lunes, septiembre 01, 2014

LA GALLINA PONEDORA





El pasado fin de semana tuve que ir al campo para llevar a mi suegra hasta su finca, pues ella, se está recuperando de una cirugía que le practicaron hace varios días. Cuando llegamos a la casa lo primero que hizo fue averiguar por sus aves de corral y, para su sorpresa, faltaba la gallina consentida, la ponedora, la que tiene cinco pollitos volantones. Entrando casi la noche, después de buscarla en vano y pasado el alboroto, la gallina apareció feliz con toda su prole. 


JOSEFINA

Se me perdió mi gallina,
mi gallina ponedora;
sospecho de la vecina,
la vecina abusadora.

A mi lado lo pasaba
mi querida Josefina;
picoteaba, picoteaba,
en el patio y la cocina.

Picar y cacaraquear
era su trajín del día;
sus huevitos sin faltar
mi gallinita ponía.

Unos días me ausenté,
mientras fui a la capital;
al volver no la encontré,
vacío estaba el corral.

La busqué con ilusión,
la llamé y no respondía;
pero nadie dio razón,
malaya suerte la mía.

Ya me estaba resignando
a vivir sin Josefina;
cuando la "vide" llegando
con sus pollitos, divina.

Según pude comprender
la pobre estuvo extraviada;
por no dejarse coger
de una zorra resabiada.

Disculpe usted mi señora
si dudé de su honradez;
la que ha sido abusadora
lo puede ser otra vez.


Rahulig/014
DRA


Imagen: La gallina Josefina
De mi movil



domingo, agosto 24, 2014

ARROPADOS POR EL FRÍO





Tunja, la cuidad en la cual resido, se halla localizada a 2.810 metros sobre el nivel del mar y esto la hace una de las más frías del país, clima al cual ya estamos acostumbrados y hasta nos hace bien. Pero, sin explicación alguna, en los últimos días las temperaturas han bajado en forma impresionante y estamos alarmados: bueno es el culantro, pero no tanto. Esto, según los expertos, se debe al "Fenómeno del niño" y al cambio climático, por supuesto.


HELAJE

Cubre la densa neblina
toda la ciudad entera,
en tanto el pueblo camina
de brazo con la rutina,
sobre la mojada acera.

El que vende los helados
muy despistado se halla,
sus carritos aparcados
ya parecen congelados
por el frío que les talla.

En el centro de la plaza
(Bolívar sin pestañear)
mira la gente que pasa
orgulloso de su raza,
de su tierra y de su lar.

El templo y los edificios
casi no se pueden ver,
los pórticos y resquicios
son los lugares propicios
para calor pretender.

Todo lo arropa sin prisa
la niebla que va pasando,
como es domingo de misa
me abotono la camisa,
una tonada silbando.

Salgo a la calle abrigado
con saco, chaqueta y ruana,
el pantalón bien planchado
cabello recién peinado,
bufanda y guantes de lana.

Mientras me alejo de casa
la ciudad va despertando,
bajo el frío que me abraza
de café anhelo una taza
y a la iglesia voy llegando.


Rahulig/014
DRA


Imágen: La plaza de Bolívar
Tunja - Boyacá



Mi foto
Vine al mundo en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1.952 y, actualmente, resido en la ciudad de Tunja. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes, el aire del campo, toco la guitarra, monto en bicicleta, cultivo amistades y vivo contento. Muchísimas gracias por visitarme, leerme y comentarme; sus opiniones ponen alas a mis delirantes sueños. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador intentando ser poeta, guitarrero y trovador.