domingo, mayo 25, 2014

RECORDANDO A DOÑA AURITA





Doña Aurita era la dueña de la tienda de la esquina.Vendía de todo: el pan, la leche, los huevos, las agujas, el jabón, la crema dental, los refrescos y hasta el aguardientico con el que brindábamos en las mañanas frías. Viuda desde los cuarenta años, vivía con Carlos, su único hijo. Entre los dos atendían el negocio. De un momento a otro, su hijo se murió... ella enfermó de pena moral y, un mes después, también se fue. Unos días antes de su fallecimiento, estuvimos hablando de sus desventuras.


CUITAS

Le contaré que tengo
el alma dolorida,
que lloro amargamente
  y sufro sin medida...

Que los huesos me crujen,
que tengo muchas penas,
que toda ha terminado
y guardo en la memoria
recuerdos del pasado.

Que el tiempo no perdona,
que nos deja su huella
en la piel arrugada,
y se va con los años
la juventud amada.

Que ya no soy la misma,
pues tengo los achaques
de mil años años vividos,
y añoro con nostalgia
aquellos tiempos idos.

Que me he quedado sola,
que me duele la vida,
que estoy desconsolada
y a falta de mi hijo,
ya no me queda nada.

¡Qué más podría contarle
querido amigo mío,
ya siento de la tumba
la soledad y el frío!


Rahulig/014
DRA


Imagen: Doña Aurita
De mi movil 



martes, mayo 20, 2014

UNA VISITA INESPERADA





El domingo en la mañana cuando abrimos la puerta de la casa, para ir a comprar el pan del desayuno, una gatita negra entró sigilosa y se puso a jugar con todo lo que encontraba a su paso. Sin saber de donde había venido la acogimos con cariño y, en vista de que nadie dio razón de su origen, hemos resuelto adoptarla como un nuevo miembro de la familia. "Ramona", le dimos por nombre, está muy amañada.


RAMONA

La gata Ramona
entró de improviso,
la muy juguetona 
hizo lo que quiso.

Se subió a la mesa,
también al sillón,
metió la cabeza
dentro de un jarrón.

Bajó a la cocina,
se comió mi queso,
untada de harina
parecía de yeso.

Muy brava se puso
con Kandy, la perra,
como gringo a ruso
le formó la guerra.

Persiguió al canario
por el corredor,
trepó en el armario
como un volador.

Después en la cama
 de un brinco cayó,
se puso pijama
y se cobijó.

Tas vueltas y vueltas
 todo se calmó,
al final de cuentas
dormida quedó.

  Y, nuevos parientes...
Ramona encontró.


Rahulig/014
DRDA


Imágen: La gata Ramona
Del álbun familiar



domingo, mayo 11, 2014

PARECE QUE EL TIEMPO VUELA





Parece que el tiempo vuela, Tania Liseth ya va para los cuatro mesesitos, cada día está más linda, gracias a Dios sin complicaciones. Los compañeros de trabajo de los orgullosos padres le han regalado un cochecito paseador y una bonita muda de ropa. Hoy, "en el Día de la Madres", se puso su nuevo ajuar y muy oronda se fue, para el centro comercial… Mírenla toda orgullosa, posando para la foto.


ROSADA MARIPOSITA

La nieta crece que crece
ya es toda una señorita,
en su paseador parece
rosada mariposita.

Mientras un ángel la mece
juega con su maraquita,
y el abuelo se enternece
mirándola tan chiquita.
                                                                                                                                     
Nietecita consentida
muy alegre crecerás
y, para siempre serás,
nuestra hadita protectora.
Con ternura encantadora
portará tu manecita
la magia en una varita
pintada de amaneceres,
para hacer con sus poderes
la vida siempre bonita.

"Arrurrú", dulce niñita,
motivo de mis quereres.


Rahulig/014
DRA


Imagen: Tania Liseth
Del álbum familiar



domingo, mayo 04, 2014

DE NADA SIRVE LLORAR





Aquella noche, a Don Gregorio, se le vino el mundo encima. Al llegar a su casa en vez de la cena encontró a cambio, sobre la mesa del comedor, una gélida carta de despedida. Cansada de la constante indiferencia por él demostrada, de los malos tratos y de la prepotencia, Rosalba, su joven esposa, lo había abandonado llevándose con ella a su pequeño hijo. Leyó la misiva apresuradamente, rompió en llanto desconsolado y, lamentándose de su irremediable destino, comprendió la triste realidad... perdía a su joven mujer y a su hijo, por culpa del mal proceder.


TARDE

Nadie sabe lo que tiene
hasta que lo ve perdido,
el tiempo no se detiene
jamás en su recorrido.

Desde las montañas viene
el viento como un silbido,
quien a la suerte se atiene
arriesga lo conseguido.

El pasado es una huella
imposible de borrar,
nunca servirá de nada

(si se rompe la botella)
ponerse triste a llorar
sobre leche derramada.


Rahulig/014
DRA


Imagen: La carta
De la red



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas