lunes, octubre 01, 2012

CASITAS DE MIS VEREDAS





Cada vez que salgo al campo me quedo extasiado mirando a la distancia los rojos tejados de las casitas que, cual si fueran parte de un pesebre, se ven, abajo, en las hondonadas que se forman entre cerro y cerro. Son casitas humildes, pero acogedoras, adornadas con flores de mil colores y habitadas por gentecita muy buen: mi gente colombiana y boyacense, la gente de mi tierra.


ENSUEÑOS

Casitas de mis veredas 
con patios llenos de flores, 
maticas y enredaderas 
de toditos los colores.

Ostentan techumbres viejas
y las paredes blanqueadas,
rojitas se ven sus tejas
por todas las hondonadas.

Casitas de mis veredas,
mis casitas tan bonitas,
con fogones de tres piedras
y ventanas chiquiticas.

Acogedoras, muy guapas,
con gentecita tan buena,
de café negro, zaparas
y agüitas de hierbabuena.

Casitas de mis veredas
hechas de tapia pisada,
alfombradas con esteras
y olor a tierra mojada.

Ojalá que Dios conserve
mis casitas tan hermosas,
para disfrutar por siempre:
Dalias, Jazmines y Rosas.


Rahulig/012
DRA


Imagen: Casita Campesina
Archivo particular




48 comentarios :

  1. Muy hermoso Rafael, con tus letras he podido divisar tan bonito lugar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Bonito romance descriptivo de esas panorámicas que se ofrecen a tu alrededor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Mes has transportado a ese bello y tranquilo lugar con tus maravillosos versos!!
    Me encanto la imagen!!
    Cariños...

    ResponderEliminar
  4. Me trasportaste a ese mundo de mi niñez y juventud y como siempre me tocaste el corazón
    MIL FELICITACIONES

    ResponderEliminar
  5. DE las cosas que más me han llamado la atención, de siempre, es la manera especial como los campesinos mantienen en tiestos y macetas, primorosos exornos de flores. Por estos lados de Santander, en los tejados pueblan las orquídeas. Basta una majada, y ahí crece esta flor agradecida, como las que caracterizan tus versos, salidos de manera tan espontánea y poética, en Ensueños. Mis respetos, Rafael. Carlos.

    ResponderEliminar
  6. Rafael, con tu poema he vuelto a aquellas casitas en mi África donde yo nací...

    Me han encantado estos versos: "Ojalá que Dios conserve
    mis casitas tan hermosas,
    para disfrutar por siempre:
    Dalias, Jazmines y Rosas."

    un abrazo

    Maite

    ResponderEliminar
  7. llegué reciñen a tu blog y me encantó lo que leí hermano americano. Desde ya soy tu seguidora con mis blog.
    un saludo con cariño!

    ResponderEliminar
  8. Casitas como de cuento,preciosas y floridas a las que poetizas con el corazón.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Qué hermoso homenaje a tu gente, Rafael, y me reconcilio con mis diminutivos, a vos te quedaron bárbaros, un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. ¡Que entrañable y acogedora poesía!

    ResponderEliminar
  11. ¡Cuánto afecto derramas por esa casita en cada uno de los diminutivos, Rafael!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. vaya¡¡¡ una primavera constante....

    ResponderEliminar
  13. Rafael, has conseguido que con tu poema me haya transportado a el, un placer leerte.Gracias por tu visita y que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  14. UN BELLO TRIBUTO A UNO DE NUESTROS SÍMBOLOS COLOMBIANOS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  15. Por como las describes, me las imagino encantadoras, sencillas y con aroma a jazmines y rosas. Encantador.Saludos desde España

    ResponderEliminar
  16. Hola Rafael.
    Que palabras más lindas en estos versos! me encantó este poema!
    la imagen preciosa! un cariñoso abrazo y linda tarde!

    ResponderEliminar

  17. Frescura, ternura, encanto...

    La grandeza de la sencillez.

    Dalias, jazmines, rosas y besos para ti.

    ResponderEliminar
  18. Siempre son una delicia tus versos, amigo Rafael. Tienes el arte de crear imágenes entrañables y bellas, que hacen sosegar al corazón. Mi aplauso para ti.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  19. Amigo Rafael; felicita a Raulit y un abrazo para ti
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Casitas simples y alegres de las que uno se siente feliz viviendo en ellas, me gustan las flores y la vegetación que las rodea.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Muy linda tu poesía Rafael ¡que bien pintas las casitas de tu vereda! UN ABRAZO Y AGRADECIDO!

    ResponderEliminar
  22. Gracias mi querido poeta por tus letras, no me pasan nunca indiferentes, siempre tienen hondura.
    Rafael , mi blog cumple 3 años y os anuncio nuevas noticias.si puedes te pasas por mi casa.
    con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  23. Hermosas y acogedoras estas casitas que describes en tus versos en verdad hermosos versos!
    Te sigo y gracias por el seguimiento de me.Vamos intercambiar muchas ideas de ahora en adelante.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Lindas poesias,gostei demais.Grande abraço.SU.

    ResponderEliminar
  25. Hermoso poema Rafael,estas casitas y su entorno ,si que son bellas de verdad,y tu lo cuentas de una manera especial,ese olor a tierra mojada,que siempre perdura en nosotros y esos olores a gente maravillosa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. Rafael, describes primorosamente en tus versos "tus casitas", me hacen recordar a las mías cuando viajo a alguna provincia y desde los cerros puedo ver sus tejados rojos y sus jardines de colores.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Amigo Rafael: Como siempre disfruto mucho con tus versos, con este me has trasladado al pueblo de niñez y de mi infancia que, con sus casitas blancas y sus tejados rojos parecen hacer equilibrios para no rodar por la ladera del cerro en el que han sido construidas.
    Un fortisimo abrazo

    ResponderEliminar
  28. Rafael..." Ensueños "

    Es hermosa tu casita como las dulces palabras
    dedicadas, en este poema le has entregado.

    ¡¡¡ Precioso !!!

    un beso

    ResponderEliminar
  29. Rafael, gracias por tu visita y comentario.
    Gracias también por tan precioso poema, es un verdadero placer leerte.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Querido Rafael: acabo de publicar en mi blog "De Dentro" //Loreto1945-Militos.blogspot.com/ tu poema La Amistad.
    Muchas gracias por darme permiso, me gustaría que lo vieran todos mis amigos, es precioso.

    Y este de las casitas de tus veredas es muy tierno, a mi también me encantan esas laderas de los montes cuajadas de casitas.
    Un beso, poeta

    ResponderEliminar
  31. Que bien me llevas por esas veredas que hacen que sienta la necesidad de vivir ahí...Besos

    ResponderEliminar
  32. Hola: De vuelta a la "normalidad" después del festejo de mis 80 años...lindo tu poema, como siempre!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Que acogedoras casitas; como bellos tus versos... Se respira un aire fresco!
    Un abrazo, amigo Rafael.)

    ResponderEliminar
  34. Esa casita de la foto es una envidia, para allá me iría si fuera mía, lindo poema y linda casita...
    Bsss

    ResponderEliminar
  35. Hola Rafael !

    Bellas casitas describes en tu poema tan bello- me hacen recordar a las casitas de un pueblo de Andalucia, blancas, coloridas, con sus tejas y sus flores- asi de bonitas como tu las describes tan bien. Que lindo un sitio asi de acogedor con sus gentes tan buenas- la gente pueblo es maravillosa siempre !!

    Besos

    Aurora

    ResponderEliminar
  36. Lindas, coloridas y acogedoras casitas, delinean tus letras.

    Buen trabajo, Rafael!

    Abrazos alados.

    ResponderEliminar
  37. Un poema muy vivo similar a un paisaje pintado en oleo de muchos colores, tantos como nos cuentas entre los tejados, las flores, etc.Bonito poema
    Un saludo

    ResponderEliminar
  38. Rezuma cariño tu poema por esas casitas, que me las imagino acogedoras, sencillas, y maravillosamente tranquilas, pobladas por gente buena y de corazón apacible y generoso. Son la hermosura dentro de la sencillez.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  39. Mi querido amio despues de un largo descanso he pasado a saludarte y me encuentro con este soberbio y a la vez humilde poema

    Esas casitas que también hay en mi tierra en cada rincón de nuestra pequeña isla pero como bién dices habitada por gente humilde y generosa

    Gracias por compartir
    Besitos mi niño

    ResponderEliminar
  40. Me has hecho volver a mi infancia y adolescencia, como siempre, con tu poesía, ojalá, como dices en ella, no se pierda nunca el encanto de las casitas de mi casco antiguo, que se queden tal como las recuerdo y como las he conocido desde mi niñez y desde que nací, porque he nacido en esta bonita ciudad y en ella he crecido, por eso la quiero tanto.
    Un abrazo, hasta pronto querido amigo

    ResponderEliminar
  41. Con la que está cayendo, no solo en España sino con la globalización, dan ganas de irse una temporadita a una de esas lindas casitas con sus gentes y vecinos,

    Saludos

    ResponderEliminar
  42. Bonitos versos, hermosa foto.
    Un abrazo.
    David

    ResponderEliminar
  43. muy dulces versos, les falta la música para que sean un lindo pasillo...

    Paz&Amor

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene música, Isaac, lo canto con mi guitarra a ritmo de pasillo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  44. rafael: no sólo nos regalas un bella poesía, sino que en ella nos dejas ver esas casitas tan bellas y adornadas de flores y sol. Te dejo mi aplauso y admiración.


    mariarosa

    ResponderEliminar
  45. Preciosos versos los que nos dejas, versos que nacen de tu corazón, el sentimiento realmente penetra en las letras.
    besos desde Jaén

    ResponderEliminar
  46. Querido Rfael,

    Las casitas de las veredas se adornan con mucha elegancia con tu bellisimo poema.

    Te mando un abrazo hasta Viena...dentro de Boyaca.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog