domingo, septiembre 21, 2014

VEINTINUEVE AÑOS DE VIDA





Hoy está de cumpleaños Rafael Orlando, el hijo mayor. Con algo de nostalgia, pero con mucho amor le he compuesto un corrido para festejar el acontecimiento, es muy sencillo porque lo hice de afán, mas lleva en sus estrofas un infinito cariño. Espero poderlo cantar junto a él, por muchos años más. Dios te bendiga hijo, que los cumplas feliz, gracias por todo lo vivido y por la nieta tan linda. La vida nos da regalos que, tal vez, no merezcamos.


A MI HIJO

Estos versos los dedico
a Rafael con cariño,
a mi muchacho querido
que cumple años este día,
ya que sin él a mi lado
mi vida triste sería.

Yo quiero mucho a mi hijo
porque lleva mi apellido,
mi compañero de siempre,
mi confidente, mi amigo,
y el que se meta con él
también se mete conmigo.

Ese muchacho nació
para alegrarme la vida,
y aunque como todo el mundo
algún problema tengamos,
humanamente los dos
nos queremos como hermanos.

Feliz cumpleaños, mi Rafa,
Dios te guare y te bendiga,
te quiero mucho de veras
nunca lo dudes te pido,
pues para siempre serás
mi muchachito querido.


Rahulig/014
DRA


Imágen: Un recuerdo
Del álbum familiar.




martes, septiembre 16, 2014

ESPERANDO, ESPERANDO...





Don Ernesto sigue soñando, no ha perdido la esperanza. Está convencido de que ella regresará tarde o temprano y, por eso, cada mañana se sienta frente al maizal esperando verla aparecer por la orilla del sembrado, rumbo al escaño en el que se solían descansar años atrás... es algo imposible, pero él, caprichoso, se empeña en no darse por vencido aunque el tiempo sea su implacable enemigo. Yo, al verlo así, lo acompaño en su pena cantándole mis canciones.


EL DÍA SOÑADO

Volverán a mi vida, volverán esos días,
en que tú me adorabas, en que tú me querías.

Volverán las mañanas, las mañanas aquellas,
en que me acariciabas con tus manos tan bellas.

Se escucharán, entonces, en el aire campanas,
anunciando el regreso de esas dulces mañanas.

Volverán algún día, volverán los abrazos,
a estrechar finalmente del amor nuestros lazos.

Volverán nuevamente, ilusiones perdidas,
cuando se hayan sanado del rencor las heridas.

Volverán nuestros hijos, a la casa paterna,
con los nietos en brazos nuestra unión será eterna.

Viviremos, entonces, entre dulces te quieros,
para siempre dichosos cual los años primeros.

Volverán algún día, volverán los abrazos,
a estrechar finalmente del amor nuestros lazos.


Rahulig/014
DRA


Imágen:  El maizal
De la red



Mi foto
Vine al mundo en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1.952 y, actualmente, resido en la ciudad de Tunja. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, toco la guitarra, monto en bicicleta, cultivo amistades y vivo contento. Muchísimas gracias por visitarme, leerme y comentarme; sus opiniones ponen alas a mis delirantes sueños. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador intentando ser poeta, guitarrero y trovador. El árbol perece, pero la semilla permanece.