domingo, noviembre 20, 2011

INGRATITUD Y OLVIDO





Existió por aquí en mi ciudad, un pequeño local adonde alquilaban libros, libros que podía uno leer mientras degustaba un buen café o se deleitaba escuchando viejas canciones al son de la guitarra que tocaba don Germán, el anciano dueño del negocito. Don Germán, en su Juventud, fue uno de los mejores boleristas del país, pero pasó más de treinta años solo y abandonado viviendo en la trastienda de su negocio, sin más compañía que sus libros, algunos acetatos, su guitarra y sus recuerdos. Un buen día, se murió de repente, muy pocos fuimos a su entierro.


ANTAÑO

I

Generación perdida, de héroes escondidos,
tras ingratas paredes revocadas de olvidos.

Olvidos que dan penas al colmo de la suerte
y, acongojan el alma, mientras llega la muerte.

Muerte que nos recuerda la condición humana,
porque el mismo destino nos tocará mañana.

Mañana cuando todos hayamos comprendido
que son grandes pecados: ¡Ingratitud y olvido!


Olvido o ingratitud, ninguna deuda es chiquita,
si al sol lo tapa una nube y la rosa se marchita.

II

Marchita queda mi alma al sufrir tanta injusticia,
¡Ay! del que se porta mal, con descarada sevicia.

Sevicia que causa llantos a lo largo del camino,
pero no podrá jamas sacarle el quite al destino.

Destino triste y sombrío de aquellos héroes viejos,
no puedo vivir tranquilo mirando tantos espejos.

Espejos que veo a diario en cualquier calle o esquina,
¡Vaya, ingratitud tan grande! y sociedad tan mezquina.

Mezquina, pues abandona a los que le dieron gloria,
dejándolos olvidados, perdidos y sin memoria...

Memoria que ahora no tienen
¡Los que forjaron la historia!


Rahulig/011
DRA


Fotografía: Casita de teja
De mis fotografías



47 comentarios :

  1. CUÁNTA RAZÓN MI APRECIADO PAISANO. MIS TRISTE POST.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  2. "Muerte que nos recuerda la condición humana" Es verdad, somos tan frágiles ante la Muerte, pero en lo personal creo que la Muerte (pesadilla de muchos) es el despertar de la nueva vida ya que estamos viviendo solo un sueño "real". Abrazos desde Perú. BEndiciones totales a ti y a tu familia.

    ResponderEliminar
  3. La Ingratitud es algo muy común entre los humanos.
    Es un poema precioso, como nos acostumbrados.
    Bicos

    ResponderEliminar
  4. Amigo y poeta Rafael, paso a saludarte y unavez mas felicitarte por la belleza de esta y todas tus poesías. Como poeta Grande.Como persona Excepcional.
    Abrazo
    M. Ángel

    ResponderEliminar
  5. Hola, vengo corriendo. Se me pierden los amigos entre tantas publicaciones tengo que revisar con lupa para cumplir con todos hasta ahora te vi. Pido disculpas.

    Precioso y triste poema el que nos dejas hoy, los héroes desconocidos nos dejan muchos y gratos recuerdos.

    Un fuerte abrazo.

    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  6. Tus palabras como siempre certeras e hilvanadas con melodía.

    Me quedo con la palabra INGRATITUD
    Que dolorosa que es!!!!!

    Cariños y buena semana!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola!!!
    ¿Sera que los olvidamos o ellos hacen todo lo posible para que no los recordemos??.....pero con tus versos de hoy, lo recordaremos por siempre, a veces así es la vida, después de la partida son más reconocidos…

    Buena semana y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  8. Cuánta razón llevan estos versos. La ingratitud y el olvido, son inaceptables. Muy hermoso y conmovedor poema. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Mi querido amigo..El nunca supo que tu sí estuvistes a su lado y que más tarde escribirias este homenaje
    Seguro que desde allá arribita no hay crueldad ni ingratitud..él estará felizque al menos uno le recuerde como tu lo has echo
    Gracias por compartir
    Con cariño Victoria

    ResponderEliminar
  10. Tal como te prometí ayer vengo a leer tu poema maravilloso. En tus palabras se traduce el sentimiento de compartir el dolor ajeno y la compasión hacia un anciano que mereció mejor suerte.
    Un abrazo Rafael.

    ResponderEliminar
  11. En la muerte y en la desgracia, es cuando se conocen los amigos...que pena de mundo!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Muchos son olvidados con el lento transcurrir del tiempo, pero cuando unos pocos los recuerdan y rinden bonito homenaje, su persona no resulta totalmente olvidada.

    Tú ya rendiste un tributo a ese librero preciado.

    ResponderEliminar
  13. Hermosa poesía llena de realidad. Así es el mundo, personas que nos aportan mucho y después las olvidamos. Saludos Martha

    ResponderEliminar
  14. No hay nada tan triste como la ingratitud y el olvido.
    Eres un poeta excepcional.
    Con tu permiso me la llevo también.

    ResponderEliminar
  15. Hola Rafael, muy bonito reconocimiento...comparto tu sentimiento y te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Querido conocidos tenemos muchos pero amigos, de verdad....son pocos...tienes un alma tierna...eso te hace mas vulnerable aun............ recibe mis abrazos...Cuidate. Hilda Breer

    ResponderEliminar
  17. Un bonito encadenamiento para no olvidar.

    ResponderEliminar
  18. Una triste y cruda realidad...te deseo un belo día, un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  19. Los buenos mueren en silencio, los malos hacen mucho ruido cuando mueren, tienen miedo de ello.
    Un abrazo, Rafael.
    Alicia

    ResponderEliminar
  20. Rafael, eso pasa siempre a los que se debiera de recordar se olvidan. Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Rafael:

    Ese tipo de ingratitudes, tan bien reseñadas por ti en verso, trascienden fronteras. Son universales, lamentablemente.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Ay, Rafael, que maravilla de versos alegandrinos y concatenados.

    El tema, la ingratitud, es de absoluta actualidad puesto que, desgraciadamente, de ingratitudes, está plagada la vida de la mayoría de las personas, en los tiempos que vivimos.

    Felicidades, amigo poeta.

    Besos. María

    ResponderEliminar
  23. Rafael hermoso poema, triste sí;
    la ingratitud y el olvido ¡cuanto dolor!
    Buen día
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Exelente post y magnifico nuevo "look", mi querido amigo Rafael.

    Un abrazoooo.

    ResponderEliminar
  25. Rafael: Hoy tu poema es muy triste pero por desgracia reflejo de la sociedad.


    un abrazo

    maite

    ResponderEliminar
  26. Triste poema amigo y tan real que te pone la piel gallina.Gracias por compartir.Saludos.

    ResponderEliminar
  27. Amigo Rafael, una vez más paso a dejar mis huellas sobre tus fascinantes letras.

    excelente.

    ResponderEliminar
  28. Es muy triste olvidarse de aquellos que en su momento dieron tanto.

    Siempre es un agrado leer tus poemas.

    Mis saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  29. Hola Rafael, que bello poema musical. El mundo esta lleno de ingratitud. Triste la historia que cuentas y que bello imaginar ese cafe que citas, rodeado de libros, musica y un amigo. Besos, cuidate.

    ResponderEliminar
  30. Que ingrato el olvido,pero e veces los humanos somos asi,triste,tu recuerdo amigo bien vale una felicitación,tu humanidad es extraordinaria.
    Es pero que siga bien la recuperación de tu esposa.Un beso

    ResponderEliminar
  31. Desde que nacemos tenemos señalada la hora en que hemos de morir, pero algunos pensamos que no nos llegará nunca.
    Bonita y enternecedora historia, ya no quedan bares como el que cuentas en ella, eran los mejores, los que existían en los pueblos pequeñitos de España y de otros Paises.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  32. MIS PENSAMIENTOS MERCÉ CARDONA.

    Dice, que linda poesia y que verdad esconde, el mundo olvida a los más humildes, no se da cuenta que muchos mueren en la completa miseria mientras otros llenos de codicia, se llenan los bolsillos, no piensan que no lo llevaran al otro mundo, estan tan caóticos por el podre y el tener......

    No quiero perder la esperanza, pero no le veo el fin a todo este barullo que esta metido todo el mundo.

    ¿Como esta tu esposa?

    Besos

    ResponderEliminar
  33. Hay seres que pasan silenciosos por la vida sin dejar ni el sonido de su voz. Bello homenaje y mejor poema.

    Ale

    ResponderEliminar
  34. Son recuerdos de antaño, tan bonitos y tan lejanos, que tu hermoso poema nos trae de nuevo a la memoria.
    que tengas un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Solo lágrimas, solo olvido, nada, triste pero real.

    Saludos

    ResponderEliminar
  36. ¡Hola Rafael!!!
    Precioso poema aunque muy triste, sabes, tengo una idea del País en que tú vives. Casi me han hecho llorar tus letras.
    La vida es muy ingrata para demasiada gente y lo siento en el alma. Perdona que no pase con mucha frecuencia. Siempre es un placer leerte. Gracias por compartir tu sentimiento con lindas poesías. Un beso y se muy feliz.

    ResponderEliminar
  37. Estimado Rafael el prologo lo dice todo y el poema es el remate, cuanta verdad y cuanta tristeza, en Jaén existió en los años sesenta una señora que alquilaba tebeos a los niños, fue la distracción por muchos años, de los que todos nosotros los que no teníamos nada solo nuestros ojos y por ellos entraron la cultura, la poca cultura que en España dejaban tener mi primer libro lo compre con dieciocho años antes solo avía tenido los libros de testo escolares.
    Un abrazo Rafael y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  38. Me ha emocionado mucho tu poema, Rafael, es bellísimo en su cuidada tristeza repleta de nostalgia.
    ¡Qué historia la de don Germán! Y qué injusticia de la vida (o de los hombres) que haya terminado solo y en el olvido de muchos.
    Afortunadamente siempre hay alguien que rescata el recuerdo para dejarnos unos versos maravillosos como los tuyos.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  39. Hola Rafael,

    Infelizmente, estas coisas sucedem.
    Hermoso tu poema!
    Estive mirando tu album de familia.

    Besos de luz.

    ResponderEliminar
  40. Querido Rafael: Hoy te visito, como siempre, a través de la tecnología y el aire hecho onda, que nos separa y nos junta en la realidad co-creada de este Mundo virtual. Me quedo pensando en tus versos y concluyo reconociendo que nadie se ocupa de los que quedan solos, ni aquí ni allá. Ahora quiero anunciarte que he fusionado dos de mis Blogs literarios de los cuales eras seguidor y habiendo al fin concluido mi labor, te informo que ya está en la Blogósfera Escribiendo. . . (http://zmescribiendo.blogspot.com) Te estaré esperando para compartir mis escritos. Gracias y un fuerte abrazo.
    Z Millz M

    ResponderEliminar
  41. Que bonito y tierno poema,real como la vida misma, por desgracia no aprendemos a valorar a las personas, nos ciega todo lo joven y bonito, sin pararnos a pensar que estas personas hicieron mucho por todos nosotros. Ahora que te localicé ¿te importa que me haga seguidora? me encantan tus poemas dice mucho de tu alma bella. Un saludo, Celi

    ResponderEliminar
  42. Una gran verdad hay en tus versos. Cuanto duele la ingratitud y el olvido y lo que abunda. Siempre es un placer pasar por tu casa Rafael.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Te dejo deseos de buen domingo!!!!!

    Cariños

    ResponderEliminar
  44. Los héroes mejores que conozco son así, los más anónimos. Emocionante.

    ResponderEliminar
  45. Hola un poema precioso lleno de pasión y amor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Haces bien en recordar a quellos hèroes que se fuerin sin avisar, eso te hace ser mas grande.

    un fuerte saludo

    fus

    ResponderEliminar
  47. Rafael, paso a saludarte y a felicitarte por tu blog.
    Una realidad muy cierta la que presentas, el olvido es cruel e injusto, pero lamentablemente nos topamos con esas situaciones con frecuencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Mi foto
Vine al mundo en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1.952 y, actualmente, resido en la ciudad de Tunja. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, toco la guitarra, monto en bicicleta, cultivo amistades y vivo contento. Muchísimas gracias por visitarme, leerme y comentarme; sus opiniones le ponen alas a mis sueños. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador intentando ser poeta, guitarrero y trovador. El árbol perece, pero la semilla permanece.
Cargando...