domingo, septiembre 11, 2011

POR DECIR ALGO





Esta mañana leyendo a Anthony de Mello encontré un párrafo que, por decir algo, reza más o menos así: Guarda silencio y mira, sencillamente mira. Una estrella, una flor, una hoja marchita, un pájaro, una piedra... Cualquier momento sirve. Mira, escucha, huele, toca, saborea y seguramente no tardarás en verle a ella, a la niñez en persona, que te abraza, te sonríe y juega como ayer, alegremente.


LEJANO PUERTO

Anclada, mi mente
se ha quedado,
allá entre mi niñez
y adolescencia.

Por eso,
aunque mis sienes
han blanqueado,
guardo en el corazón
alma de niño.

Y, vivo, felizmente
estacionado
en el lejano puerto
de la infancia.

Luciendo mil arrugas
en la frente,
cargando en un morral
mi infante anhelo,
mis trompos, mis canicas,
mi cauchera...

para seguir rodando
por la vida,
jugando cual chiquillo:
¡hasta que muera!


Rahulig/011
DRa


Imagen: En el patio
De mi galería



54 comentarios :

  1. Es curioso como seguimos conservando ese alma de niño a pesar de los años verdad?

    Besos, Rafael.

    ResponderEliminar
  2. Rafael,vuelvo de nuevo a tu blog y encuentro gratificante el escrito,que ha dado lugar a tu bello y entrañable poema.Te diré que somos naturaleza y para guardar su esencia,que nos permitirá crecer espiritualmente,hemos de retornar a la inocencia,al asombro y a la belleza de la infancia.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por la sencillez y grandeza de tus letras,amigo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  3. poijHola Rafael:

    ¿Que tal vas de tu caída?. Te recuperaste ya.

    El poema como todos muy bonito.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Y jamás pierdas tu alma de niño, eso es lo que nos hace más humanos y sensibles ante la vida, y sus problemas.
    Deseo estés del todo bien.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola Rafael, muy lindo poema, con un mensaje de mucho valor...ese niño nunca debe ser relegado al olvido, vale la pena conservar su inocencia y su alegría...gracias por compartirlo, QDTB, recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hay quienes se deshacen de su niño interno y quienes lo consevamos. A mi me encanta conservarlo.

    Precioso poema Rafael.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  7. El alma de niño, Rafael, te protegerá de cuanto de nocivo hay en el día a día. Dice Jesús: De los que son como niños es el Reino de los Cielos.
    (Mt 19, 14)

    ResponderEliminar
  8. Según vamos cumpliendo años, más añoramos ser niños. Tal vez sea, que cuanto más vamos aprendiendo, más nos damos cuenta que ellos son el motor del mundo.

    ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  9. Y que felicidad llevar todavía contigo ese niño, que importa el color del pelo ni la presión arterial , importa lo que llevas dentro, nadie se puede ni debe sustraerse a su propio pasado ¡¡¡sé todo lo que puedas ser!!
    "pero nunca dejes de ser niño"
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Todos tenemos algún rincón el cual, cuando lo visitamos, nos devuelve a esos tiempos de niñez.

    Saludos Rafael.

    ResponderEliminar
  11. Hola Rafael como dice la zamorana, es curioso como se nos queda las cosar grabadas de nuestra niñez, a mi seme han quedado grabadas a fuego, por eso he tenido que escribir mi vida para sacarme esa espina un beso.

    ResponderEliminar
  12. Ojalá nunca perdiéramos esa inocencia y esa capacidad de saborear la vida que tienen los niños.

    Precioso poema.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. En muchas ocasiones, puedo aplicarme esos versos.
    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
  14. Amigo Rafaél,tus versos nos llevan a tiempos pasados, pero no olvidados.
    Amigo, sois todo un POETA,lo demuestras en cada uno de tus escritos.

    Abrazo
    M. Ángel

    ResponderEliminar
  15. Y que nunca nos falte esa alma infantil, porque ciertamente, es lo único que el tiempo no puede oxidar ni entumecer.

    Bellos versos.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Ese toque de ingeniuidad y de dulzura casi inocente te hace una persona muy especial y un poeta muy cercano.
    Felicidades por tus versos, por tus lecturas y por se como eres.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Es realmente maravilloso conservar a ese niño dentro de nosotros siempre
    Me ha gustado mucho
    Un beso y buena semana

    ResponderEliminar
  18. Nadie es dueño de tu felicidad, por eso no entregues tu alegría, tu paz, tu vida en las manos de nadie, absolutamente a nadie.
    *** ARISTÓTELES ***
    como siempre tus versos preciosos
    gracias por tus bonitas palabras en tu comentario
    feliz semana
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  19. Y es que eso somos rafael, niños que el propio tiempo va arrugándonos la piel, pero nuestras querencias, nuestras vivencias, siguen estando vivas en nuestra alma, a pesar de que ya no exista la inocencia.

    Un buen poema amigo. Un abrazo. Juan.

    ResponderEliminar
  20. Y que no perdamos jamas el alma de niños...
    Hermoso tu poema..
    Primavera

    ResponderEliminar
  21. Lo más importasnte y lo que nunca debemos dejar "el
    alma de niño".
    Particular manera de escribir.
    Me encantó
    Rafael Feliz semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Oiga, hace muchos años leí Anthony de Mello y creame, que con solo leer lo que cita en este post, he vuelto a sentir la alegría pacificadora de mi primer encuentro con su pensamiento.

    Y el poema redondito, con la sencillez y la contundencia que tiene la voz infantil. Nada más bello que la voz de un niño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  23. QUÉ BELLEZA DE SENSACIONES DEJA SU ESCRITO. SIEMPRE UN PLACER VISITARLO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena por tus hermosas y sencillas palabras. Me ha gustado conocer tu blog.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  25. Que bonito es volver a recordar nuestra infancia,aquellos juegos,aquella felicidad que con poca cosa teniamos,bonitos recuerdos nos dejas hoy.
    Espero que ye estes bien.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Rafael,al leer tus versos me has pintado en genio y figura.Pasarán los años usaré, quizás, bastón y seguiré manteniendo mi alma de niña.Un abrazo, amigo mío.

    ResponderEliminar
  27. gracias por visitarme, un placer seguirte también, saludos

    ResponderEliminar
  28. Hola Rafael !!

    No perder nunca el niño que tenemos dentro, que nos hace ver la vida con ternura, con amor, con alegría-
    Conservar la inocencia, no perder el descubrir cada dìa ( eso es la vida)
    Bello poema Rafael ! gracias por compartirlo.

    Un beso

    Aurora

    ResponderEliminar
  29. Bellos recuerdos que los tendras por siempre.

    Siempre debemos tener el alma de niño.

    Un abrazo que Dios te cuide mucho siempre.

    ResponderEliminar
  30. ¡Estpendo poema! Me has acercado a los recuerdos de mi niñez y de mi adolescencia. Inolvidables! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hermoso poema que guarda la pureza de aquello que uno fue, alguna vez ( y sigue siendo). Un saludo, rafael.

    ResponderEliminar
  32. Si quieres llegar a viejo saca el niño que llevas dentro; muy bueno Rafaél, gracias por traerlo.
    Un fuerte abrazo
    Leonor.

    ResponderEliminar
  33. ¡Hola Rafael!
    Preciosa poesías, he echado un vistazo a tus entradas anteriores y me gustan como escribes, son muy bonitas las poesías.
    Espero estés recuperado de la caída de bicicleta.
    Un saludo.
    Rosa.

    ResponderEliminar
  34. Un bello poema amigo RAFAEL
    SABES DESDE BIÉN PEQUEÑA ,ME ENTRTENIA MIRANDO CUALQUIER COSA,UNA HOJA,RAMAS ,SEMILLAS QUE CAÍAN Y HOY EN DIA SIGO LA MISMA TRAYECTORIA
    Ello me ha llevado a crear mi propia poesia
    Te admiro amigo
    Besitos Victoria

    ResponderEliminar
  35. Un lindo poema, mi querido Rafael, regiamente complementado con la cita de Anthony de Mello.

    Fuerte abrazo y deseo tu salud vaya cada dia mejor.

    ResponderEliminar
  36. Que lindo! Y siempre tenemos a nuestro niño con nosotros, aunque hayan pasado muchos años, te lo digo yo que acabo de cumplir mis 79 años! jajajaja
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Hola Rafael: Hay un premio para ti en mi blog.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  38. Hola Rafael que lindo poema me ha gustado mucho soy una seguidora tulla

    un saludo

    ResponderEliminar
  39. Nunca olvides el niño que guardas dentro.
    Es una forma de ser feliz con las cosas pequeñas.

    Un abrazo.

    Ale

    ResponderEliminar
  40. Tú nunca dejarás de ser niño. Y es un privilegio.

    Abrazo enorme hasta tu tierra linda.

    Soco

    ResponderEliminar
  41. Hermoso poema que demuestra que el niño que llevamos dentro siempre morará en nosostros y nos dará lo mejor de sí: sus recuerdos. Una ternura.

    Un beso grande, Rafael.

    ResponderEliminar
  42. ¡Grande Antony de Melo, has leído "La oración de la rana"? Es una joyita.

    Tu poema es un homenaje a el pensamiento de este gran pensador cristiano.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  43. Hola Rafael,

    Que hermoso escrito!
    Belíssimo! Tu deves continuar a sonhar, como los ninos.

    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  44. Nuestra niñez ese vuelo que no termina nunca y nos acompaña como un halo de Dios..para que tengamos vida eterna..
    Saludos desde el su

    ResponderEliminar
  45. HOLA RAFAEL,

    Gracias por tu comentario.
    Bueno dia.

    Beso de luz.

    ResponderEliminar
  46. ¡Hola Rafael!
    Aquí estoy de nuevo después de un paréntesis de descanso de verano. Vuelvo a este espacio atraída por la musicalidad de tus lindas letras.

    Somos unos nostálgicos de la infancia, llevamos de ella siempre algo dentro de nosotros.
    Juntamos quizá... el pasado y el presente para poner en la balanza y ver cuanto crecimos por dentro y por fuera.

    Te dejo un abrazo de agradecimiento y estima. Se muy feliz.

    ResponderEliminar
  47. Muy hermosos versos Rafael creo que gracias a los recuerdos de niños todos volvemos hacer niños en la vida
    lo cual es muy bello.
    muchas gracias por tu lindo y sabio comentario, en mi espacio, lamentable mente yo estoy pasando por una situación muy complicada, y aun que no quiero escribir cosas triste es lo que hay en mi alma en estos momentos, mil gracias por estar ahí.
    Besos que tengas un lindo domingo.

    ResponderEliminar
  48. Buenos días Rafael, nunca dejaremos de sentirnos como niños, siempre queda en nuestro interior un poco de inocencia y picardía, esa sana picardía de niño. Hoy el viento, e l que me lleva a tus versos me llamó y decidí visitarte y desearte feliz semana y decirte que es una belleza por los cuatro costados los que emanan tus versos. No me cansaré nunca de pasearme por tu blog y por ellos.

    ResponderEliminar
  49. feliz domingo Rafael
    con cariño un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  50. Nunca hay que olvidar el niño que llevamos dentro, eso es lo que nos hace ser realmente humanos. grandes palabras. salu2

    ResponderEliminar
  51. ¡Hola Rafael!
    Bonitas letra evocadoras de la niñez de la inocencia.

    Saludos de J.M. Ojeda.

    ResponderEliminar
  52. ¡Cómo arrastra a recordar esos tiempos! Muy bien logrado este poema que motoriza las nostalgias del lector. ¡Excelente! Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.