domingo, marzo 01, 2015

UN MARAVILLOSO SUEÑO





Anoche tuve un hermoso sueño: en un espeso bosque vi un gran árbol con flores azules y brillantes ramas doradas. Había muchas otras cosas bonitas, todo era paz y armonía, era como estar flotando en un mundo irreal. De repente, una luz blanca muy brillante iluminó el entorno y, lo que apareció ante mis ojos, fue maravilloso. Esta mañana, al entrar en la iglesia, contemplé sorprendido la misma imagen que se posó sobre el árbol en mi sueño. A mi madre, tan devota, le hubiera gustado escuchar mi relato y leer el poema... Lo escribí para ella.


REVELACIÓN

Soñé con un árbol de flores azules,
un árbol frondoso con nidos colgados;
brillantes sus ramas cual hilos dorados
relucía hermoso tras los abedules.

Cubierto estaba por diáfanos tules,
con bellos encajes y adornos bordados;
se escuchaban trinos por aves cantados
y de hierba fresca se olían perfumes.

 Todo semejaba un cuento de hadas,
vi príncipes, reinas, náyades aladas
y rosas venidas desde Alejandría.

Desciende de pronto la luz de una estrella,
blanca, trasparente, simplemente bella,
y tras sus destellos: ¡la Virgen María!

Porque en ese sueño se encontraba Ella,
el sueño más bello de todos sería.


Rahulig/015
DRA






Pintura: Pablo Paisano
Inferior: De mi móvil



jueves, febrero 26, 2015

EL DEPORTE NACIONAL





El Tejo o Turmequé es un deporte ancestral inventado por los Muiscas hace más de quinientos años. Se juega en una cancha de dieciocho metros de largo que tiene en cada lado un cajón lleno de arcilla con un aro metálico (bocín) en el centro sobre el cual se colocan unos sobres con pólvora llamados mechas. El juego consiste en lanzar de un lado al otro de la cancha un disco de acero (tejo) de seiscientos ochenta gramos, intentando quedar lo más cerca posible del bocín o reventar las mechas para ir sumando puntos hasta completar el número acordado.


EL TEJO

Hoy los quiero convidar
a echar una mano al tejo,
un deporte popular
que juega el joven, el viejo,
el avispa'o, el pendejo
y hasta el cura del lugar.

Un pasatiempo ancestral
que los Muiscas inventaron,
desde tiempo inmemorial
en familia lo jugaron
y, de herencia nos dejaron,
el Deporte Nacional.

Veinte yardas distanciados
dos cajones con arcilla
frente a frente acomodados.
Reforzados con varilla
los bocines enterrados,
y a gozar de maravilla.

El tejo se ha de lanzar
con fuerza hasta el otro lado,
apuntando a reventar
las mechas que han colocado
sobre el bocín acerado
o muy cerquita quedar.

Mano, mecha, embocinada
o moñona dan tenor,
para evaluar la jugada
que haya hecho el lanzador
y así saber el mejor
de la ronda terminada.

Uno, tres, y seis o nueve
puntos puede acumular,
el jugador que se atreve
alegremente a lanzar
y al contrincante gritar:
¡tenga, mijo, pa'que lleve!

Lo invito pues sumercé
a que ponga las mechitas,
las de jugar Turmequé,
y se bebe unas politas
o de guaro unas copitas,
sin importar donde esté.


Rahulig/015
DRA


Imagen: Juego del tejo
De la red.



http://es.wikipedia.org/wiki/Tejo



jueves, febrero 19, 2015

¡AL BAGAZO, POCO CASO!





La falta de civismo y urbanidad, la intransigencia, la intolerancia, la incultura y la atrevida ignorancia: pueden acarrear situaciones verdaderamente lamentables y generadoras de violencia, que en muchas ocasiones, conllevan a desenlaces fatales. Afortunadamente, en el caso que hoy les cuento, hubo un final feliz sin nada para lamentar. En lo personal, prefiero ignorar evitando pasar a mayores, pero hay algunas veces en que... ¡Válgame dios!


MALOS RATOS

Una vieja no muy vieja
y otra más vieja que ella,
vinieron hasta mi casa 
y me formaron querella.

La una me pegó un trancazo,
la otra me dio un empellón,
y entre las dos me dejaron
uno que otro moretón.

Me quedé paralizado
ante el feroz improperio,
por fortuna no me dieron 
boleta pa'l cementerio.

Los vecinos preguntaban
por el imprevisto caso:
¿Qué diablos sucedería
con el señor Lizarazo?

Yo también me formulaba
la misma interrogación,
pero nada que encontraba
valedera explicación.

Cuando para defenderme
me encontraba decidido,
las dos salieron corriendo
como ratón perseguido.

Ya repuestico del susto
me puse a considerar,
que con personas así
lo mejor es ignorar.

Sin embargo, yo quisiera
por las dudas, por si acaso,
   despedirme con un dicho... 
¡Al bagazo, poco caso!


Rahulig/015
DRA


Imagen: Una sonrisa
De la red



Mi foto
Vine al mundo en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1.952 y, actualmente, resido en la ciudad de Tunja. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, toco la guitarra, monto en bicicleta, cultivo amistades y vivo contento. Muchísimas gracias por visitarme, leerme y comentarme; sus opiniones le ponen alas a mis sueños. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador intentando ser poeta, guitarrero y trovador. El árbol perece, pero la semilla permanece.
Cargando...