sábado, septiembre 11, 2010

AMARGA OSADÍA





Don Pedro Quintana era un médico muy apreciado por los habitantes de la ciudad y de las regiones vecinas. Lamentablemente, hace algunos años fue asesinado por un joven adicto a las drogas, que en su afán de conseguir dinero para comprar alucinógenos no midió las consecuencias de sus actos y pagó muy amargamente su desmedida osadía. La vida nos da sorpresas... Sorpresas nos da la vida.


EL LOCO

Tambaleante y solitario
por la calle caminaba,
sin saber que un victimario
bajo el farol lo esperaba.

Cuentan, quince años después,
que la noche era muy fría;
las nueve o quizás las diez
el reloj señalaría.

Pedro venía tarareando
un afamado corrido,
había estado celebrando
por el premio recibido.

Al doblar en una esquina
el ladrón lo hace parar,
con agilidad felina
Quintana intenta escapar.

Pero, recibe inclemente
la puñalada fatal,
cayendo herido de muerte
para bien o para mal.

El ladrón guardó el botín
mientras que el hombre moría,
perdiéndose en el confín
con pasmosa sangre fría.

En el diario publicaron
que el Doctor Pedro Quintana,
sería llevado al panteón
el lunes por la mañana.

El confeso sindicado
en el manicomio está,
porque el hombre asesinado
era su propio papá.

Por culpa de malos vicios
no miramos lo que hacemos...
y en oscuros precipicios
sin remedio nos perdemos.


Rahulig/010
DRA


Imagen: La calle del farol
Bajada de la red



47 comentarios :

  1. Los vicios, esa enfermadad incurable que tantas veces acecha a muchas personas...

    Un beso.

    ¿Te animas a participar en la convivencia del día 8 de octubre? sólo tienes que decírmelo, y publicar un tema ese día que trate de la convivencia, nos estamos uniendo muchos blogs.

    ResponderEliminar
  2. Muy bello poema.como nos tienes acostumbrados,ultimamente amigo ocurren con frecuencia en el mundo actos como el que nos describes,lo peor que le puede pasar a una persona es destruirse a si mismo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Que triste, muy triste- terrible para el papà que ya no esta y màs terrible para el joven que no descansara en su vida- por lo menos su conciencia-
    Lo has escrito con maestria y gran sensibilidad, se queda uno pensando y si, la vida te da sorpresas.
    Gracias por compartir.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Se me hace tan difìcil llamar enfermedad a las adicciones...que bueno que no soy siquiatra, yo las denomino falta de pantalones, de autoestima, de principios, de empatìa...de valor, de voluntad...pero bueno, son cvosas mìas...

    los versos esplèndidos, como siempre...

    saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente esa Amarga Osadia ,ha terminado con muchas vidas valiosas y la de Pedro el MEDICO fue una de ellas,Dios ayude a eliminar ese flagelo que habita en nuestras sociedades para desgracia de nuestros Jovenes, buena entrada Don Rafael, un saludo cordial, Lazaro.

    ResponderEliminar
  6. Por desgracia Rafael, es una de las lacras que nos ha tocado vivir... Hace poco leía en un periódico algo parecido y sentí rabia e impotencia... Gracias por gritar esa lamentable injusticia nos unimos a tí. Que tengas un estupendo domingo y una mejor semana.Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Bello poema que nos situa en la situación que vive nuestra sociedad, en la que no se respeta ni a lo más querido, que es un padre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Amarga osadía que se lleva por delante a muchísima gente, jovenes sobre todo. Osadía que se pierde con la edad??? o se mantiene ???

    Entrada muy llena de sentimiento y amargura, para reflexionar ampliamente.

    Besos.........Leo

    ResponderEliminar
  9. Hola Rafael.
    Endemoniada droga que hace que un hijo asesine a su propio padre.
    Me dan mucha lástima esos pobres enfermos que caen en ese horroroso vicio cada vez a edades más tempranas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Rafael...que profundo que es esto! Te felicito, me encantó!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. hola amigo Rafael, hoy tus versos nos hacen sentir, un escalofri recorriendo el cuerpo, y me pregunto, si eso senitmos quienes leemos la triste historia en tus versos, como sentiria ese hijo descarriado al darse cuenta de su grave falta, pero desafortunadamente, mucho tenemos que ver lospadres con la educacion de los hijos, la orientacion y apoyo ke les demos cuando ekivokan el camino,es muy importante para ayudarlos a enderezarlos, gracias por compartirnos tus versos Rafael, te dejo un abrazo y bendiciones con amor..luz estrella

    ResponderEliminar
  12. Un poema muy bello.
    Las drogas son causa de tantas desgracias.
    Bicos

    ResponderEliminar
  13. los vicios, son la destrucción de la humanidad, y es mas triste cuando los llevan a terminar con vida de inocentes.
    besos

    ResponderEliminar
  14. Las drogas destruyen familias por algun familiar enganchado a ellas, lo malo es que por esa dosis paguen otros en este caso con su vida.
    Es una realidad cada vez mas extendida ademas peligrosa para todos.
    Primavera

    ResponderEliminar
  15. Triste historia, Rafael. Tal y como tú la cuentas, recuerdo que hace mucho tiempo, en España, existían una especie de trovadores que iban de pueblo en pueblo contando, en verso, sucesos extraordinarios.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Hola Rafael, magistral poesía, a la vez triste lo que en ella narras, con un final que nadie espera

    Abrazo sincero
    M. Ángel

    ResponderEliminar
  17. Un bello romance, exponente de una cruda realidad. Las malas consecuencias de los hábitos perniciosos.
    Besos, amigo poeta rafael.
    María

    ResponderEliminar
  18. Terrible suceso, narrado con gran belleza poética.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Cuanta verdad hecha versos Rafael. Me encanta la facilidad que tienes para hilvanar palabras y decir realidades con rima.
    Ay los vicios, que tanto daño hacen.
    Te dejo un caluroso abrazo

    ResponderEliminar
  20. El drama perpetuo de Abel y de Caín intensificado por el nexo Padre-Hijo. La forma en que está escrito me recuerda un tango: trágico y tremendamente verosímil.
    Saludos cordiales y mi gratitud por tu presencia en mi blog!
    Pd: te invito a aportar con un refrán en:
    http://www.elsurnuestro.blogspot.
    com

    ResponderEliminar
  21. Doloroso final, las drogas son un flagelo quegenera consecuencias tremendas. Muy buena evocación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. La droga es un flagelo que no distingue clases sociales, razas, ni parentesco, todo se borra en la mente del adicto. Terrible...

    Un cariño grande, Rafael. Mi enhorabuena por rescatar del olvido estas situaciones tremendas.

    ResponderEliminar
  23. Esa adicción no respeta nada. Es una triste historia la que que tan bien cuentas. Situaciones como esa se producen demasiadas cada día. Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias por unirte a la iniciativa del 8 de octubre publicando en tu blog un tema sobre la convivencia, de este modo, nuestros blogs y el de más de 200 blogueros se enlazarán.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Amigo Rafael; Tus versos de hoy me han recordado un libro de romances populares de la España del Siglo de Oro que lei hace tienpo, una historia tragica contada magistralmente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  26. amigo.muy triste historia..buen poema...
    he vuelto
    besotes
    SILVIA CLOUD

    ResponderEliminar
  27. ¡Qué poema tan triste!, que por desgracia se da en la realidad.

    No dejan de asombrarme tus rimas.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  28. muy bien mi amigo, que buen tema. me encató.
    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. Tremendas consecuencias las de las drogas.
    Conozco otro caso en el que el padre llegó a la locura tras la incurable adicción del hijo y terminó matándolo con su propia escopeta de caza.
    Un poema muy triste, pero de plena actualidad.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. ¿Quieres publicar en Ángelpoético.com? El Sitio te invita a participar en su espacio de poemas, reflexiones, aforismos y relatos.

    Si tu solicitud es aprobada, podrás publicar tus escritos y lograr que los lea nuestra audiencia. Además, tus publicaciones serán visibles en nuestras páginas de Facebook y Twitter, lo que dará aun más visibilidad a tus escritos.

    Si tu anhelo es ser leído y piensas que eres bueno escribiendo, no dudes en contactarnos.

    El editor

    ResponderEliminar
  31. cuántos deambulan perdidos y extraviados de sí mismos incluso

    somos objetivos bípedos en esas almas atormentadas

    adicciones algunas son ilegales y otras absolutamente prescritos por profesionales

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  32. Triste historia, contada con una maestría... casi cantada. Ya sabes cuánto me gusta cómo nos cuentas tus cosas. Así que era su padre... ¡qué cosas es capaz de hacer el ser humano por culpa de su debilidad!
    Siempre disfruto en tu casa, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  33. Que impresionante relato en verso. Muy gráfico y muy bien escrito. Cuánta razón tiene aquello de : "En el pecado está la penitencia".
    Un beso con mi cariño, Rafael

    ResponderEliminar
  34. WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

    www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

    ResponderEliminar
  35. Bello poema Rafael, ponle musica y quedara precioso. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  36. Y es que uno está ciego y no ve el mal que puede llegar a cometer. Me ha gustado mucho tu poema, Rafael :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  37. Musicalidad en limpios octosilabos. Una narración perfecta para un romance de tematica actual.
    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  38. MIS PENSAMIENTOS. MERCE CARDONA. Dice. Esto es una lacra que padece nuestra sociedad ,y segun parece no hay manera de que desaparezca, hay en juejo demasiadas inversiones, demasiado poderio, naciones que viven de esto, es la mafia más poderosa que existe....

    Me dan pena los inocentes jovenes que caen en la trampa, no se dan cuenta que de ellos viven muchos poderosos.

    Un beso....

    ResponderEliminar
  39. Amigo
    Siempre estas en mi corazòn,
    gracias por tan bellos momentos compartidos
    quedan vuestras sonrisas, làgrimas, alegrias, palabras, y todo,
    en el precioso cofre de la vida, el corazòn.
    Un abrazo inmenso en la distancia
    Dios te bendiga y guie siempre.

    Alexander♥

    ResponderEliminar
  40. Rafael

    Terrible experiencia que marcará para siempre su vida. Las drogas obnubilan la mente y el corazón de tal forma que no les para nada con tal de conseguir el dinero para sus drogas, hasta, incluso, llegar a matar a su propio padre.

    Un abrazo.

    Juan Antonio

    ResponderEliminar
  41. Y has pensado que cuantos vagamundos son más felices que uno?
    Así es la vida.
    Cariños para ti.
    mar

    ResponderEliminar
  42. Las adicciones a las drogas y las enfermedades mentales suelen estar relacionadas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  43. Hola Rafael, muchas gracias por tu visita y aporte en mi blog.
    La historia de esta advocacion es hermosa.
    Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  44. Por culpa de los malos vicios una persona inocente pago las consecuencias, esperemos que ese problema tan grave lo pueda resolver la justicia.

    Es un placer pasar a leerte.

    Que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Muy sentido lo que has escrito. Es una triste realidad. Siempre nos queda la esperanza de que un día se terminará.
    Un fuerte abrazo, Rafael,

    ResponderEliminar
  46. Hola Rafael:

    Celebro tu capacidad para convertir en poema, un drama de tan espantosas consecuencias.

    Saludos chilenos.

    ResponderEliminar
  47. Lo describiste de manera tan sentida en cada verso que me llego al corazon querido amigo...escribes maravillosamente! me alegra tanto regresar al mundo bloguero!
    besos

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas un bohemio soñador: intentando ser poeta, guitarrero y trovador.