martes, febrero 16, 2010

¿LOS AÑOS DORADOS?





Decía mi abuelo: "Quien fue buen mozo será buen viejo", refiriéndose a que, una buena vejez depende de una sana juventud y que llegar a viejo es una bendición de Dios, ojalá contando con salud aceptable para poder disfrutar plenamente de esos años dorados, porque si sucede lo contrario, tendremos que recorrer un camino escabroso muy difícil de andar. Éste es un sencillo homenaje para tantos ancianos que sufren su vejez en medio de la ingratitud.


VEJEZ

Una tarde al mirarme al espejo
tristemente me puse a pensar:
me llegaron los años de viejo
ya el cabello comienza a nevar.

Mi sonrisa no muestra, cual niño,
la blancura del puro marfil
y, mis ojos no tienen el brillo,
de soleadas mañanas de Abril.

Ya se fueron los tiempos aquellos
juveniles, de ilusión y sueños,
y al espejo me miro tal cual

aceptando de forma apacible,
..que a mi vida llegó irremediable...
¡La vejez pedregosa y fatal!


Rahulig/09
DRA


Imagen: En el escaño
De la red



sábado, febrero 06, 2010

SENTIMIENTOS ENCONTRADOS





Un bello paisaje, un niño sonriendo, una pareja de enamorados, un ave al volar, un anciano sentado en el parque, la lluvia o simplemente el sol al brillar... son motivos para olvidar la tristeza y continuar escribiendo mis sencillos versos sin que importen las vicisitudes ni los contrastes que la vida nos muestra cada día.


DULCE PLUMA

Escribe, dulce pluma, escribe alegre...
no importa que el sufrir te esté matando,
que vivas delirando por la fiebre
y que tu corazón siga llorando,
como lloran las nubes en septiembre.

Escribe, dulce pluma, con amor...
aunque sientas que pierdes la osadía,
te atormenten las penas o el dolor
y no cantes canciones cada día,
como cantan las aves al Señor.

Escribe, dulce pluma, cosas bellas...
no importa que las veas horrorosas,
que te falte la luz de las estrellas
y que sean las noches tenebrosas,
como telón que oculta lo que sueñas.

Escribe, dulce pluma, sin enojos...
aunque la rabia te estremezca el alma,
el camino que andas sea de abrojos
y entre la oscuridad pierdas la calma,
como pierden la luz, tus mustios ojos.

Escribe, dulce pluma, de mi vida...
sobre el papel que cubre mis despojos,
escribe, simplemente mis antojos,
con tinta de mis venas extraída.

Escribe, dulce pluma, sin enojos...
y pon que la misión:
¡Está cumplida!


Rahulig/010
DRA


Imagen: Nevado y laguna del Cocuy
Boyacá - Colombia



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.