lunes, febrero 29, 2016

BOYACÁ SE LA JUEGA





Se conmemorarán en el año 2019 doscientos años de nuestra independencia, efemérides que coincide con la celebración de los "XXI Juegos Deportivos Nacionales" y, Boyacá, el Altar de la Patria, está aspirando a ser la sede de estas importantes justas. Con tal propósito, el Gobierno Departamental ha emprendido una decidida campaña en procura de lograrlo. En nuestro suelo se halla ubicado el Puente de Boyacá, escenario donde se libró última batalla de la gesta libertadora, somos tierra de paz y de grandeza… merecemos hacer las Juegos.


LAS JUSTAS

Boyacá se la juega por los Juegos
Nacionales de gran bicentenario,
fervorosos se erigen nuestros ruegos
en pro del homenaje necesario.

A una raza de míticos labriegos
que en los tiempos del grito libertario,
tuvieron entereza y desapegos
para enfrentar valientes al corsario.

Doscientos años ya de libertad
mas parece que no fuera verdad,
otros males ahora nos oprimen

y, por tanto, anhelamos la alegría
de las Justas en nuestra geografía:
a ver si los deportes nos redimen.


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Afiche promocional
Gobernación de Boyacá


miércoles, febrero 24, 2016

MALA MEMORIA TENEMOS





Que el fenómeno del niño, que el de la niña, que la capa de ozono, que el cambio climático y, sin embargo, todo se queda en palabras o en cumbres ambientalistas en "defensa" del planeta. Solamente nos afanamos durante las desgracias: ya sea por inundaciones o por falta de lluvias, por calor o por frío, por incendios o por avalanchas, pero tan pronto se normalizan las cosas el mundo entra en la modorra de la rutina y, se olvidan los objetivos, hasta cuando otra emergencia vuelve a prender las alarmas... qué mala memoria tenemos. 


FALACIA

Caerán unos cuantos aguaceros
y a los campos el verde tornará,
mientras tanto la gente olvidará
del ozono los grandes agujeros.

No soy de pitonisas ni de agüeros
ni pienso en el mañana que vendrá,
pues la vida tres vueltas nos dará
y los de atrás iremos de primeros.

Pero... le tengo miedo a la desgracia
y a la ruina que trae la falacia,
al mutismo ante el grave deterioro

del aire, de las aguas, de la vida
que se nos ha otorgado bendecida:
para que la vivamos con decoro.


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Cambio climático
De la Internet



domingo, febrero 21, 2016

YA TENGO MI GUITARRITA





Después de tantos años de estar cantando mis sonsonetes a nivel familiar, ahora se me ha dado por incursionar seriamente en las lides musicales, aunque lo de musicales sea tan solo un decir: francamente, no sé, si mis aspiraciones puedan merecer este calificativo. Pero como el que no arriesga un huevo no tiene un pollo, estoy trabajando en la conformación de un grupo para interpretar mis composiciones y echarlas al viento antes de que se apague mi voz y, entonces, se queden en el olvido.


LIZARA-SON
(Jotabém)

I
Una muy grata razón
alegra mi corazón.

Ya tengo mi guitarrita
nueva, bien afinadita,
pa'tocar mi musiquita
de noche y de mañanita.

Muy alegre sonará,
mi compañera será

y, con grande inspiración
en honor a la tierrita,
  este pecho cantará...

II
Al amor, primeramente,
a mi pueblo y a mi gente.

Porque cantar es sentir
la alegría de vivir,
es soñar, es sonreír
y amortiguar el sufrir.

Entonar una canción
no tiene comparación

y, por eso alegremente
en mi diario discurrir:
¡cantaré con emoción!


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Mi Guitarrita
Del móvil



lunes, febrero 15, 2016

EL RÍO SE ESTÁ MURIENDO...





¿De quién es la culpa? De todos, de todos, ninguno se salva de ser inculpado. Algunos por indiferentes y otros por ignorantes o por falta de conciencia. Pero los más responsables son aquellos, que a sabiendas, destruyen bosques, praderas, páramos y montañas en busca de riquezas sin ver que esos lugares son sagrados, que en ellos está la vida y que acabarlos es acabar con nuestra propia existencia. Minería e industria, dos grandes males: mientras unos destruyen los nacimientos, otros contaminan las escasas corrientes que aún nos quedan.


SEQUÍA

Érase una vez un río que bajaba presuroso
de las montañas al plan, cantarín y caudaloso.

Pasaba por varios pueblos con sus aguas cristalinas,
pero lo fueron matando las industrias y las minas.

Recuerdo su caudal limpio donde nadar se podía,
sus orillas eran verdes y hartos pescados había.

Pero hombres avariciosos con los bosques acabaron,
buscando dizque fortuna las aguas contaminaron.

Y poco a poco la vida se fue yendo despacito,
del caudaloso torrente no queda sino un chorrito.

Ya no más se miran piedras como lo ve su merced,
unos haciéndose ricos y otros muriendo de sed.

El dinero mal habido a costas de la natura,
solamente trae desgracias y aires de muerte segura.

Entonces, miren a ver, los que ambicionan millones,
si quieren bolsillos llenos o agua para sus regiones.

¡El río se está muriendo, Dios mío qué vamos a hacer,
para salvar su torrente y agüita poder beber!


Rahulig/016
DRDA


Imagen: El Río Chicamocha
JulioFredy Rojas.


lunes, febrero 08, 2016

YA SE MURIERON LOS VIEJOS





Por entre los matorrales se pueden ver la ruinas de lo que fuera una casona de tapia pisada, con tejas de barro, grandes ventanales y un patio central bordeado por amplios corredores. Alrededor del patio quedaban las habitaciones de los vivientes y una pieza destinada a guardar en ella los granos que se recogían en cada cosecha; aledaños a la casa estaban la cocina, el comedor, el corral para el ganado y la mana de agua junto a los sauces. Hoy, ya no queda nada, solamente las añoranzas y el eco de las coplas que cantaban los abuelos mientras realizabas sus labores cotidianas.


ANCESTROS

Ya se murieron los viejos
que araban con yunta'e bueyes,
con todos sus aparejos,
sus costumbres y sus leyes.
Los que labrando eran reyes:
esos, ya, se fueron lejos.

Ya no se ven los trigales
amarillando en la loma,
tampoco los cebadales
donde comía la paloma,
ni el frijolito se asoma
enreda'o entre maizales.

¡Ay, Diosito, cuánto diera
por volver a tiempos idos
y ver aunque en sueños fuera
a mis abuelos queridos,
al escuchar mis silbidos:
abriendo la talanquera!

Ya no se muelen los granos
en al piedra de moler,
ni tampoco en los molinos
de agua, como lo fue ayer,
pues se han echado a perder
los oficios campesinos.

Ya los viejos se murieron
y, el campo se halla de duelo,
por los que antaño supieron
amar su tierra, su suelo,
y bajo el azul del cielo
pesares nunca sintieron.

¡Ay, Diosito, cuánto diera
por tener un pedacito
de solar que me sirviera
pa' levantar un ranchito
y, allí, poquito a poquito,
ver florear mi sementera!


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Casona en ruinas
Marco T. Cristancho



miércoles, febrero 03, 2016

DE TUNJA HASTA PEHUAJÓ





Mirta Miguel, autora del blog "Personas Comunes" de Pehuajó, Argentina, fue quizás una de las primeras lectoras que dejó un comentario en mis versos, por allá en el mes de septiembre del año 2008. Desde aquel entonces, hemos estado en permanente contacto compartiendo experiencias y amistad bloguera. Hace algunos días me propuso que le dedicara un poema. Yo,  por tal motivo, le estoy enviando un soneto y un fresco manojo de bonitas rosas.


A MIRTA MIGUEL

Propúsome Mirta un curioso reto,
que le dedicara una poesía;
yo entusiasmado pensé en un soneto
a tan bella dama, a su gallardía.

Me la imagino, con todo respeto,
mujer elegante y de gran valía;
tal vez, si pudiera, un libro completo
con letras de oro se lo escribiría.

Pero no soy ducho en tal andadura
ni un literato de genio y figura,
sin embargo puedo hasta su vergel

en catorce versos e inspiración
enviarle un poema, con el corazón,
y mucho cariño: a Mirta Miguel.


Rahulig/016
DRDA


Imagen: Flores para Mirta
De la Internet



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.