones.
    Como te he dicho, porque he perdido el hilo, me ha encantado tu comentario, veo que has llegado al fondo de lo que quiero transmitir con él, que es el amor que todos deberíamos tener, porque las caricias alimentan el amor, y sin amor, no hay felicidad.
    Un fuerte abrazo, tu amiga de la bonita ciudad de Marbella.

    ResponderEliminar
  42. Gracias. Es bellisimo.
    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  43. Estimado Rafael que hermoso homenaje le has brindado a ese ser que con suavidad decidió dormirse en tranquilidad!!!!!!

    Realmene emocionan tus versos!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  44. Excelente historia rimada, me ha gustado todo el contenido. Te sigo leyendo. Saludos!

    ResponderEliminar
  45. Me ha encantado la historia tan tradicional, sencilla y clara... Todo es tan musical y emocional... ¡Un gustazoo!

    ResponderEliminar
  46. MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA.


    Dice, que bella canción y muy emotiva, estoy seguro de que Jesus Molina, esta disfrutando de una gran paz.

    Gracias por pasar por mi casa.

    Beosssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  47. vaya pobre Jesus...pero murio como a el le gustaba en la montaña...muy bonita poesia de la vida y muerte de un gran hombre
    b
    buen fin d semana
    besos
    Mrina

    ResponderEliminar
  48. hola rafael paso adesearte un limdo fin de semana, abrazos y bendiciones cn amor....luz estrella

    ResponderEliminar
  49. Es una historia fascinante, de esas que terminan hechas leyendas o mitos, y que son tristes, muy tristes.
    Un beso, Rafael.

    ResponderEliminar
  50. Rafael...

    La cruz de la colina me parece preciosa. Muy emotivo y sentimos que esta bendecida por Dios.
    La historia es increible.

    Te felicito

    ResponderEliminar
  51. Rafael, me encanta lo que has relatado esas historias son las que dan emotividad a lo que nos rodea... y si es de nuestros pueblos ya ni te cuento. Preciosa la dedicatoria que le has hecho. Te felicito.Que tengas un estupendo fin de semana y para tí un abrazo y otro para tu madre. Desde mi silencio

    ResponderEliminar
  52. Me ha gustado mucho esta historía con un ritmo fluido que invita aseguir leyendo hasta el final.
    Besos.
    Adelaida

    ResponderEliminar
  53. Te deseo al lado de tu familia ...buen fin de semana
    BESOS
    mARINA

    ResponderEliminar
  54. Vine a agradecer tu visita, regresaré a leerte. El poema posteado me encantó. Te sigo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  55. Precioso...es que la vida y la muerte van unidas de la mano

    Besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  56. Que bella historia costumbista y hecha con tu talento en poema. En sentido contrario en un distrito de mi provincia cuentan de una vieja quie vendia fruta en una colina, pasó un pobre y le pidio le obsequie alimento, mas la mujer se negó. de pronto aquel hombre se transmuto en Jesus la convirtió en roca asi como sus frutas como castigo.
    He pasado por ese cerro hay ahora una virgen y es de forma curiosa piedras enormes como frutos , lo raro es que en sus alrededores no hay un cerro de aquella rara morfología.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas