domingo, abril 10, 2016

¡VALIENTE GRACIA ES LA VIDA!





Prudencio se quedó un buen rato sentado en una piedra, al borde del camino; sacó de su mochila un pucho de tabaco, armó su cigarro y muy satisfecho se puso a echar humo por boca y nariz. ¡Valiente gracia es la vida, si después de ser vivida, parece causa perdida!, exclamó en voz alta, mientras aspiraba otra bocanada y pensaba en lo triste de su situación: viejo, pobre, cansado, sin ilusiones y, para colmo de males, nadie le paraba bolas. Levantó la vista al cielo, se santiguó con devoción, se arriscó el sombrero, se terció la ruana y se echó loma abajo rumbo a su ranchito… tres días después lo enterraban en el cementerio local.


CARENCIAS

¡Valiente gracia es la vida,
si después de ser vivida
parece causa perdida!

Cundo uno se pone viejo
lo miran como a un pendejo,
dicen que tiene “gadejo”

o que le falla la mente,
que es un anciano demente,
fastidioso y repelente.

Es una pena el sentir
que la vejez es sufrir
y, lentamente, morir.

¡Valiente gracia es la vida,
si al contemplar el espejo
veo a un pobre penitente:
casi a punto de partir!


Rahulig/016
DRDA


Imagen. Casita con tejas
Lon&Queta



34 comentarios :

  1. Preciosos versos con una gran verdad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Valiente gracia es la vida,
    si al contemplar el espejo
    veo un pobre penitente:
    casi a punto de partir!
    Las cosas son lo que son, y tú lo has dicho de premio Rafael. Cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Hay que hacerle frente al final de la vida, recordando tiempos de bonanza y sabiendo que no sabemos qué nos espera, esa curiosidad puede hacernos ver el futuro de otra manera, esa sorpresa debe animarnos, y Prudencio pudo disfrutar de su cigarro no? Un abrazo Rafael!

    ResponderEliminar
  4. Nunca se sabe cuando el final esta al llegar, tal vez por ello hay que vivir cada momento como algo único y que no sabes si volverás a degustar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Desgraciadamente así s la vida. Un poema que relata el final de los que están solos en su vejez y a veces creo que los mata la misma soledad.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  6. La vejez es siempre triste cuando empieza a faltar la salud y los medios para vivirla como deseada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Patético...Pero ¿Dónde conseguiste esa foto?

    ResponderEliminar
  8. Una realidad que a medida que nos vamos haciendo mayores se nos hace más cuesta arriba y nos sorprende lo rápido que ha pasado el tiempo......Claro que una vejez con salud y medios económicos es más llevadera. Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  9. Como dice el poeta se hace camino al andar
    La vida tambien
    Hay finales y finales
    Los se de seres rodeados de seres queridos
    Cariños Rafael y a pesar de tristezas.....buena semana

    ResponderEliminar
  10. Si mantienes el corazón joven nunca seremos pendejos.

    ResponderEliminar
  11. Muy cierto, amigo ¡Valiente gracia es la vida! Bonitos aunque tristes por lo certero, versos, amigo poeta. Besos. María

    ResponderEliminar
  12. Precioso tu poema con una verdad tan grande como el cielo. La vejez es una mochila que cada vez tiene menos espacio, pero si es de buen genero aguantará sin romperse hasta el final del todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me gusta lo escrito...curiosa imagen...un saludo desde Murcia.

    ResponderEliminar
  14. Valiente gracia es la vida, que lleva la muerte y ya no somos nada.
    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
  15. Rafael,
    Pena que Prudencio tenha tido o destino que teve. Existem muitos Prudencios aqui na nossa Amárica do Sul. Ainda temos muito que fazer para mudar.
    Seu poema canta com maestria essa penosa história.
    Um abraço.

    ResponderEliminar
  16. La vejez nos acerca más a la muerte. Qué difícil lidiarla, pereo hay que aprender a vivir con ella, y tornarla agradable. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  17. "Prudencio levantó su mirada ,se santiguó y lentamente bajó a su ranchito".Es la imagen de un hombre sencillo,humilde y bondadoso.Seguro que murió en paz.
    Aunque el poema sea triste ,su fondo merece respeto y admiración.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. La vida pasa.... y demasiado rápido.

    Estupendo poema.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Ningún galeno, mi querido Rafael.

    Eres un gran escritor y poeta.

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Qué triste y cierto tu poema...
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. La muerte nos espera a todos ya seas joven o viejo.
    Si miras al cielo, como Prudencio, verás las nubes y, quizás, la muerte venir.
    Un abrazo, feliz día.

    ResponderEliminar
  22. MERCE CARDONA.Dice triste poema, a si es la vida, la muerte no espera, pero para mi, es pasar a otra dimensión, donde encontraremosla verdadera vida y felicidad. Besossssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  23. Prudencio no perdió la fe, perdió la atención de los humanos, pero sabía que el poder divino estaba con él. ( eso quiero creer). Gracias por compartirlo Rafa. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  24. Presintió su muerte, pero no perdió la esperanza en Dios ante esa situación. Muy bueno.

    saludos

    ResponderEliminar
  25. VERSOS CON MUCHO SENTIMIENTOS.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  26. Me hace pensar Rafael, en la fortuna de haber llegado a viejo en otras condiciones.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la idea, Esteban, despertar conciencias... Hay muchos en precarias condiciones y absoluta soledad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Siempre he pensado que peor que ser viejo es no llegar a serlo pero, claro, se requieren también unas condiciones dignas para vivir la vejez con alegría. Una entrada que invita a la reflexión

    ResponderEliminar
  28. Como siempre que regreso es un placer leerlo siempre me quedo con un pensamiento, saludos!!!

    ResponderEliminar
  29. La vejez es relativa y no tiene por que ser triste... Claro que si va unida a la pobreza y a la soledad...Tu poema me hizo recordar lo que decía un conocido:

    "El que nace feo y cojo
    y en su vida lo han querido
    Y se muere y va al infierno...
    vaya juerga que ha corrido"

    Besos para tres, trovador.

    Tus poemas, como siempre llenos de ingenio y filosofía.

    ResponderEliminar
  30. Como siempre, leerte es un placer del que ultimamente y por motivos personales, no estaba al día.
    Enhorabuena por el reconocimiento al poema dedicado a tu madre creo que es muy merecido. Abrazos Loli

    ResponderEliminar
  31. Que tal Rafael, agradable lectura. Queria saber como difundir mi blog porque soy nuevo en esto, si me puede ayudar mil gracias.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas