sábado, mayo 26, 2012

DOS ROSAS AMARILLAS






Cosas tan pequeñas, pero a la vez, tan hermosas, como estas dos rosas amarillas que con profunda admiración pude contemplar en el jardín de una casa vecina, son como una señal que nos indica el camino hacia la verdad y nos recuerdan que Dios existe, que está presente en todo lugar y en cada obra que su bondad nos regala en nuestro diario vivir, para que las disfrutemos de la vida con gratitud, felicidad y amor. El Señor, en su infinita misericordia, nos da todo lo necesario para subsistir.


OMNIPRESENCIA

Dios está en todas las cosas:
En el sol de la mañana,
en el jardín, en las rosas,
en las bellas mariposas
y el jazmín de mi ventana.

En la playa, en el palmar,
en la hierba que pisamos,
en los ríos, en el mar,
en las aves al volar
y en cada paso que damos.

En el tiempo con su prisa,
en los ojos del anciano,
en las nubes, en la brisa,
en una tierna sonrisa
y en el roce de una mano.

En el llanto, en la alegría,
en las estrellas del cielo,
en las noches, en el día,
en tu risa o en la mía
y en brillo de tu pelo.

En la vereda, en la casa,
en las piedras del camino,
en el calor que me abraza,
en el velero que pasa
y el rol de mi destino.

Dios está en todo lugar:
En la duda, en la razón,
en las flores del altar,
en el sol crepuscular,
en el verso, en la canción.

Y, por siempre, sin faltar:
estará en mi corazón.


Rahulig/012
DRA


Imagen: Las dos rosas
De mis fotografías



sábado, mayo 19, 2012

DON ABEL VISCONTI





El pasado 11 de Mayo, con motivo de la celebración del día de las madres, asistí a una presentación del dueto folclórico argentino, "LOS VISCONTI", artistas muy estimados aquí en mi país. Momentos antes de que subieran al escenario tuve el grato placer de charlar un momentico con don Abel Visconti, fundador del grupo en 1950. Gran persona, gentil caballero, amable, conversador y además muy buen cantor. Muchas gracias, Abelito, por tanto que nos has dado con tu voz y tu guitarra.


¡FUERZA, ABELITO!

Desde la tierra Argentina
con sentimiento profundo,
folclor de sangre latina
Abelito canta al mundo.

Nació en Coronel Dorrego,
pueblo de nobleza franca;
templó su guitarra y, luego,
se marchó a Bahía Blanca.

Junto con Víctor, su hermano,
emprendió larga aventura,
mostrando desde temprano:
Talento, genio y figura.

Tras largos años de andar
por derroteros sin fin,
 su estrella empezó a brillar
en la ciudad de Cosquín.

Después, América entera,
entonaba sus canciones;
Los Visconti por doquiera
alegraban corazones.

Tangos, zambas, valsecitos
fueron grata compañía,
desde mis años mocitos
los cantaba noche y día.

Con un típico aguardiente
de mi tierra campesina,
brindo con toda mi gente
por Colombia y Argentina

¡Fuerza, querido Abelito!
Nunca dejes de cantar,
porque mi corazoncito
dejaría de palpitar.


Rahulig/012
DRA




Abel Visconti y Héctor Corvalan
"Los Visconti"


sábado, mayo 12, 2012

MAMITA, MAMITA...






Elvirita, la maestrita pata, estaba enseñando a leer a sus alumnos patitos que, a la vez, eran sus hijitos... cariñosamente les pregunta: Niños, ¿Cómo suenan la M con la A?  MA, señorita. ¿Y si lo decimos dos veces? MAMA, querida profesora. ¿Y con tilde? ¡MATILDE..! Gritaron en coro. Después de almorzar decidieron darse un paseíto por los alrededores para dejar descansar la cartilla, los cuadernos y los lápices. De paso, aprovecharon para celebrar el "Día de la Madres" con un delicioso helado de fresa para la pereza, otro de mora para la señora y muchos copitos para los niñitos.


LA PATA ELVIRITA

La pata Elvirita
salió a pasear,
bien arregladita
después de almorzar.

Detrás los patitos
la siguen en fila,
portan sombreritos
carriel o mochila.

Con saco y camisa
como un capitán,
caminan de prisa
¡Racata - plán- plán!

Todo el mundo mira
al verlos pasar,
la pata se estira
para impresionar.

Don Roberto el loro
tomaba su leche,
le gritan en coro
¡Quizá le aproveche!

La rana María
chupando paleta,
saltaba y corría
tenía pataleta.

El gato embustero
les dice hasta luego,
con bota y sombrero
haciéndoles juego.

Mamita querida
estamos cansados,
queremos comida
y también helados.

Muy pronto llegaron
a la heladería,
refrescos tomaron
con gran alegría.

Después del paseo
durmieron la siesta,
el señor Morfeo
les aguó la fiesta.

Mamita, mamita,
querido angelito,
eres más bonita
que el cielo todito.

Nadie en este mundo
nos quisiera más,
tu amor es profundo
no acaba jamás.

Feliz día Mamita
que Dios te bendiga,
eres madrecita...
El sol que me abriga.


Rahulig/012
DRA


Imagen: Una mamá pata
De la red



viernes, mayo 04, 2012

DESDE LA TRINCHERA





Catorce años, tenía Pedro Luis, cuando fue reclutado por un grupo ilegal obligándolo a portar un fusil y a combatir, sin entender por qué lo hacía. Después de casi diez años logró evadirse acogiéndose al plan de reinserción ofrecido por el gobierno y regresó a su vida en familia, aquella que le arrebataron de niño: esa misma, con la que él soñaba noche tras noche, allá en la selva. Con veinticinco años cuenta hoy en día, pero todavía sufre al recordar que fue convertido, a la fuerza, en otro de los tantos niños de la guerra... a los que les dieron, en vez de juguetes, un fusil y una pistola.


PAISAJE 

Por una ventanita 
miraba pajaritos, 
el maizal, los barbechos, 
parajes tan bonitos. 

El riachuelo corriendo 
por entre el matorral, 
las ovejas y vacas 
que arrea el caporal. 

La montañas lejanas 
con nieves blanquecinas, 
y en el patio los gallos 
correr tras la gallinas. 

Arrastrando el arado 
los bueyes ayuntados, 
junto a la talanquera 
mis viejos abrazados. 

Soñaba y escuchaba 
los gorriones cantar, 
de pronto un estallido 
me hizo despertar. 

Y... se acabó mi sueño 
de paz y libertad, 
metido en la trinchera 
volví a la realidad. 


Rahulig/012 
DRA 


Imagen: Sierra nevada del Cocuy 
Boyacá - Colombia


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas