sábado, octubre 29, 2011

VISITANDO LA TIERRITA





Mañana Domingo se celebran en Colombia los comicios para elegir a los alcaldes municipales. Aprovechando la ocasión pienso bajar al pueblo para ejercer mi derecho al voto, aunque no hay mucho de dónde escoger. Pero, no es de política de lo que quiero hablar, es de la alegría que siento cada vez que visito mi tierra natal. Alegría, que hoy expreso, cantando unas cuantas estrofitas pa'mitigar las penas... ¡Cuándo volveré a mi pueblo, cuándo volveré a sus lares, para devolver el tiempo y así espantar los pesares!


ME VOY PA'L PUEBLO

El camino hacia mi pueblo
baja bordeando el río,
allá entre verdes montañas
me espera mi Paz de Río.

La nostalgia embriaga el alma
cuando me tardo en bajar,
me asaltan viejos recuerdos
y dan ganas de llorar.

Entonces, sin más demora
tempranito emprendo el viaje,
llevando entre las maletas
mi alegría por equipaje.

Cada minuto que pasa
más cerquita yo me siento,
al cruzar el viejo puente
late el corazón contento.

Falta poco, ya casito
se ve la iglesia a lo lejos,
dos ríos corren abajo
brillantes cual dos espejos.

Me saludan los paisanos
cuando me miran pasar,
señas de que ya prontico
al pueblo voy a llegar.

Dejo atrás Concentración
y el Salitre, luego el Cruce,
la avenida de las palmas
hasta el parque me conduce.

Gracias a Dios he llegado
con bien y sin novedad,
la emoción que me acompaña
es inmensa, de verdad.

Atrás quedan las tristezas,
y se aleja soledad.


Rahulig/011
DRA


Imagen: Mi pueblo
Archivo particular



sábado, octubre 22, 2011

MORIR DE AMOR





Con su impactante belleza pudo tener el mundo a sus pies. Era muy hermosa, muchos hombres pretendían su cariño, fue amada y admirada, le ofrecían vivir en palacios, disfrutar de riquezas y hasta hacerla soberana de algún reino lejano. Pero ella, hacía caso omiso, porque solamente tenía ojos para un amor imposible. El mismo, que finalmente, la mataría de tristeza, de angustia y soledad.


ISABEL

Cuentan que fue la más bella
habitante de estos lares,
inspiradora era ella
de romances y cantares.

Ojos negros, piel canela,
cabello largo, rizado,
eran sus labios candela
que jamás habían besado.

Alta, de esbelta figura,
piernas largas, torneadas,
su sonrisa era dulzura
y mataban sus miradas.

Muchos hombres la deseaban
soñando tener sus besos,
con loca pasión la amaban,
entre sueños vivían presos.

Isabel sólo pensaba
en un amor imposible,
aquel que la desvelaba,
ese hombre: ¡No era libre!

Julián ya casado estaba
y era fiel al compromiso,
pero a ella no le importaba
lo amaba sin su permiso.

No se supo nunca nada,
nadie entiende que pasó,
dicen que decepcionada
la más bonita murió.

La encontraron en un lecho
con pétalos adornado,
tenía tatuado en el pecho
el retrato de su amado.



Rahulig/011

DRA


Imagen: Mujer tranquila
Salvador Pérez B.



sábado, octubre 15, 2011

LAS BUENAS NUEVAS







Tras un largo mes internada, mi muy querida esposa, ha regresado al hogar para continuar su recuperación mediante el sistema de hospitalización en casa. Requiere de muchos cuidados, pero con el amor familiar, la fe en el Señor Jesús y el apoyo incondicional de familiares o amigos, confiando en Dios, saldremos adelante. Mil y mil gracias a todos mis fieles seguidores, ya que con su apoyo y sus alentadores comentarios, nos han aligerado la carga.


BIENVENIDA

La casa nuevamente rebosa de alegría,
ha vuelto felizmente la dulce amada mía
y cantan los gorriones.
Hoy brilla un nuevo día con sol resplandeciente,
ya no hay melancolía, la dicha está presente
en nuestros corazones.

El jardín florecido demuestra su alborozo,
el árbol luce alegre un verde primoroso
y todo se engalana.
La puerta con guirnaldas le da la bienvenida,
la ventana se abre mirando sorprendida
la luz de la mañana.

Los hijos prepararon delicias y manjares,
adornaron la mesa con rosas, azahares
y globos de colores.
Familiares o amigos vienen a saludarla,
muy amorosamente me permito halagarla
con un ramo de flores.

Los vecinos preguntan por la dueña de casa,
saluda jovialmente un anciano que pasa
y somos muy felices.
Gracias Señor del cielo por tu bondad latente,
por tu luz que nos guía, porque amorosamente
nos cuidas y bendices.


Rahulig/011
DRA


Imagen: Entre amores
Del álbum familiar



domingo, octubre 09, 2011

TIEMPO DE JUEGO





Las pequeñas cosas que me regala la vida o los inconvenientes del diario trajín, a estas alturas del partido, son verdaderos regalos del Señor y disfruto cada día que pasa como si fuera el último de mi existencia. He sido muy feliz con lo que tengo: Tranquilidad, salud, amigos, cariño y el amor de una familia que es el sustento de todo lo que soy. Mi riqueza no requiere de chequera, la guardo en el corazón.


CUATRO PREGUNTAS

¿Qué...
si yo he sido feliz?
Me preguntaron,
un día.

¡Cómo no lo voy a ser,
si ha sido la
vida mía!

¿Qué...
si mis sueños y anhelos
los he visto
realizados?

¡Disfruto de los presentes,
agradezco los
pasados!

¿Qué...
si a pesar de los años
quisiera seguir
luchando?

¡Cómo no voy a luchar,
si mi vida va
jugando!

¿Qué...
si me siento contento
con la suerte que
he tenido?

¡Por mi vida y por mi suerte,
con Dios vivo
agradecido!


Rahulig/011
DRA


Imagen: Frente a la iglesia
Archivo particular


sábado, octubre 01, 2011

ASÍ COMIENZA EL AMOR





Trabajando como contratista de obras civiles en un municipio del norte de Boyacá, conocí a una atractiva señorita que laboraba en la Caja Agraria. Ella, muy amablemente, me colaboraba cada vez que necesitaba realizar alguna transacción en su oficina. Poco a poco fuimos cultivando una sincera amistad que, felizmente, se transformó en un bonito y gran amor. Espero seguir enamorado por mucho años más y disfrutar por siempre de su grata compañía.


UNA HISTORIA

Bien sabes, mi querida Merceditas,
que cuando te miré quedé prendado.
De mañana, con nubes pintaditas,
el frío me tenía emparamado.

Aguardaba que abrieran la oficina
del Banco, en el cual trabajabas.
Deseaba invitarte a la cantina
y, beber un café, si lo aceptabas.

Al llegar saludaste amablemente,
buenos días, señor, tenga buen rato.
Entonces, sin razón y de repente,
quedé lelo, perdido, turulato.

Olvidando el motivo de la espera
no supe que decir, en el momento.
Me miraste risueña y coquetera
e incluso, me leíste el pensamiento.

Recuerdo que dijiste, tentadora,
lo invito a la tiendita de la esquina.
Si usted gusta tomar jugo de mora
o un tintico, del que hace Josefina.

Acepté sin poder decir ni pío
y nos fuimos andando lentamente.
Yo quería, para matar el frío,
en lugar del tintico, un aguardiente.

Sin falta, día a día, la esperaba
en el mismo lugar, muy puntualito.
Su juguito de mora ella tomaba,
mientras yo degustaba mi traguito.

Flores, juguitos, tragos, un detalle,
sonrisas, miraditas, sol brillante.
Del Banco hasta la tienda, por la calle,
se paseaba Cupido muy galante.

Fue así como empezó tan grande amor,
muy bonito, entre todos los bonitos.
Un amor, que entre risas y candor,
de regalo nos dio tres muchachitos...

Poniéndole a la vida, más sabor.


Rahulig/011
DRA


Imagen: Socotá - Boyacá
Archivo particular


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.