domingo, junio 30, 2013

CAMPESINO DE CIUDAD





Al pasar sobre el último puente, suspiró aliviado, al fin estaba en su tierra. El tiempo le había dado la razón a su abuelo: La gran ciudad no era un buen lugar para el provinciano y, aunque tarde, tenía que aceptarlo. Así que, montado en un destartalado bus con su familia, sus corotos y sus recuerdos regresaba a su pueblo natal decepcionado de la inhóspita urbe, pero alegre por volver a sus raíces, atrás quedaban veinte años de ausencia y soledad.


LA VUELTA

Atrás dejé la ciudad,
 me vine para el pueblito.
¿Qué hacía yo en orfandad
 viviendo triste y solito?

Aquí si soy conocido
y me saludan de mano,
allá vivía inadvertido
era tan sólo un fulano.

Miro paisajes con flores,
estoy feliz y contento,
 ya no aspiro los hedores
de basura ni cemento.

Aquí me pongo a soñar
mirando pasar el río,
allá hube de soportar
la soledad y el hastío.

Me despierta el arrullar
de pajaritos cantando,
ya no tengo que aguantar
automotores pitando.

Aquí hago lo del vivir
y no falta el bocadito,
allá era grande el sufrir
sin plata ni trabajito.

Abandoné mi pueblito
creyendo que en la ciudad,
todo sería más bonito
pero eso no era verdad.

Porque únicamente hallé
ambiente ajeno y hostil,
el hombre alegre se fue
y me convertí en un gil.

Por eso, por todo eso
volví a mi pueblo querido,
me tenían del pescuezo
en aquel mundo, perdido.

Por eso, por todo eso…
moriré, donde he nacido.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Puente Concentra
Archivo particular



58 comentarios :

  1. Bella poesia Rafael.
    Buen Domingo.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Una cierta verdad, los que hemos nacido en un pueblo y nos fuimos a él queremos volver ya que allí encontramos el calor humano.
    Muy bonito.

    ResponderEliminar
  3. Rafael, es un bellísimo poema, sobre todo remueve muchos sentimientos, y emociones en mí, que con 14 años dejé mi pueblín amado, y me vine con mis padres aquí a Madrid, buscando un futuro mejor, fue cortarme las alas, cuando comenzaba a desplegarlas, allí se quedó mi casa, mis amigos, mi familia... todo lo que había sido mi pequeña vida.

    Y cuando vuelvo a él, el reencuentro siempre me acaricia el alma, y me pone alas en el alma, respirando la libertad que un día dejé allí, para venir a esta gran ciudad.

    Un abrazo con alas de esperanzas.

    ResponderEliminar
  4. Sólo le falta la música, Rafael, porque bien podría ser una canción. Una hermosa canción de reencuentro, de vuelta a los orígenes.
    Yo también soy de un pueblo del noroeste de Murcia, Moratalla; aunque hace muchos años que vivo en la capital.
    Sin embargo, en mi caso, aunque siempre está presente mi pueblo en mi pensamiento y en mis escritos ( si has leído mi penúltima entrada "Por las esquinas del recuerdo", te habrás dado cuenta. También en otros relatos y poemas), no volvería a él para quedarme.
    Formé mi familia en la ciudad.
    Fui feliz en mi Moratalla querida, pero también lo soy en Murcia.
    Cada cual debe estar donde crea que de verdad pertenece, que no es más que allí donde encuentre la felicidad.
    Un abrazo y feliz entrada de semana.

    ResponderEliminar
  5. El mundo bloguer está lleno de poetas y los tuyos son un encanto, me ha gustado mucho, leer vuestras poesias me relaja mucho, un abrazo Rafa.

    ResponderEliminar
  6. Emotivo y precioso poema, Rafael. Cierto es que muchos se van a las garndes ciudades y allá se sienten más solos que nunca. La temible y terrible soledad de las multitudes, amigo.

    Lo has sabido plasmar muy bien en tus versos. Feliz domingo. María

    ResponderEliminar
  7. Aunque siempre he vivido en la Ciudad, mi anhelo es vivir lejos de ella, son sueños, ya tengo el diseño del lugar en mi cabeza. Hermosa poesía, me encantó la realidad de tus palabras, un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Una poesía muy linda. Me ha gustado mucho.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Preciosa poesía y gran verdad, cada vez apetece más irse a un pueblo pequeñito a estar cerca de la naturaleza y lejos de ruidos, polución y demás problemas que conllevan las ciudades.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. como siempre sacas esos hermosos sentimientos... el terruño siempre será el terruño.
    un abrazo amigo
    carlos

    ResponderEliminar
  11. Rafael, siento como una nostalgia por esos sentimientos de tu campesino, buena decisión volver a su lugar, un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Comparación de dos mundos tan distintos. En ese vivir y en tan bello entorno, es imposible que no aparezca la inspiración poética.
    Un abrazo y feliz día

    ResponderEliminar
  13. A mi también se me ilumina la mirada cuando vuelvo a Ciudad Real, mi tierra natal, por donde anduvo los caminos Don Quijote y Sancho Panza, según escribió Miguel de Cervantes. Al casarme me vine a Madrid porque aquí estaba el trabajo de mi marido, y bien que echo de menos aquellas cosas sencillas, y más que nada a la familia que allí esta toda, menos mi madre que al igual que la tuya ya murió hace años. Un hermoso poema que retrata mil veces como nos marchamos dejando atrás lo más importante… la familia. Un abrazo grande amigo.

    ResponderEliminar
  14. Precioso, como todo lo que encuentro en tu blog. Siempre un grato placer el visitarte.
    Recibe un fuerte abrazo

    Beatriz

    ResponderEliminar
  15. Gracías por tu última visita a mi blog, perdona que no haya correspondido antes a ella, he tenido problemas que me han impedido hacerlo, he estado casi tres semanas sin sentarme ante el ordenador, sabes que yo siempre correspondo a todas las visitas que me haces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Qué linda es tu poesía Rafael ! Pura ternura.
    Uno tiene que estar donde se siente bien , siempre que se pueda.
    A mí también me gustaría volver al pueblo que me vio nacer.
    Gracias por compartir tus sentimientos ¡eres un sol !
    Te dejo un puñado de besos soleados . :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mil gracias, te mando mil abrazos y muchos besos.

      Chao.

      Eliminar
  17. Amigo Rafael, nostalgias de volver donde uno comenzo a vivir,bonito.un abrazo

    ResponderEliminar
  18. sabes.? Me hiciste llorar... Yo abandone mi país y lo deje todo,
    Sigo añorando regresar un día pero lo veo muy difícil... Es largó
    De explicar, hermoso y sentimental poema ha tejido tu talento,
    Te dejo miles de abrazos mi querido amigo

    ResponderEliminar
  19. sabes.? Me hiciste llorar... Yo abandone mi país y lo deje todo,
    Sigo añorando regresar un día pero lo veo muy difícil... Es largó
    De explicar, hermoso y sentimental poema ha tejido tu talento,
    Te dejo miles de abrazos mi querido amigo

    ResponderEliminar
  20. Muy buen poema.
    Y es verdad, uno es feliz en su tierra, con su gente y su familia.

    Un saludo Rafael y que tengas una buena semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  21. uno se arraiga al "pueblito" donde se cría aunque en el presente se haya hecho un "pueblazo" amigo Rafael. Linda como siempre tu sencilla, musical e inspirada poesía.

    ResponderEliminar
  22. EL PROGRESO DE CADA HUMANO, ESTÁ EN LA MENTE. Y POR ESO, NO ME VOY DE MI PUEBLO. GRAN MENSAJE QUERIDO AMIGO.
    UN ABRAZO HERMANO

    ResponderEliminar
  23. De acuerdisimo contigo Rafael, comparto completamente tus sentires.
    Soy mujer de campo no puedo evitarlo, la ciudad me hace sentir presa.
    Abrazos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  24. Un poema nostálgico y bello... besos

    ResponderEliminar
  25. Muy bonito poema. Las cosas que conocemos siempre son las mejores, aunque haya otras más nuevas.

    Un abrazo,
    Asier Olea.

    ResponderEliminar
  26. Son muchos los que abandonan el pueblo, siendo luego arrepentidos...
    Muy bello como siempre Rafael.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  27. Vivir en un pueblo es más gratificante y parece que se es más persona que en medio de la ciudad.

    ResponderEliminar
  28. Un bello poema donde trasmites en cada verso el amor a ese pueblo que nos ha visto nacer.Saludos

    ResponderEliminar
  29. Estos días he vuelto también a mi lugar de nacencia, donde vivo esa misma sensación que tan bien describes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Hola Rafael. Un placer como siempre leer tus versos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Que versos más preciosos Rafael, y que cierto es lo que dices, siempre parece que la ciudad es ese lugar don todo el mundo vive bien y sin problemas, que lejos está todo eso de la realidad y tranquilidad de la vida.
    Te deseo una buena semana.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  32. Hola Rafael, que gran verdad lo que dices en tu precioso poema y lo que le paso a su protagonista, la ciudad siempre se ve como que allí lo tenemos todo, pero nada mas lejos de la realidad ya que no se tiene nada, lo mas importante la amistad verdadera rara vez se encuentra, las ciudades son la cuna de la soledad, podemos estar rodeados por cientos de personas pero sentirnos solos muy solos, yo si pudiese también me iría a mi pueblo:)

    Besos.

    ResponderEliminar

  33. . Me encanta vivir en el campo. Y es que mi corazón, como el tuyo es sencillo y campesino.

    Besos y amapolas silvestres.

    ResponderEliminar
  34. Mi estimado Rafael.

    Bello poema que me trajo a la memoria esta linda canción
    http://www.youtube.com/watch?v=k6veb2YRyh8

    Recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Las grandes ciudades, son monstruos que te devoran y te tragan sin que nadie te eche en falta. Los pueblos pequeños son como una gran familia. Muy bonito el poema.
    Por favor aclárame que son "corotos", no lo he oido nunca
    Abarazos

    ResponderEliminar
  36. Hola, Julia:

    "Corotos" les decimos por aquí a las cosas de la casa (vajillas, muebles, cuadros, ropa, etc.)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Una maravilla de poema...Enhorabuena

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  38. Preciosidad de poema Rafael, tus versos llegan al alma.

    Besos!

    ResponderEliminar
  39. El campo es lo más hermoso, vivir en él es aprender cada día de las plantas, de todo lo que rodea al ser humano más de cerca. Muchas gracias Rafael, por tu comentario a la entrevista que me hizo Loli, eres muy amable. Te visitaré más a menudo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Hola alma hermosa de amigo.

    Hoy se ha actualizado en mi espacio, no sé, en el vuestro.
    Te agradezco sinceramente el apoyo e incondicional cariño que me entregas a diario con tu preciosa y preciada amistad.
    Gracias a todos vosotros, mi espacio se mantiene vivo y activo.
    Un gran abrazo y un buen fin de semana.
    Ambar

    ResponderEliminar
  41. Hola Rafel , la verdad es que si , que mucha gente emigro a la ciudad , y ahora con la gran crisis que hay , todos nos volvemos al pueblito , una bonita entrada , si señor .

    Es un placer , el pasar por aquí y leer tus bonitas historias .
    Besos desde mi blog de Flor .

    ResponderEliminar
  42. Perdón quise poner Rafael ... Uinssss este dedo loco , perdón.

    ResponderEliminar
  43. Mi querido amigoRafael que versos mas hermosos nos regalas y que verdad es lo que dices en las capitales es para ir siempre con prisas .nadie quiere bien a nadie y es muy diferente la vida de donde uno nace
    gracias por tus palabras a mis versos ,ya dsabes los mios son de amor que es lo mas hermosdo tambien
    un besoooo
    Marina

    ResponderEliminar
  44. Mi querido Rafael la magia que nos transmite la atmósfera de los pueblos, es algo que se guarad en nuestro corazón y por muchos años que pases siguen presentes en cada momento de la vida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  45. Mi querido Rafael la mágica esencia de los pueblos la llevamos impresa en nuestro corazón y por mucho que el tiempo pase siempre permanece inalterable en nuestro interior.
    Besos.

    ResponderEliminar
  46. Logrados versos que nos regresan a lo esencial y las raíces.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  47. todos somos de cierto modo campesinos y citadinos
    pues necesitamos el contacto con la tierra y la naturaleza
    bello poema Rafael
    abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  48. ¡HOLA QUERIDO AMIGO !
    ME ALEGRA DE QUE ESTÉS UN TANTO MAS ANIMADO...
    TE JURO RAFAEL QUE SI ME TUVIERA QUE MARCHAR
    DE AQUI, MI TIERRA QUERIDA , EN LOS ULTIMOS AÑOS DE
    MI VIDA, ME MORIRIA ANTES DE TIEMPO...
    LAS RAICES ¡ TIRAN MUCHO !
    PRECIOSO POEMA RAFAEL...
    UN AFECTUOSO SALUDO,
    CONCHITA,

    ResponderEliminar
  49. Hola, Rafael
    ¡Qué hermosa fotografía!
    Unos versos supremamente realitas. Son muchos quienes abandonan el campo o su pueblo deslumbrados por la ciudad que termina haciéndoles daño.
    Como siempre eres maestro escribiendo versos sobre temas de la cotidianidad.
    Deseo que pases un maravilloso fin de semana
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  50. Hermoso, Rafael... y me has hecho pensar si haré mi descanso final en el lugar donde nací. No creo, está tan lejos, y no me refiero solo a distancia.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  51. Hola RafaEL: mUY LINDOS VERSOS COMO SIEMPRE!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  52. No hay mejor lugar que aquel que te vio nacer...(excepto si no reina la paz y la justicia) pero si no, el lugar donde se hayan las raíces de cada uno, los recuerdos, la cuna de su cultura, de sus aprendizajes de noño...ese es el mejor lugar. Mi cordial saludo.

    ResponderEliminar
  53. Hola Rafael:
    Te deseo un feliz fin de semana.
    Bss

    ResponderEliminar
  54. Dejas plasmado el sentimiento por tus raíces, hermoso Rafael. Besos

    ResponderEliminar
  55. Una nostalgia da como resultado una poesía maravillosa! Tu sensibilidad siempre capta las emociones y las plasma en entrañables poesías. Besos.

    ResponderEliminar
  56. El retorno al campo. El poema revela una difìcil situaciòn de los campesinos en èxodo a la ciudad, en busca de mejores oportunidades, epeero su lugar es el campo...por eso el retorno...ahì tienen identidad y tierrra. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.