domingo, mayo 14, 2017

RECORDANDO A MAMÁ





Allá, en la casa paterna... una pequeña mesa en la cocina oficiaba de comedor durante el día y, por las noches, se convertía en escritorio para hacer los deberes escolares. Era una mesita metálica de color rojo, con dos sillas de igual material en amarillo y azul. La rutina era la misma casi todos los días: llegaba de la escuela, tomaba mi cafecito con leche, sacaba los cuadernos y me ponía a desarrollar las tareas al tiempo que, mi madrecita, mientras ejecutaba sus labores domésticas me ayudaba con las preguntas difíciles de responder. Ah, instantes más bonitos, bellos instantes de nunca olvidar.


MADRE
(Jotabé con estrambote)

Palpita el corazón acongojado
desde que tú te fuiste de mi lado.

Es la ley natural, va siempre unida
la mañana a la tarde entristecida;
como unidas la muerte con la vida
desde el nacer hasta la despedida.

Tras largas noches, los amaneceres
me traen a la mente los ayeres.

Dulces momentos de un feliz pasado
cuando yo junto a ti, madre querida,
hacía diariamente mis deberes.


Con mil y más quereres,
para todas las madres en su día:
¡un beso con amor, de parte mía!




__________________

Derechos Reservados Copyright © 2017
Rafael Humberto Lizarazo G.

Imagen: La casa paterna

Archivo particular.


29 comentarios :

  1. UFFFFFF... PEGAN DURO ESOS RECUERDOS...!
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  2. Hermoso recuerdo hecho poesía para tu madre Rafael. Gracias por tu felicitación. Aquí en España, el día de la madre se celebra siempre el primer domingo de mayo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es con mucho cariño la felicitación para las medres, Conchi.

      Aquí en Colombia, lo celebramos el segundo domingo de mayo tratando de hacerlo coincidir con el día trece, fiesta de la Virgen de Fátima.

      Abrazos.

      Eliminar
  3. Tierno y emotivo homenaje a tu mami, Rafael, extiendo mis felicitaciones para todas las madres de por allá, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Precioso homenaje en un día tan especial.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Aquí ya lo celebramos, pero tus versos nos han vuelto a poner la emoción en el corazón, una madre es lo mas grande siempre, cuando la disfrutamos y cuando la recordamos. Precioso y muy emotivo. Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Precioso poema a tu madre.

    Un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  7. te felicito por tu bello escrito

    ResponderEliminar
  8. Un lujo este poema Rafael, porque a parte de la forma, que me parece bastante difícil, lleva mucho sentimiento y no lo pierde en ningún momento con la rima, y eso solo lo consiguen los excelentes poetas como tú.
    Muy entrañable este bello homenaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un bellísimo homenaje. Yo no puedo olvidar a la mía.
    Una madre es lo más grande.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me he emocionado al leer tu poesía, una gran loha a tu madre y, como dices en tu poesía, la heces estendiva a todas las las madre, yo que lo soy te doy las gracias por tan cariñosa poesía.
    Llevas razón, la corrupción escomo una plaga que cada vez se extiende mas.
    Un abrazo, feliz semana.


    ResponderEliminar
  11. Precioso homenaje, Rafael.
    Bonitos recuerdos que nunca se olvidan.
    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  12. Mi estimado Rafael :

    Lindo y justo homenaje a tan bella dama.

    Un abrazo y mis mejores deseos para ti y los tuyos en el Día de las Madres.

    ResponderEliminar
  13. Un entrañable homenaje para una persona mas que especial, una madre, la que todo lo da.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Preciosos y emotivos versos a esa madre tan querida recordando ese pasado que nunca vuelve pero que permanece para siempre en nuestros corazones.Besicos

    ResponderEliminar
  15. Estas mesas que servian para mil cosas de las cuales vamos recordando buenos recuerdos de nuestra niñez.
    Que tu madre te siga cuidando y enseñandote desde lejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Acá en Chile también las celebramos el segundo domingo de mayo.Aunque para los más viejos, la fiesta sea para nuestras esposas en el recuerdo de las que ya se han ido y para sus hijas-madres.

    Abrazo austral.

    ResponderEliminar
  17. wow!!! así me dejo mi mama, acongojada, en enero me dejo y no lo creo todavía.
    Hermoso homenaje a tu madre Rafael... ellas lo merecen todo.
    Un fuerte abrazo desde la distancia.

    ResponderEliminar
  18. Nunca se es lo suficientemente maduro y adulto, como para aceptar la muerte de una madre.
    Hermoso homenaje a la tuya.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hermoso poema dedicado a la Madre. Mi cariño y felicitación, Rafael. Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Un bello homenaje en verso dedicado a tu madre y a todas las madres que han sabido desempeñar su papel.
    Siempre que te leo me llegas al alma.
    La añoranza siempre nos acompañará.
    Cariños.
    kasioles

    ResponderEliminar
  21. Recordar en la madre a todas madres en su día, es un amor universal. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  22. ¡Ay...cuanto más pasa el tiempo más nos acordamos de nuestras madres que se fueron al cielo!Le entiendo perfectamente. Yo hecho cada día más en falta a la mía. Precioso poema.Espero que se encuentre bien, así como su familia. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  23. Hermoso, como todo lo que escribes, estimado Rafael.
    Deseo que pases un maravilloso fin de semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Qué bonito homenaje! Aquí se festeja el tercer domingo de octubre pero veo que en casi toda Latinoamérica se festeja en mayo. Me uno a ese festejo haciéndolo mío también ya que el recuerdo de nuestra madre siempre está en el corazón sin saber de fechas. Abrazo grandote

    ResponderEliminar
  25. No faltan motivos para recordar tiempos lejanos irrepetibles. Tal vez los apreciemos más a la distancia que en su momento mismo.Hermoso recuerdo, Rafael.

    ResponderEliminar

Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas