sábado, septiembre 25, 2010

EL QUE A HIERRO MATA...





En una exitosa y muy bien ejecutada misión secreta, el Ejército Nacional dio muerte a uno de los guerrillo-narco-terroristas más buscados en Colombia, responsable de innumerables atentados, secuestros, masacres y ocupaciones violentas a poblados indefensos. Murió tal como vivió, bajo el poder destructor de las bombas y las balas; las mismas que él utilizaba para cometer sus crímenes. No me alegro por la muerte, me alegro por mi Patria, que hoy renace en la esperanza de un mañana mejor.


MI RUEGO

Es mi ruego por la paz
y por el amor sincero,
es mi ruego por los besos
y el abrazo mañanero.

Es mi ruego por mi Patria
desangrada y mal herida,
es mi ruego porque acabe
esta guerra fratricida.

Es mi ruego por los viejos,
por los huérfanos y viudas,
es mi ruego que no sufran
las verdes ni las maduras.

Es mi ruego porque el odio
no azote tanto a mi pueblo,
es mi ruego por mi tierra
por si acaso, un día vuelvo.

Es mi ruego porque el cielo
ilumine a tantos pillos,
es mi ruego porque escuchen
que están llorando los niños.

Es mi ruego que en mi suelo
y, de eso tengo esperanza,
es mi ruego porque un día
brote una nueva labranza.

Que alegres lluvias, del cielo:
¡Traigan la paz sin tardanza!


Rahulig/010
DRA


Imagen: Vida y muerte
Serafín Romero



sábado, septiembre 18, 2010

AMORES QUE SE FUERON





Amores que se fueron, amores peregrinos. Así comienza "Espumas", una famosa canción colombiana del maestro Jorge Villamil, la cual, me trae a la memoria historias de viejos amores que se quedaron por ahí guardados en recónditos lugares del alma, para de cuando en vez, hacernos suspirar al recordarlos. Inspirado en esa bonita canción, escribí con cariño, estos  amorosos y evocadores versos.


SI SUPIERAS

Recordando tus ojos, tu sonrisa,
tus manos, tus cabellos, tu fragancia...
va pasando mi vida, ya sin prisa,
añorando tu amor en la distancia.

Si supieras, mi amor, si tú supieras,
en estos años las cosas que han pasado...
nostalgias, amarguras y quimeras,
que tu ausencia y olvido me han dejado.

Perduran en mi mente tardes bellas,
cuando en medio de flores caminamos...
revivo como ayer, noches aquellas,
noches en que de amor, nos embriagamos.

Si supieras, mi amor, si tu supieras,
que el tiempo tu recuerdo no ha borrado...
si supieras, mi amor, si tú supieras,
que seguiré por siempre enamorado.

Tú podrías liberarme, si quisieras:
¡de las crueles cadenas, del pasado!


Rahulig/010
DRA


Imagen: Campo de flores
Tomada de la red


sábado, septiembre 11, 2010

AMARGA OSADÍA





Don Pedro Quintana era un médico muy apreciado por los habitantes de la ciudad y de las regiones vecinas. Lamentablemente, hace algunos años fue asesinado por un joven adicto a las drogas, que en su afán de conseguir dinero para comprar alucinógenos no midió las consecuencias de sus actos y pagó muy amargamente su desmedida osadía. La vida nos da sorpresas... sorpresas nos da la vida.


EL LOCO

Tambaleante y solitario
por la calle caminaba,
sin saber que un victimario
bajo el farol lo esperaba.

Cuentan, quince años después,
que la noche era muy fría;
las nueve o quizás las diez
el reloj señalaría.

Pedro venía tarareando
un afamado corrido,
había estado celebrando
por el premio recibido.

Al doblar en una esquina
el ladrón lo hace parar,
con agilidad felina
Quintana intenta escapar.

Pero, recibe inclemente
la puñalada fatal,
cayendo herido de muerte
para bien o para mal.

El ladrón guardó el botín
mientras que el hombre moría,
perdiéndose en el confín
con pasmosa sangre fría.

En el diario publicaron
que el Doctor Pedro Quintana,
sería llevado al panteón
el lunes por la mañana.

El confeso sindicado
en el manicomio está,
porque el hombre asesinado
era su propio papá.

Por culpa de malos vicios
no miramos lo que hacemos...
y en oscuros precipicios
sin remedio nos perdemos.


Rahulig/010
DRA


Imagen: La calle del farol
Bajada de la red



sábado, septiembre 04, 2010

AMANECERES ALEGRES





Hay días en que nos despertamos más alegres que nunca contemplando un hermoso amanecer y todo nos parece más bonito. Desbordantes de optimismo nos dan ganas de cantar, de abrazar, de reír, de soñar y de salir volando a disfrutar de los momentos bellos que nos regala la vida. Hoy estoy viviendo algo parecido y me siento muy contento por la suerte que ahora tengo... gracias al Dios de los cielos.


HOY

Hoy amanecí con ganas:

De disfrutar la mañana
y dejar entrar el sol
a través de mi ventana.

De salir alegremente
a caminar por la calle
y sonreírle a la gente.

Hoy amanecí con ganas:

De visitar los amigos,
abrazar un árbol viejo
y consentir a los hijos.

De las flores admirar
sentado sobre la hierba
y de ponerme a cantar.

Hoy amanecí con ganas:

De elevar una cometa
cual si otra vez fuera un niño
y correr en bicicleta.

De observar aves volar
y escuchar desde lo lejos
su melodioso trinar.

Hoy amanecí con ganas:

De mirar pasar el río
y echar barquitos pintados
con tu nombre junto al mío.

De extasiarme con el cielo
y ser el viento enredado
en los rizos de tu pelo.

Hoy amanecí con ganas:

De dedicarte un bolero
y susurrarte al oído
lo mucho que yo te quiero.

De ver mi cara en tus ojos
y estrecharte entre mis brazos
besando tus labios rojos.

Hoy amanecí con ganas:

De valorar más la vida
y darle gracias a Dios...
por la dicha conseguida.


Rahulig/o10
DRA


Imagen: Amanecer junto al lago
Archivo particular



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador: con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas