viernes, noviembre 29, 2013

¿EN LA CAMA O EN LA ESTERA?





Don Gumercindo, un viejo músico del pueblo, me hizo un encargo muy especial: Hacerle una canción jocosa sobre algún tema relacionado con las vicisitudes de los matrimonios. Esto, con el fin de participar en un concurso regional de música picaresca. Lo primero que se me ocurrió fue escribirle a esas camas que tienen orquesta propia y no nos dejan dormir, vamos a ver como nos va en esta aventura poética y musical en la que nos hemos embarcado con Gumercindo.


LA CUJA

Una cama chirriadora
donde mi mujer dormía,
se quejaba sin demora
cuando yo me le subía.

Diariamente la clavaba
dándole con un martillo,
pero nada que acababa
con el bendito ruidillo. 

Intentando estar tranquilo
en el suelo me acostaba,
y la vieja con sigilo
a la cama me invitaba. 

Los vecinos reclamaban
por culpa de la hijueperra,
los quejidos se escuchaban
¡Ay! por todita la tierra.

Todas las noches teníamos
el concierto de chirridos,
por lo tanto no dormíamos 
ni estirados ni encogidos.

Pa'evitar la trasnochada
 me compré una linda estera,
pero a mi mujer porfiada
le coge la roncadera. 

Y, con tantos sufrimientos
ya se me corrió la teja,
ahora duermo sin tormentos
en la cama de otra vieja.

Así son los problemitas
de uno que otro matrimonio,
por culpas de las malditas
chirriaderas del demonio.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Músicos populares
De la red



domingo, noviembre 24, 2013

A LA VERA DE UN CAMINO





Hace algunos años en el pueblo me regalaron un arbolito de pino. Lo sembré junto a la casa, a la orilla del camino que pasaba por enfrente; luego le hice un cercado para que nadie lo molestara, lo cuidaba, lo regaba a diario y la hija menor, quien lo adoptó como suyo, le puso "Pini", por nombre, era su adoración. Pero un día, tuvimos que marcharnos a otro lugar y... nuestro querido arbolito se quedó solito a la vera del camino junto a la casa que fuera nuestro hogar.


ARBOLITO

Un arbolito sembré 
a la vera de un camino,
con esmero lo cuidé
mi querido árbol de pino;
poco a poco fue creciendo
cada día se hizo más fuerte
y, yo me fui envejeciendo,
al cobijo de su suerte.

Avatares de la vida,
me obligaron a dejarlo,
con la esperanza perdida
sin nadie para cuidarlo;
al marcharme de mi hogar
se quedó muy triste y solo, 
pues lo tuve que dejar
sumido en el abandono.

Yo que tanto había soñado
verlo frondoso y crecido, 
que un gorrión enamorado
en él colgara su nido;
pero, no quiso el destino
que mi sueño se cumpliera,
ni que anidara en el pino
el gorrión de mi quimera.

Hoy te recuerdo arbolito
deseando, que hayas logrado,
 crecer robusto y bonito
como yo la había pensado;
siento ganas de llorar
imaginando el sendero,
  donde te quise plantar...
mi pinito lisonjero.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Paisaje de mi tierra
Del álbum familiar



domingo, noviembre 17, 2013

¿Y, LA TIERRA, PARA QUIÉN?





Mientras los cabecillas de la narco-guerrilla que están en la Habana "negociando la paz" con el gobierno colombiano disfrutan a sus anchas, pasean en yate y viven a cuerpo de rey: Las victimas de su inicua violencia sufren sin razón ni medida, luchan por sobrevivir alejados de sus hogares, mendigan, caminan sin rumbo fijo y añoran volver a sus parcelas... a esas que les quitaron los malnacidos.


TOMASA

Se fue la negra Tomasa
se fue para el otro lado,
se fue la negra Tomasa
con su retoño terciado.

Tempranito en la mañana
le tocó coger camino,
viviendo lejos del rancho
triste será su destino

Tomasa tenía su huerta
y aquellos se la quitaron,
con una cuarenta y cinco
de su tierra la sacaron.

En mi patria colombiana
esos que andan en manada,
con el terror de la muerte
tienen plata mal ganada

Dicen luchar por el pueblo
mentirosos maleantes,
embusteros, terroristas
aliados con traficantes.

Matan, roban o destierran
como hicieron con Tomasa,
que le quitaron la finca
y la echaron de su casa.

Esa recua de mafiosos
no respeta dios ni ley,
por cuenta de lo robado
viven a cuerpo de rey.

Y, los jefes del gobierno
 no chistan ni dicen nada,
seguramente reciben
a escondidas su tajada.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Mujer desplazada
De la red
  


sábado, noviembre 09, 2013

EL AMAR Y EL QUERER





Amar es propender por la felicidad del otro aunque el camino del ser amado sea diferente al nuestro, es un sentimiento desinteresado que nace en un donarse, es darse por completo desde el corazón. Querer es tomar posesión de algo, de alguien, es buscar en los demás eso que colme nuestras expectativas y satisfaga nuestros deseos. El amor nunca será causa de sufrimiento, en realidad se sufre por querer, no por amar… Tal vez, sea el caso de Fernando, mi amigo, el que vive con su dolor de ausencia.


MI MARIPOSA

Él  –¿Me amas todavía
 como la vez primera?
¿Como aquel bello día
de verde primavera
en que te di mi vida,
 toda mi vida entera?

Ella –Te amo sin medida,
te amo locamente,
eres también mi vida
y vives en mi mente,
eres luz encendida
que guía mi presente.

Él  –­¿Entonces, por qué ahora
pretendes alejarte?
¿Por qué si mi alma llora
te olvidas de mi suerte
y haces negra mi aurora,
tan sólo por quererte?

Ella –Soy una mariposa
deseosa de volar
tras perfumada rosa
que espera ver llegar
la ninfa que se posa,
feliz a descansar.

La duda mortifica,
te amo de verdad,
pero el amar no implica
perder la libertad.

Él –¿Acaso crees que quiero
tus alas arrancar?
Vete pues, ve ligero,
  los aires a surcar...

Sinceramente, espero:
Que alcances tu soñar.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Mariposa y rosa
De la red



martes, noviembre 05, 2013

UNA SENCILLA TONADA...





Por bellas callecitas empedradas caminaron juntos tomados de la mano, hace ya muchos años, pero un día, ella se fue, quería ser libre y volar por el mundo. Sin embargo, él... sigue allí, caminando a diario por las mismas calles, viviendo con sus recuerdos y cantando suavemente una sencilla tonada.



¿Dónde andarás, dónde andarás?
Vivo pensando: ¿Dónde andarás?

¿Me extrañarás, me extrañarás?
Vivo pensando: ¿Me extrañarás?

Pensando en ti, pensando en ti,
vivo pensando tan sólo en ti.

Y tú tal vez, con otro amor,
  ya ni te acuerdes de mi dolor...
y tú tal vez, lejos de mi,
en otros brazos serás feliz.

Te fuiste ayer, te fuiste ayer,
con la promesa de un día volver.

Y no fue así, y no fue así, 
todavía sigues lejos de aquí.

Te esperaré, te esperaré,
toda la vida te esperaré.

Y tú tal vez, con otro amor,
  ya ni te acuerdes de mi dolor...
y tú tal vez, lejos de mi,
en otros brazos serás feliz.


Rahulig/013
DRA


Imagen: Santa Fe de Antioquia
Colombia



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.