domingo, noviembre 22, 2015

UNA NIÑA Y UN GORRIÓN





Érase una hermosa niña que día tras día paseaba alegremente por un bosque cercano a su casa. Cierta mañana, mientras entusiasmada perseguía mariposas, se encontró con un viejo árbol caído sobre el camino; al tratar de pasar sobre aquel tronco escuchó el trinar entristecido de algún pajarillo atrapado en el follaje. Se acercó sigilosa, hallando entre las ramas, a un gorrioncillo malherido... les contaré, en verso, lo que pasó después con la niña y el gorrión.


GORRIONCILLO

Entre las ramas de un árbol
por el tiempo ya vencido
había un nido destruido;
y una niña que pasaba
vio un gorrión que se quejaba
maltratado y dolorido.

Con actitud bondadosa
al gorrioncillo abrazó
y, hasta su hogar lo llevó;
allí con gran diligencia,
amor y mucha paciencia
las heridas le curó.

Poco a poco el pajarillo
sus alas pudo batir
deseoso de partir;
más la niña ilusionada
del gorrión enamorada
junto a él quiso vivir.

Pero las aves son libres,
pensó con gran sentimiento,
y sin dudarlo un momento
lanzó desde la ventana
en una fresca mañana
a su adorado tormento.

Hasta el balcón de la casa,
allá donde fue acogido
cuando estuvo malherido:
llega cada madrugada
para cantar su tonada
un gorrión agradecido.

Y... así termina la historia
del gorrioncillo y la niña,
la que estando en la campiña
halló para su consuelo
como caída del cielo
una dulce maravilla.

"Si tuviéramos instinto
para agradecer favores,
el mundo sería distinto
 y la vida de colores".


Rahulig/015
DRDA


Imagen: En la ventana 
De la Internet



56 comentarios :

  1. Una belleza Rafael.
    Tanto en prosa como en verso es una hermosura. Muy tierno.
    ¡Me encantó !
    Un abrazo.
    ¡Feliz domingo !

    ResponderEliminar
  2. Tanto la poesía como la moraleja ... PRECIOSOS !!!

    ResponderEliminar
  3. Inmensa ternura en estos versos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué preciosidad, amigo poeta Rafael! Me ha encantado y, ojalá, la gratitud estuviera más presente en nuestras vidas, seguro que ganaríamos todos muchísimo.

    Buena semana,y besos. María.

    ResponderEliminar
  5. Que gusto da llegar y encontrar una trova un cuentecillo musical, todo un arte amigo Rafael.

    Me encanto tus versos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilla. A veces debemos dejar ir a lo que más amamos.

    ResponderEliminar
  7. Una historia llena de ternura.Muy cierto,en el mundo falta agradecimiento y sobra soberbia.

    Abrazos Rafael.

    ResponderEliminar
  8. Un poema precioso. Sensible y lleno de ternura.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El cuidado hizo revivir lo que casi estaba muerto, bonito poema, un abrazo

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola Rafael! una historia preciosa, bueno, todas las tuyas lo son, por la moraleja creo que tiene mucho que ver el ser abuelo, el mío ya tiene año y medio y estoy deseando contarle cuentos y leerle historias.
    Que pena, el ser humano está olvidando que el planeta no es de su exclusiva pertenencia.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  11. Hola, Rafael. Se respira paz en tu espacio. Bello lugar.

    Gracias por tu huella en el mío.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  12. Mi querido Rafael tu delicadeza y belleza a la hora de expresar los sentimientos, es unica.
    besos

    ResponderEliminar
  13. El arte de agradecer -como otros- lo estamos perdiendo poco a poco los humanos. Es que ya somos meros consumidores de aquello que otros dicen que debemos consumir, y la bondad es un artículo suntuario que no se sabe para qué sirve. Hermoso poema, Rafael Humberto. Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Hola, Rafael. Este tiempo de calor que acaba de pasar, me llenó el cielo de regalos alados todos los días, como nuca!!! estuve llena de parajillos. Pude salvar a algunos que encontré caídos, es indescriptible la emoción que se siente de verlos a salvo bien gordos y crecidos.
    Te cuento esto, porque me ha llegado mucho tu poema de esta niña y el gorrión. Aunque estemos adultos, estos maravillosos seres, nos hacen volver a la niñez.
    Un abrazo volador, jajaja.


    ResponderEliminar
  15. Hola Rafael! Hermoso poema y tierna historia que hoy nos traés, un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Rafael;una bonita y tierna poesía.El mensaje profundo y necesario;dejar volar a los demás y agradecer lo que hemos recibido.Muchas gracias.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Una delicadeza hecha versos; la Naturaleza, lo humano, lo sencillo son las herramientas con las que te manejas y tejes alfombra lírica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Líricamente limpios tus versos. Hechos con el corazón para un poema, donde se deja ver, a través del gorrioncillo, la virtud del agradecimiento. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  19. Muy lindo versos, pasaba a leerte y a dejarte un fuerte abrazo desde Argentina
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Un delicado y tierno poema Rafael, me ha gustado muchísimo.Saludos

    ResponderEliminar
  21. Una tierna historia bellamente contada.

    Un abrazo, Rafael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ernesto, por visitarme. Encantado de conocerte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Precioso poema y muy buena moraleja, ojalá y la practicáramos mucho mejor nos iría. Abrazos amigo.

    ResponderEliminar
  23. Hermoso poema Rafael, toda una enseñanza de vida que se lee con una sonrisa y se agradece de corazón.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  24. Tus versos estan llenos de colores.
    Me encanto

    ResponderEliminar
  25. Una historia llena de ternura, gratitud ejemplar....

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  26. eres ese poeta de la tierra que tanto se extraña...
    tu poesía me recuerda a mi gran Oscar Castro, poeta de la tierra chileno

    gracias!

    ResponderEliminar
  27. Que bello Rafael.
    Suave y de profundo mensaje
    Cariños

    ResponderEliminar
  28. De los animales podríamos aprender muchas cosas, bueno, en este caso es de las aves, pero aquí estamos juzgando el buen corazón, esa palabra de agradecimiento que los humanos nos callamos en cantidad de ocasiones y que, con ella, podríamos hacer feliz a mucha gente.
    Con una simple sonrisa podemos transmitir agradecimiento, el pájaro lo expresaba de la única manera que sabía, cantándole a la niña cada mañana ¡Pero qué bonito escribes!
    Cariños y buena semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  29. Los animales tienen más instinto de ayuda y protección que los humanos sin pedir nada a cambio.
    Una bella poesía, una historia llena de sensibilidad y ternura que llega al corazón, a mi me llegado a sensibilizar al leerla por su sencillez y amor de la niña al pajarillo.
    Un abrazo, feliz semana.

    ResponderEliminar
  30. una hermosa canción infantil, para trovar a tus pequeñitas.

    con besos

    ResponderEliminar
  31. Una maravilla, que sólo puede cantar un poeta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  32. ¡Oh, Rafael! que cosa tan tierna y bonita te ha quedado. Me ha encantado este cuento hecho poema,o viceversa, que además, encierra una moraleja al final.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  33. ¡Que lindo y cuanta ternura hay en el poema, Rafael, es muy cierto la moraleja de tu romancillo! A mí me ocurrió algo parecido con un gorrión al que curé porque tenía una patita rota, y cuando le dejé en libertad en los montes del Pardo... siempre volvía a mí... lo hizo varias veces, hasta que al final, volo en libertad por el cielo azul.

    un abrazo con cariño.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  34. Qué hermosa historia, Rafael, escrita tan humana y tiernamente además.

    ResponderEliminar
  35. Todo una belleza amigo Rafael, y vaya ternura con la que narras.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  36. Así es, amigo, si tuviéramos instinto... El gorrión es uno de mis pájaros favoritos, y tus versos también... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Preciosa y tierna historia.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
  38. Rafael, admiro tu seguridad.
    Porque cualquiera es capaz de componer un texto sanguinario de tipos destripadores. Pero rimar una delicia como ésta sólo es posible cuando uno lleva atrás mucho equipaje vital, y lo que ve, lo ve.

    ResponderEliminar
  39. La vida es de colores, si queremos pintarlos....
    Paz y Vida
    Isaac

    ResponderEliminar
  40. Qué ternura y que moraleja tan bonita y positiva! Me encantó. Beso

    ResponderEliminar
  41. Tierno y encantador tu poema con ese puntito de reflexión al final. Preciosa tu forma de hacer poesía, eres un genial trovador contando sucesos con ritmo y rima.
    Me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Lindos versos y hermoso final!
    me quedo definitivamente con ese mensaje que bien le haría al mundo recordar

    Saludos

    ResponderEliminar
  43. Precioso poema . Lleno de ternura. Me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Hola Rafael, muy hermoso el poema en honor a una niña con muy buenos sentimientos, todos deberíamos emular sus actos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Hola, aquí me tienes de nuevo para agradecer tu visita y tu comentario.
    Dices en él que el porte natural es agradable y el fingido no lo es, estoy de acuerdo contigo.
    Gracias por las cariñosas palabras que le dedicas mi poesía.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. cada vez que regreso al mundo narrativo paso a visitar los hogares de letras que tanto me han lenado desde siempre.
    maravilloso es leerlo estimado poeta,
    cálido abrazoo!

    ResponderEliminar
  47. Que poema tan enternecedor! los animales son así dan lo mejor que tiene y este gorrión dio lo mejor de el. Sus trinos. Me ha encantado!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  48. UN MENSAJE MUY BONITO.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  49. Un hermoso escrito donde la niña y el gorrión enternecen el corazón al leerte.
    Buen fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. MERCE CARDONA.Dice, eres único, hermoso poema, casi me ha hecho llorar, la gratitud de los animales supera a los humanos....Besosssssss

    ResponderEliminar
  51. Precioso y tierno poema Rafael

    mi más cordial felicitación por la calidez de tu corazón

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  52. Bello escucharle cantar al gorrion.

    ResponderEliminar
  53. hola lindo poema ademas me has emocionado porque de niña uve por un iempo un gorrion en una cajia tambien mal herido y como ya sabia que esas esppecie si los pone en jaula se mueren lo cuide hasta que volo por si mismo y hoy me has echo recordar mi niña interior gracias

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog