lunes, julio 15, 2013

EL ANTES Y EL DESPUÉS...





Rafael Orlando, el hijo mayor, se ha ido a vivir aparte y me encuentro algo acongojado. Es la ley de la vida, lo entiendo, pero de todas maneras su partida deja un gran vacío en el alma y en la casa. Solamente me queda desearle suerte, que Dios lo acompañe y sus anhelos se hagan realidades... yo estaré pendiente desde cualquier lugar donde me encuentre, no lo dudes, siempre elevaré mis oraciones para que el Señor ilumine tu camino y te lleve por los senderos del bien.


SAUDADE

Se pierden tantas cosas
cuando se van los hijos…
Su risa, su alegría,
su grata compañía
y los mutuos cobijos.

Los constantes abrazos,
el beso en las mañanas,
el de las buenas noches,
los síes, los reproches
y el sonar de campanas.

Se queda su presencia
en todos los lugares,
nos parece que llegan
o que en el patio juegan,
y abruman los pesares.

Es el tiempo que pasa
la huella en el camino,
porque la vida es
el antes y el después,
del signado destino.

Se pierde, no hay remedio,
pero también se gana:
pues quien siembra recoge
y el que al amor se acoge,
tendrá un mejor mañana.

Se pierden tantas cosas
de tempranas edades,
se van cosas hermosas
dejando soledades.


Rahulig/013
DRA





Imágenes:
Del álbum familiar



49 comentarios :

  1. Es cierto, se van cosas hermosas dejando Soledades.
    Es Ley de Vida y, también, lo hemos hecho nosotros, pero...¡¡¡Cuesta tanto adaptarse a ciertos cambios!!!
    Precioso Poema, como la Vida misma.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Como te compreendo!

    Porém, nós também fizemos o mesmo : tomámos nas nossas mãos o rumo da vida e nos fomos.

    Abraço solidário , com desejo de que tudo corra bem ao teu filho.

    ResponderEliminar
  3. Pienso como tú bien reflejas en los versos, pero es "ley de vida", y eso nos pasa a todos tarde o temprano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es la vida y es bueno que los jóvenes quieran levantar vuelo, eso habla de sus ganas de vivir y de ser independientes.
    ¡Adelante Rafael! no te pongas triste, vuelca las penas en poesía y trata de vivir la buena vida tú también.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  5. Como dices amigo ,es ley de vida,veras que todo será para bien,abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Sí, es ley de la vida y duele. Lo sé porque mis 3 estrellas (como las llamo) se han ido a vivir solos o con sus parejas.
    Fuerza, veras que pronto te acostumbras.
    Cariños...

    ResponderEliminar
  7. Es triste verlos partir, pero asi es la vida.
    Un poema con sentimiento, muy bello.
    Abrazos.




    ResponderEliminar
  8. Tengo tantas lagrimas derramadas por ese motivo...

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Siempre queda el vacío pero así es la vida.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  10. Es asi la vida. Bella poesia.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rafael, da mucha pena y se siente mucha añoranza pero piensa que es su deseo y que va a estar bien, en su momento tu también levantaste el vuelo y tus padres sintieron lo mismo, como se dice en estos casos es la ley de la vida, lo importante es que se le cumplan todos sus deseos y que tu como tus padres lo acepte:), bello poema donde lo reflejas perfectamente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. É o movimento da vida
    Crescemos e amamos
    Fomos filhos e fomos pais
    Recebemos e demos
    Sonhámos e criámos
    Depois vimos a partida
    Soltamos a dor e sofremos mais...

    ResponderEliminar
  13. Que no, Rafael, que no se va. Él estará con vosotros siempre, siempre, y cuando mires su habitación ordenada piensa que en cualquier momento estará allí otra vez porque él también lo está deseando. Besicos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Rafael.
    Los hijos dejan el nido y abren nuevas esperanzas y nos dejan ver otra vida la suya... es hermoso, ley de vida como dicen y como hicimos nosotros, pero no se van... casi siempre añaden nuevos miembros al hogar ...unos tardan más otros lo hacen pronto.
    Muy emotivo y humano tu sentir.
    Un abrazo.
    Moon.

    PD: tengo problemas con el blog, ahora estoy publicando en este, te dejo el enlace.

    http://letrasdemoon.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  15. Hoy me ha emocionado tu entrada.

    ¡Cómo te entiendo, amigo!
    Yo también lo he sufrido
    Desde que nacen,
    los criamos con tanto mimo...
    que nos parecen pequeños
    aunque en hombres ya se han convertido.
    Y un día... vuelan del nido
    y la casa se queda vacía
    ¡nos falta el niño!

    ResponderEliminar
  16. No te angusties amigo Rafael.
    Es ley de vida, según crecen van volviendo porque siempre necesitan de nuestro susten emocional y de cariño, más adelante llegan los nitos y siempre necesitan nuestro apoyo, la convivencia cambia pero nunca se pierden.
    Un abrazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
  17. Se pierde por los dos lados aunque los que nos vamos nos damos cuenta más tarde con el tiempo.
    Cuando los vuelvas a ver el abrazo será más fuerte.
    Muy bonito lo de hoy, un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Rafael, hacé de cuenta que se fue a formar una nueva familia, es parte de la vida y se te va a hacer más fácil, un abrazo y mucha suerte para él!

    ResponderEliminar
  19. Ya te han dado muchos ánimos. Yo también me sumo a ellos. Pero hay algo muy importante que deberíamos aprender los padres: los hijos dejan de pertenecernos nada más nacer.
    Lo único que nos pertenecerá siempre serán las cosas buenas y también las malas que hayamos compartido. Eso sí que jamás nos abandonará. Lo demás, forma parte de la vida. No podemos ni debemos permanecer siempre en el "nido"
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. pero si has tenido la suerte de hacer buenas siembras.....tendrás hermosas cosechas que compensarán ampliamente ese vacío dificil de llenar.......¡saludos Rafael!!!

    ResponderEliminar
  21. Mi querido amigo, tu poema me ha conmovido y me ha llegado al alma. Es cierto todo lo que dices pero es la cadena de la vida y así tiene que ser, también un día nos fuimos nosotros. Le deseo mucha suerte y felicidad en esa nueva faceta de su vida,
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  22. Esas leyes de vida pero que duelen
    Me encanta
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Al leer tu poema me ha hecho recordar aquellos años en que todavía mis hijas estaban en casa y lo mal que lo pasé cuando abandonaron el "nido" y aunque me visitan con frecuencia ya no es lo mismo pero hay que vivir esta nueva etapa de la vida que tiene también su lado positivo.El poema es precioso.Saludos

    ResponderEliminar
  24. Es verdad Rafael ¡se pierden tantas cosas ! pero a los hijos no se los pierde nunca. Claro que duele, pero cuando los ves bien , haciendo su camino, felices, entonces te das cuenta que valió la pena.
    No sufras por tu hijo, sólo míralo, en secreto, con disimulo para asegurarte que todo va bien. Lo demás viene solo.
    Un abrazo gigante :)

    ResponderEliminar
  25. ES PARTE DE LA VIDA... ASÍ CRECEN Y SE VA A HACER SU PROPIA VIDA COMO LO HICIMOS NOSOTROS... MUCHO SENTIMIENTO EN ESTOS VERSOS. ABRAZOS
    CARLOS

    ResponderEliminar
  26. Los años pasan y nosotros con ellos, es una pena, pero es también una alegría el estar vivos para acompañar a nuestros hijos en una nueva etapa.
    Un abrazo, desde mi Librillo.

    ResponderEliminar

  27. MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA.

    Dice, los hijos no son nuestros, esto cuesta de asimilar, hay que dejarlos volar, vivir su vida, pero somos humanos, y duele. Lo malo es cuando ves que se van, que vuelan al son del viento, que no saben vivir la vida. Esto si que duele, cuando ves que se estrellan y caen en un pozo sin salida, yo por suerte tuve esta mala experiencia digo por suerte porque esto me hizo crecer, aceptar otras maneras de vivir. Pero fueron unos años de mucho dolor. Gracias a Dios, logro salir del pozo, y ahora es una hija perfecta, Fue un milagro....

    Besos

    ResponderEliminar
  28. Cuanta Razón tienes amigo Rafael, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. Qué razón y sentimiento hay en tus letras amigo, cuando se marcha un ser querido, más si es nuestra propia sangre, deja un hueco muy profundo.
    Son tus letras un canto hermoso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Es algo más, bastante más que el nido vacío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Los años pasan sin darnos cuenta y, la vida es así.

    Conmovedoras tus palabras.

    Te mando un fuerte abrazo mi recuerdo.

    ResponderEliminar
  32. Siempre cuesta verles partir, me tomó algo más de 3 años tomar conciencia que ya no vivía en casa y que ahora que vive en un país lejano, cada vez que nos visita es fiesta permanente! Casualmente llega en una semana, luego de un año de ausencia.

    Besos!

    ResponderEliminar

  33. Es duro aceptarlo pero no hay mas remedio.

    Para nosotros siguen siendo los niños pequeños que nos necesitan.

    Que sean felices, nuestro mayor deseo.

    Lo mejor para él y el abrazo de siempre para ti.

    ResponderEliminar
  34. Es duro, mas inevitable. hay que dejarlos volar con alas propias.

    Te mando un gran abrazo, mi querido amigo Rafael.

    ResponderEliminar
  35. Así es mi querido amigo ellos se hacen mayores y salen del nido para empezar una nueva vida llena de nuevas esperanzas y aunque ahora sientas el vacío pronto lo llenaras de nuevas facetas muchos más enriquecedoras.
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Esa marcha es evidencia de que todo funciona bien, lo contrario sería lo preocupante, así que alégrate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Bello poema lleno de nostalgia.Así es la vida amigo, los pajarillos alzan el vuelo a formar su propio nido, como decía mi madre, ley de vida.Besosss.

    ResponderEliminar
  38. Los hijos crecen y se van de nuestro lado; duele, pero es la ley de la vida. Bello poema. Un abrazo.

    María

    ResponderEliminar
  39. Muy hermoso , enhorabuena Rafael, por tus bellos sentimientos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  40. Mi querido amigo y gran Poeta,
    Sincera demostración de amor
    al ser que se ama por sobre todas
    las cosas del mundo... los hijos,
    uno quisieran que jamás se hicieran
    adultos, pero la vida es así y nos
    abandonan para formar su propio nido.

    Es un placer leerte querido Poeta.

    (quiero pedirte un gran favor... si
    fuera posible "robar" un poema de tu
    blog que me ha llegado al alma y
    ponerlo en mi blog... con tu permiso
    por supuesto y tu autoría) gracias
    y Dios bendiga tu talento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que puedes, querida amiga, honor que me haces.

      Un abrazo.

      Eliminar
  41. Rafael al leerte se me viene una cita del poeta Khalil Gibran.

    " Tus hijos no son tus tus hijos
    son hijos e hijas de la vida
    deseosas de si misma"

    Imagino tu pena, se siente al leer tus versos, pero piensa esa parte de ti que es tu hijo te traerá grandes alegrías.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  42. Si, debe ser duro verlos partir pero no debes estar triste , ahora le toca a él vivir su propia vida , en algún momento todos los hicimos y seguramente eso le hará más fuerte y sabrá apreciar los padres que tiene y lo que de ellos aprendió . Alguien dijo al respecto " Tus hijos no son tus hijos, son los hijos de la vida ... "
    Ahora le toca volar con sus propias alas .
    ¡ Fuerza , Rafael ! y un gran abrazo

    ResponderEliminar
  43. Estimado Rafael
    Desde que nacieron mis hijos tenía en la mente que algún día volarían cual alegres pajarillos para construir su propio nido; traté de darles todo el afecto del mundo, de atenderlos, de gozar minuto a minuto su amada presencia.
    Pensé que de esa manera sería muy fácil escucharles decir que partirían. Ha sido duro, sé que están bien, que nos escribimos, que conversamos por el Skype, pero el vacío queda en el comedor, en el jardín, en sus habitaciones, en el ambiente sin su música, sin sus alegres risas… sin sus abrazos en el alma…
    Pero la vida continúa y hay que seguir adelante con los proyectos que quedaron un poco paralizados por estar en la hermosa tarea de llevarlos rumbo a su autorrealización.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  44. A los hijos tampoco nos alegra dejar a nuestros padres, también nos duele... ni si quiera sé porque lo hacemos... para fundar nuestro camino. pero los seguimos amando, quizás mas que cuando estábamos tan cerca.

    ResponderEliminar
  45. SE SIENTE ESE VACÍO EN TUS LETRAS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  46. Hola Rafael.
    Pasando a saludar despues de un receso, ya que mi compu se encontraba averiada, ya todo solucionado me alegro nuevamente de pasar por aquí...
    Con cariño te dejo un abrazo y que disfrutes de una linda semana...

    ResponderEliminar
  47. Es difícil verlos partir pero será bueno para ellos seguramente.
    Es encantador tu poema. Un beso grande

    ResponderEliminar
  48. Pero te queda una enorme satisfacción, que gracias a tu crianza fueron capaces de volar. Todavía no me sucede a mí, ya después lo contaré. Creo que es uno de los momentos más difíciles de la vida, pues los hijos son el más grande amor.
    Poco a poquito te iré leyendo, todo tu blog.
    Por lo pronto me voy, que tengas un excelente día!

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas