viernes, octubre 09, 2015

EN PROCURA DE LA CIMA





Estoy convencido de que con humildad se puede llegar muy lejos, pero esta, por desgracia, es difícil de practicar. Hay por estos lares algunas personas que se creen las mamás de los pollitos y, con grande soberbia, lo miran a uno por encima del hombro: "Levantados" solemos llamarlos. Personalmente, no les paro bolas, los dejo que critiquen y despotriquen, mientras sigo mi camino sin importarme cuán pedregoso sea el sendero. Tarde o temprano, ellos, se cansarán de sacarle brillo al ego... no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.


LEVANTADOS

A los que se creen mucho
cuando en cierto son poquito,
de un sacudón me los quito
y sus melindres no escucho.

Contra la corriente lucho
pues soñar no es un delito,
sé que yendo despacito
el torpe puede ser ducho.

Para verdades cantar
tengo la lengua bien puesta
y, lo vuelvo a repetir,

si se trata de escalar
entre más brava la cuesta:
¡Dan más ganas dan subir!


  Proseguir...
tras el logro de la cima,
sin reparar en el clima.


Rahulig/015
DRDA


Imagen: El Paso del Ángel 
Boyacá, Colombia


31 comentarios :

  1. Pienso como tú, querido amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Despacio y con pie firme se llega bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola, aunque llego despacito,
    a tu rinconcito llego y me doy buen repasito
    pues me gusta lo que leo
    expones el sentimiento
    sencillo, tan sincero y tan bonito
    como flor bella, en primavera
    tus letras, calan hondo en el alma
    Y para siempre se quedan.
    No paso muy seguido, pero disfruto de leerte siempre que tengo la oportunidad de pasar.
    Un buen fin de semana y un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo y en versos preciosos. Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Con mucha paciencia todo se logra.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Yo a esos seres los salto por arriba, ni ahi de hacerles caso.
    No malgasto energias, hay muchos sers que necesitan de nosotros y a ellos a quienes merecen ser rescatados y/o apoyados demosle todo de nosotros.
    Cariños Rafael y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  7. En Chile les llamamos fantoches. Calzan plenamente en tu descripción, Rafael.

    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  8. A mi me dan pena, pienso que es porque no tiene una vida plena y la ajena es la que les gusta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Cada uno hace su propio camino a su ritmo y no se debe escuchar las opiniones de los demás, por que solo nosotros mismos sabemos donde tenemos el limite. La cima cuando es alcanzada por nuestro propio esfuerzo nos hace ver una perspectiva más hermosa y llena.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Solo con humildad se cambia el mundo amigo Rafael....

    ResponderEliminar
  11. Vale la pena hacerlo a menor marcha, pero a paso firme.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. De esos los hay en todas partes, pero hay un frase muy buena que se les puede aplicar, suben una escalera menospreciando a los demás, pero no saben que la tendrán que bajar y al hacerlo a los mismo en el camino encontrarán, entonces ¿qué harán con éstos a los que han menospreciado al subirla?.
    Un abrazo, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  13. En mi pueblo los llamamos FANFARRONES.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. En eso está el milagro de la vida. Tu poesía lo describe muy bien, Rafael

    ResponderEliminar
  15. Rafael, solo los grandes de verdad son humildes, y a esas personas que mencionás, la vida te va a dar la oportunidad de verlas agachar su cabeza alguna vez, un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Es así, despacito se llega.
    Muy buen poema, canta verdades.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo contigo amigo Umberto.

    ResponderEliminar
  18. Hay que pasar de esa gente. Sigamos nuestro propio camino sin prisa pero sin pausa.

    ResponderEliminar
  19. TODA EL ALMA DE UN ESCARABAJO BOYACENSE!!!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  20. Hola Rafael!
    No podrías decirlo mejor.
    "Piano piano, va lontano "
    Sólo hay que tener paciencia y empuje.
    Hermoso !
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Por aquí los llamamos "creídos" y "orgullosos".
    Que ningún "levantado" influya en tus ganas de seguir subiendo hasta la cima,Rafael.Lo has dicho muy claro y muy alto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Tratándose de ser Rafael, se es lo que se muestra y el bien se hace frente a uno mismo, que el otro hará el juicio que estime oportuno…Lo bueno en ti será bueno en todo el mundo. A seguir en ello amigo Rafael.
    Un abrazo http://dialtri.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  23. Mi aplauso más sincero, Rafael. Me uno a los significados de tus versos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. ¸¸.ჱܓ

    Ótima semana!❀ミ
    °•..❀Beijinhos.◦

    ResponderEliminar
  25. Ya dicen que el tiempo pone a cada cual en su sitio. Tú a lo tuyo, y a los engreídos y mala sombras ya se revolcarán en el fango como los escarabajos peloteros.

    Abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
  26. Amigo: qué buena poesía para expresar lo más bajo del Ser Humano que es la egolatría y el sentirse superior. Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
  27. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices.
    No me gusta la gente engreída.
    Me gusta la sencillez y la naturalidad.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  28. Aquí en estos versos, habla el que no se arredra. Trepar es su lucha, en busca del logro, en la metáfora de la cima. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  29. No merece la pena prestarles atención. Que se queden solos con su orgullo.

    Besosmil

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas