martes, agosto 05, 2014

LA INDIFERENCIA SOCIAL





La indiferencia social ante ante las injusticias y en especial, ante los actos violentos que generan las guerras y confrontaciones armadas, de cualquier índole, es como una epidemia que se expande por todo el mundo sin distingo de clase, raza o religión. Al perecer, nos hemos convirtiendo en seres fríos e insensibles, ya nada nos conmueve. Son tan cotidianas las malas y trágicas noticias que terminamos acostumbrándonos a convivir con ellas... Quiera Dios que podamos salir de esta terrible modorra.


SÍ IMPORTA

Un puñal o una flecha envenenada,
no importa.
Un cañón, una bala, una granada,
no importa.
Mas, la mano que acaba con la vida:
sí importa...
pues es la mano de un alma ya perdida.

El dolor que la guerra nos depara,
no importa.
El hogar que una bomba destrozara,
no importa.
Mas, los niños que huérfanos quedaron:
sí importan...
pues presente y futuro les quitaron.

Si temor al Señor nunca has tenido,
no importa.
Si de tus culpas no estás arrepentido,
no importa.
Mas, si te quedas mirando negligente:
sí importa...
pues peca más, quien es indiferente.

Y, sin remedio, vivirás perdido.


Rahulig/014
DRA


Imagen: La estampa del dolor
De la red


32 comentarios :

  1. Qué razón tienen tus versos esta noche.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estoy destinada a que se coman mis comentarios. Lo intento otra vez. Me uno a tus palabras.
    y también siento que los noticieros terminan por dejar en mí una depresión que me cuesta remontar.Pero no podemos vivir en una burbuja y lo que pasa es espantoso. Sólo podemos rezar y suplicar que se terminen las guerras. BASTA YA !!! ¡Mucha luz.
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
  3. Todo importa, la guerra la provocan los hombres y otros hombres la sufren.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  4. Ya extrañaba sus versos... Cuánto demoran en salir, eh! Ja ja ja (es broma)
    Siempre un placer leerlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Un buen mensaje, y la guerra continúa.

    Estamos a un paso de la Tercera guerra mundial.

    Claro que se siente.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
  6. Claro que todo importa, la guerra que provocan los poderosos siempre la sufre el inocente.
    Hermosos y tristemente reales tus versos hoy.
    Cariños…

    ResponderEliminar
  7. Hola Rafael, cuanta razón tienes en todo lo que dices, pero como en todo, cuando hay intereses creados osea dinero por medio ya no se mira nada, ni a quien se mata, ni quien tiene razón siesque alguna guerra tiene razón alguna, siempre mueren inocentes por la vanidad y llenar los bolsillos de muchos, lo malo de todo esto y como tu has dicho que nos estamos acostumbrando a verlo como una cosa cotidiana y eso es muy triste, pero muy triste, ojala que alguien encuentre una solución, por que si no....

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. No importa, tienes razón nuestra rabia y dolor dura lo que dura la noticia, no es que seamos malos estemos faltos de corazón es que nos hemos acostumbrado y además son tantas. Triste que nuestro corazón se enfrie ante tanto dolor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Por desgracia tienes razón cuando hablas , y es que no importa la forma si no la accion con que se genera el acto.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola Rafael.
    Ya de vuelta la semana pasada paso a saludarte y leer tus letras que son, puñado de verdades, nos hablan de la vida cotidiana y en estas letras, de la "modorra" que nos el tejemaneje del poderoso, y los inocentes de a pie, sufren siempre las consecuencias, todo el destrozo que dejan si que importa.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  11. Rafael, creo que la indiferencia es la máscara de la impotencia, qué podemos hacer simples mortales ante tanta locura? Si cada uno de nosotros vive en paz con su conciencia y tratando de no hacer daño, qué podemos hacer ante estos hechos? Hay personas que miran hacia otro lado porque mirar de frente las mataría de dolor, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Desde qué el mundo es mundo, han existido las guerras, y siempre por intereses de unos pocos, que contagian su odio, su venganza, a los más débiles e ignorantes como ellos.
    Los inocentes, sufren y los cobardes huyen,
    Miremos a las naciones. Apostatar es la bandera de la gran mayoría, y apostatando, nos negamos a nosotros mismos sin poder lograr La Paz interior.
    ¿Cómo entonces clamamos por el cese de las guerras, sí nosotros no poseemos La Paz?
    Total incongruencia, pero el mundo actual, va por senderos equivocados que lo llevan a lo que estamos viendo con nuestros propios ojos, haciéndonos insensibles ante tanta barbarie y desolación.
    La solución está en comenzar por vivir La Paz dentro de la propia familia, y a partir de ahí, ofrecer nuestras mejores acciones para lograr que el ser humano tome conciencia del por qué ha sido creado.
    Enhorabuena por tu publicación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Oyes las noticias ''tantos muertos...'' se han quedado noticias permanentes de las que casi nos vamos acostumbrando a ellas.
    El mundo a avanzado, mucho pero no hemos llegado a eliminar las diferencias y guerras, creo que es una vergüenza que sigamos con ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Rafael siempre es un placer leerte y cuando traes versos con esa voz que grita la injusticia , recibimos la invitación a mirar la crueldad que está cerca. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  15. Nos dejas una reflexión sencilla y profunda, Rafael...Parece que nada nos importa, pero debe importarnos, porque todos somos hermanos, hijos de un mismo padre y vivimos en la misma tierra, que nos alimenta, nos enseña y nos cuida...El hombre(todos nosotros) debe pensar, ser consciente y poner en práctica los valores humanos, que tiene olvidados.
    Mi gratitud y mi abrazo por tu sencillo, intenso y rotundo poema, amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  16. una emotiva entrada rafael que nos muestra que como bien dices estamos acostumbrados a estas tragedias y es como que nos hacemos inmunes ante la realidad,pero jamas debemos ser inmunes ante el dolor de los que mas sufren,ya sean niños,mujeres y hombres,es hora de despertar ante tanta violencia y condenar estos actos de violencia alli donde ocurren.

    un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  17. Excelente mensaje el de tus denunciadores versos, amigo poeta Rafael. Debemos pedirle a Dios, que nada humano nos sea indiferente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Un poema tan real y tan duro que nos lleva a la reflexión........que pecado tan grave es la indiferencia.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  19. Es tan triste todo lo que está sucediendo Rafael... Pero es cierto que mucha gente prefiere no pensar.... es como si perdiera la capacidad de asombro, lo cual es mucho peor. Gracias amigo

    ResponderEliminar
  20. Hola Rafael.
    Cuánta razón tienen tus letras....triste realidad...
    Un beso...

    ResponderEliminar
  21. Mientras quede un poeta como tú, no podrá vencer la indiferencia, ni esa "normalidad". Nunca faltes Rafael, por favor. Besos de anís.

    ResponderEliminar
  22. Hermoso!!!...las injusticias invitan al poeta a escribir, son una forma de hacer llegar a quien lo lee el deseo ferviente que despierte el mundo!!!...Así siento cuando yo escribo...Desde nuestro lugar tratamos de movilizar!!!! felicitaciones amigo.... Martha

    ResponderEliminar
  23. Gran verdad la que encierra estas excelentes letras.

    Enhorabuena por este gran poema.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  24. TREMENDAS REFLEXIONES, MI HERMANO!!!
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  25. si duele el dolor...
    somos seres de luz , pero muchos se empecinan en sumergirse en las sombras...

    al menos una gota de esperanza que se sume a otras...

    después de todo debemos abogar por la vida y no la muerte

    pero la vida digna...eso vale

    y importa el ser que gime ...si importa!!

    ResponderEliminar
  26. Como cada vez, un gran poema Rafael. Une países y continentes, resume tragedias y pesares que hacen doler el alma.

    ResponderEliminar
  27. En estos momentos donde la vida de los demás parece no tener valor, donde la población no pasa de la edad de quince años, donde lo que importa son sus ideas y no respetar la de los demás, donde ni la palabra angustiada del Santo Padre importa... Hay gente como tu que con versos tan sentidos hace tomar conciencia de lo que SI IMPORTA. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Sí Rafaél nos hemos acostumbrado a oír malas noticias que nos hemos vuelto insensibles.
    Mientras no las suframos en nuestra propia carne. Pasamos de ellas pensando que lo resuelvan ellos. Gracias por tus versos Que nos hacen ver que sí que importa todo lo que atañe al ser humano.
    Un beso querido amigo.

    ResponderEliminar
  29. Si que importa, lo malo es que quien tiene el poder piensa ha perdido toda sensibilidad humana.. siempre pagan los de abajo siempre .. desde el principio de los tiempos..
    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  30. Aunque mis ocupaciones han limitado mucho últimamente mi presencia en Blogger, no me olvido de los amigos. Siempre los tengo presentes.

    Mis saludos afectuosos.

    Mas, si te quedas mirando negligente:
    sí importa...
    pues peca más, quien es indiferente.

    Esto es lo que ma me duele, la falta de empatìa que pareciera ser el signo de nuestrs tiempos.

    ResponderEliminar
  31. Miro en mi interior y solo veo indiferencia y egoísmo. Todos somos de algún modo, algo responsables. Falta amor...

    Dos besos.

    ResponderEliminar
  32. Si importa y si duele , Rafael ¡ claro que importa todo lo que está pasando! Yo creo que todos somos responsables de lo que está pasando en el mundo ,creo que ya hay pocas personas que creen en algo , que están dispuestas a hacer algo , pero creo que TODOS deberíamos aportar nuestro granito de arena para que toda esta barbarie y destrucción acabe , unos cuantos no pueden hacer mucho pero todos juntos si que podemos . Falta amor, falta respeto , falta comprensión , falta generosidad ... los valores poco a poco se van borrando como si cayesen en un charco y desapareciesen las palabras .
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.