domingo, julio 31, 2011

JUVENTUD, DIVINO TESORO





"Ser bueno es el único modo de ser feliz y ser culto es el único camino para ser libre". Esta frase de José Martí me da motivos y me hace pensar en que, los jóvenes, deben aprovechar la juventud preparándose debidamente para la edad adulta estudiando con entusiasmo, viviendo sanamente, prodigando amor, paz y alegría, disfrutando sin excesos y siendo buenas personas para que de esta manera logren realizar sus sueños.


A LOS HIJOS

Bonita es la vida cuando hay juventud,
cuando hay primaveras en el corazón,
cuando se disfruta de buena salud
y se vive alegre, sin preocupación.

Cuando todo sueño es grata ilusión,
cuando la inocencia es gracia y virtud,
cuando cada verso se vuelve canción
y no engendra el alma, cruel ingratitud.

Jóvenes de ahora seguid el ejemplo
de aquellos que fueron dadores de vida,
haced de tus almas y cuerpos un templo

de amor, de justicia, de ciencia aprendida,
para que mañana también seáis ejemplo
y, entonces la causa, no estará perdida.

Porque la vejez es el fiel reflejo
de la juventud, tal cual, fue vivida.


Rahulig/011
DRA


Imagen: Mafe y Paola (Mi hija)
Del álbum familiar



martes, julio 26, 2011

EL "JOE" ARROYO





Se apagó la voz del más emblemático exponente del folclore caribeño en Colombia, Álvaro José Arroyo González (1955-2011) muere a los 56 años victima de múltiples complicaciones de salud. Desde muy niño cantaba en sitios nocturnos de su natal Cartagena, en 1969 graba su primer tema con La Protesta, en 1971 es contratado por Discos Fuentes para cantar en la agrupación de Fruko y sus Tesos, en 1981 crea su propia orquesta "La Verdad" con la cual viaja por todo el mundo para bien y orgullo de la música Colombiana.


EL CAMINANTE

Desde muy jovencito al ritmo de sus sones
conquistó mil amores,
feliz pasó la vida rompiendo corazones
y regalando flores.

Se ha ido el "Joe" Arroyo a los cincuenta y seis,
pero en su corta vida
tuvo fama, dinero, mujeres a sus pies.
¡Nos duele su partida!

Sus fuerzas y salud sin darle previo aviso
se iban deteriorando
y, de un momento a otro, la suerte así lo quiso,
se nos murió cantando.

Exponente sin par del folclore caribeño,
de ciudad en ciudad
viajaba sin descanso demostrando su empeño,
su arte y su verdad.

Nacido en la pobreza, de muy humilde cuna,
con grandes ilusiones
grabó su primer tema y después, una a una,
muchas otras canciones.

A Dios todo le debo, Manyoma, Echao palante,
Barcos en la bahía,
Rebelión, Yamulemao, Tania y, El caminante.
Sonaban cada día.

Centurión de la noche, le decían por el mundo
doquiera que cantaba,
y lo recordaremos con un amor profundo,
por todo lo que daba.

Álvaro José Arroyo, su estrella ahora brilla,
instante tras instante.

Natal de Cartagena y muerto en Barranquilla:
¡Adios al Caminante!


Rahulig/011
DRA



Imagen: Joe Arroyo en familia
Archivo particular




domingo, julio 24, 2011

UNA TRISTE CANCIÓN





Empacó algo de ropa, también unos cuantos libros, un cuadro por él pintado, algunas fotografías y su vieja guitarra. Luego de encender el auto cargó su escaso equipaje, abrazó a su pequeña hija, se despidió de toda la familia y emprendió el viaje hacia el olvido... antes de doblar la esquina volvió la mirada atrás, contempló su casa a lo lejos y lloró en silencio con amargura. Motivos que aún no comprendía lo obligaban a dejar su hogar a pesar del gran amor que los unía.


PARTIDA

Yo era feliz con un amor dichoso,
yo era feliz viviendo junto a ti,
yo era feliz en un hogar hermoso,
yo era feliz, yo era feliz así.

Pero la envidia vino a dañar mi vida
y los rencores salieron a terciar,
con su veneno causaron mi partida
y en la distancia sólo queda llorar.

Fue por tu amor, que siempre estuve preso,
fue por tu amor, que mi alma se alegró;
fue por tu amor, solamente por eso,
y al fin de cuentas tristezas me dejó.

Quedó mi niña muy triste allá en la puerta,
quedó mi niña llorando de pesar,
con la esperanza de una ilusión incierta
de que su padre pudiera regresar.

Fuiste cobarde, mujer, fuiste cobarde
no valoraste lo grande de mi amor,
y cuando pienses volver será muy tarde
porque otros brazos me brindarán calor.

Fue por tu amor, que siempre estuve preso,
fue por tu amor, que mi alma se alegró;
fue por tu amor, solamente por eso,
y al fin de cuentas tristezas me dejó.


Rahulig/011
DRA


Imagen: La casa de la esquina
José Orlando López



lunes, julio 18, 2011

SOY COLOMBIANO





Muchos años han pasado, desde aquel 20 de Julio de 1810, cuando unos adelantados criollos echaron a volar el grito de independencia en Santafé de Bogotá y desde entonces, a pesar de las dificultades, Colombia ha ido avanzando firmemente por senderos de paz y progreso. Las cosas y noticias buenas son muchas más que las malas. Ésto es lo que verdaderamente da realce a un país como el nuestro, bendecido por Dios y amado por su gente.


COLOMBIA

Es mi patria de muchos colores,
tiene grandes montañas y ríos,
playas, bosques, praderas con flores.

A su suelo lo bañan dos mares,
cruza el cóndor los Andes altivos,
y se escuchan alegres cantares.

De amarillo, de azul y de rojo
su bandera se pinta orgullosa,
de claveles le ofrezco un manojo.

Desde el mar a la vasta llanura,
de la selva a las nieves perpetuas,
es mi patria galante hermosura.

Entre aromas de verde follaje
va creciendo la viva esperanza,
y la patria se viste de traje.

Optimista, por siempre radiante,
con cantares de paz y armonía
¡Adelante, Colombia, adelante!

Siempre alegres sin falsos temores
avanzamos en pos del futuro,
a pesar de los ruines traidores.

Porque somos lo buenos millones
y los malos tan sólo unos cuantos,
que por serlo no esgrimen razones.

¡Viva, viva, mi patria primera,
la que guardo por siempre en el alma!

¡Viva, viva, también su bandera,
la que cubre mi vida de calma!


Rahulig/011
DRA



Imagen: Carnaval de Barranquilla
El tiempo.com




sábado, julio 09, 2011

FACUNDO CABRAL





"Empecé a cantar con los paisanos, con la familia Techeiro. Y el 24 de febrero de 1954, un vagabundo me recitó el sermón de la montaña y descubrí que estaba naciendo. Corrí a escribir una canción de cuna, Vuele bajo, y empezó todo" (FC). El más pagano de los predicadores, el cantor del amor se fue a los 74 años, victima de aquello que siempre rechazó: Ambición, odio y violencia.


TROVADOR

Le gustaba sentarse en la arena,
ver la luna tras lejanas peñas;
le cantaba a la noche serena,
a la vida y las cosas pequeñas.

Anhelaba seguir siendo niño,
hacer bien en lugar de hacer mal;
trovador de la paz y el cariño,
ese era Facundo Cabral.

Le gustaban las flores y el vino,
siempre bajo solía volar;
nunca tuvo nación ni destino,
su guitarra fue patria y hogar.

Hombre rico sin tener dinero,
de pobreza no daba señal;
buen artista, gentil caballero,
ese era Facundo Cabral.

En un acto de cruda violencia,
esa misma que un día rechazó:
cual un niño de viva inocencia,
entre juegos de guerra murió.

Quién lo iba a decir, quién diría,
que tendría tan triste final;
con sus cantos de amor y alegría,
se nos fue don Facundo Cabral.

Seguiremos soñando que un día...
Todo sea según su cantar.


Rahulig/011
DRA


Imagen: Un pensamiento
Bajada de la red.




domingo, julio 03, 2011

VOLVER AL CAMPO





Gracias a la sugerencia de mi amigo y compatriota Ricardo Tribin, en el sentido de publicar algo sobre la situación de violencia que nuevamente después de algunos años de tranquilidad, está mostrando sus garras en Colombia, recordé una canción carranguera que escribí para participar en un concurso de música campesina celebrado hace algunos meses en un pueblito vecino.


PLEGARIA

Quisiera volver al campo
de sus flores disfrutar,
por caminos de herradura
nuevamente caminar.

Sembrar maticas de papa,
de alverjita o de maíz
y luchar con mi trabajo
por la paz de mi país.

Porque últimamente estoy
nuevamente desterrado,
viviendo bajo algún puente
solito y abandonado.

Quisiera volver al campo
si se pudiera volver...
a cuidar mis animales,
mi labranza y mi querer.

Poquitos fueron los años
de santa paz y alegría,
la violencia nuevamente
es el pan de cada día.

Hay miseria en las ciudades
y en el campo soledad,
por culpa de unos y de otros
perdimos la libertad.

Por eso al Señor le pido
mis anhelos realizar,
que llueva paz en los campos
para poder regresar.

Quisiera volver al campo
si se pudiera volver...
a cuidar mis animales,
mi labranza y mi querer.

y, entre surcos de esperanza:
¡Ver a mis hijos crecer!


Rahulig/011
DRA


Imagen: Pastoreando
Mauricio Romero




Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas