martes, junio 30, 2009

SINFONÍA MATUTINA





Cada mañana, me despierta el canto de un gorrión citadino que anida en algún árbol cercano y con sus trinos alegres me invita a disfrutar de bellos amaneceres, los cuales contemplo extasiado desde mi ventana.


DESPERTAR

Un gorrión está entonando
su temprana melodía,
con sus trinos anunciando
el llegar de un nuevo día.

Me pongo en pie presuroso
y me asomo a la ventana,
para admirar el hermoso
despuntar de la mañana.

Contemplo con grande anhelo
que el sol ya quiere salir,
mirando el azul del cielo
se engrandece mi sentir.

Entonces alegremente
comienzo con mi labor,
por la vida y por mi gente
dando gracias al Señor.

Pasa el tiempo lentamente
sin prisa transcurre el día,
y en la tarde nuevamente
se escucha la sinfonía,

de los gorriones cantando
serenata vespertina,
con sus trinos anunciando
que la noche se avecina.

Me recojo ya cansado
en el calor de mi hogar,
esperando ilusionado
otro alegre despertar.


Rahulig/09
DRA


Imagen: Tomada de la red.


jueves, junio 25, 2009

DESPLAZAMIENTO FORZADO





La presencia de grupos armados en los campos de mi patria ha provocado el desplazamiento de muchos campesinos que, al ser amenazados por unos u otros, se ven obligados a partir, abandonando su amada tierra y dejando atrás el trabajo de toda una vida.


ÉXODO

Un perrito, un caballo, un cordero y un ratón,
una vaca, una yegua, una puerca y su lechón;
las gallinas con el gallo, los conejos por montón,
un gato, 5 muchachos, la Rosita y el Ramón.

Todos vivían muy contentos entre risas e ilusión
cerquita de la quebrada que corría por el zanjón;
entre matas de cereza, de durazno y de oticón
recibiendo en su parcela del Señor la bendición.

Pero los amedrentaron sin darles explicación,
dizque a nombre de una vaina llamada revolución;
y una mañana se fueron buscando la salvación:
los viejos con los muchachos y el infaltable ratón.

Ahora viven en la urbe en un rancho de cartón,
sin salud y sin trabajo, sin ropa ni educación;
sin maticas ni agua pura muriendo de inanición
 esperando que las armas se queden sin munición.

Pobre Ramón, pobre Rosa, lástima de su ilusión.
¡Estas son las consecuencias de la tal revolución!


Rahulig/09
DRA


Imagen: Paisaje - De mi Galería



lunes, junio 22, 2009

LAS CORNADAS DEL HAMBRE





Dijeron los forenses que había muerto instantáneamente debido a un pinchazo en el corazón al ser empitonado por el toro en el momento de entrar a matar. Diecinueve años contaba... en la arena ensangrentada quedaron tirados los sueños de una vida mejor y, también, la casita prometida a su madre antes de partir en busca de la fama.


MANOLO

Y... el toro saltó en la arena
resoplando muy bravío,
el torero sintió el frío
penetrando en cada vena.

La tarde estaba soleada
y el público enardecido,
el ambiente enrarecido
por la muerte agazapada.

La espada blandió el torero,
el toro se abalanzó,
de sangre se tiñó el suelo

y el animal doblegó.
El hombre mirando al cielo:
¡Junto a la bestia cayó!


Rahulig/09
DRA


Imagen: Faena - De mi Galería


viernes, junio 19, 2009

EN EL DÍA DEL PADRE





El negocio de mi padre, en nuestro pueblo natal, era una especie de Club Social en donde los lugareños se reunían cada tarde después de trabajar en las minas de hierro, de carbón o en las instalaciones siderúrgicas; allí disfrutaban de los juegos de salón, planeaban sus expediciones de caza y pesca o departían al calor de un cafecito acompañado de algún sabroso entremés. De aquella época y de tantos amigos de mi padre, conservo gratos e inolvidables recuerdos.


OTRA VEZ

Hoy recordando a mi padre
volví a ser niño, otra vez:
en las mesas de billar,
el tablero de ajedrez,
las cartas de la baraja,
el dominó o el parqués.

En las montañas lejanas,
en algún ave que pasa,
en los trinos del turpial
que alegraba nuestra casa,
en el venado y las liebre,
el halcón o la torcaza.

En un rosario de mayo,
en los domingos de misa,
en los pantalones cortos,
el corbatín, la camisa
y en copitos de algodón,
arrastrados por la brisa.

Hoy recordando a mi padre
volví a ser niño, otra vez:
en el sacristán del pueblo,
en el alcalde o el juez
y en el noble sufrimiento,
de su amorosa vejez.

Será tan sólo por eso,
será por eso, tal vez,
que al recordar a mi padre:
¡Volví a ser niño, otra vez!


Rahulig/09
DRA


Imagen: Mis padres en 1970

martes, junio 16, 2009

HOJAS EN BLANCO





Será quizás, porque soy de otra época, que hoy extraño tanto aquellas cartas escritas sobre papel perfumado y firmadas con un beso de amor pintado con rojo labial. Cartas que aún espero, aunque ya no se escuche el sonido del silbato anunciando la llegada del cartero. Ahora, solamente, son el vago recuerdo de una costumbre de nosotros... los de antes.


UNA CARTA

Escríbeme una carta amada mía,
escríbeme una carta, por favor;
no dejes que me muera todavía,
regálame un poquito de tu amor.

Te quiero, corazón, con toda el alma
aunque muy lejos de mi lado estás;
sin ti bella mujer pierdo la calma,
tu amor me da la vida y me da paz.

Viviendo del pasado en el presente
no puedo soportar la soledad;
pensando, vago solo entre la gente,
te extraño y te quiero de verdad.

Por eso te suplico, mi hechicera,
me escribas una carta por favor;
antes que por tu amor de pena muera,
sumido en mi tristeza y mi dolor.

Acuérdate de mí, por primavera,
¡regálame un poquito de tu amor!


Rahulig/09
DRA


Imagen - Rafael Lizarazo


jueves, junio 11, 2009

PAISAJES DORADOS





Siempre y desde niño, me han fascinado los trigales pintados de oro, que al mecerlos el viento invitan con su suave vaivén a caminar entre sus espigas o a mirarlos brillar desde lejos, bajo el intenso azul del cielo, formando paisajes que embriagan el alma.


SUSPIROS

¡Oh! , bellos trigales
con suaves matices
y espigas amadas
formando cascadas
pintadas de oro,
mecidas en calma
que son de mi alma,
preciado tesoro.

Tu luz amarilla
a lo lejos brilla
cual un bello traje
vistiendo el paisaje,
que veo tras un velo
desde mi ventana
en cada mañana,
para mi consuelo.

Doradas espigas
que de pan son migas
o miel en la mesa
de un ave traviesa,
diaria melodía
que alegra mi vida
y se va enseguida,
la melancolía.

¡Oh! , bellos trigales
que alivian mis males
bajo hermosos tules
de cielos azules,
cual fijo en papiro
un cuadro pintado
paisaje soñado,
lo miro y suspiro.


Rahulig/09
DRA


Imagen: Pueblo natal
De mi Galería




lunes, junio 08, 2009

LA ÚLTIMA COPA





Se despertó asustado, sudoroso y con el corazón a punto de estallar. Otra vez aquella mujer llegaba hasta su sueños y, con sus estridentes carcajadas, lo estaba volviendo casi loco. Francisco, un hombre desesperado, había intentado hace un año quitarse la vida con veneno mezclado en un trago de licor, pero quiso el destino que, aquella mujer, se atravesara en su camino... desde entonces, el pobre, tiene cada noche la misma pesadilla.


VENENO

Era un bar desolado
con presagios de muerte,
y un trago envenenado
para sellar su suerte.

Acercóse a la mesa
aquella tarde fría,
una mujer añosa
de mirada sombría.

De su mano la copa
con el trago fatal,
la mujer le arrebata
al instante final.

Bebióse el contenido
cayendo fulminada,
pues libó sin saberlo
la copa envenenada.

Y, esa mustia mujer
de mirada perdida,
evitó sin querer
la triste despedida.

Un lindo amanecer
y la mujer aquella,
le hicieron comprender:
que aún la vida
¡es bella!


Rahulig/09
DRA


Imagen: Meditación - De mi Galería



jueves, junio 04, 2009

DE MI TIERRA CAMPESINA





Los campesinos de mi tierra son gente humilde y sencilla que, disfruta del campo, aunque el trabajo diario sea arduo y los sacrificios muchos. Pero en medio de todo, disfrutan de su vereda, de sus animales, de sus maticas en flor y, le cantan a la vida manteniendo sus tradiciones y cultura de generación en generación. Esta es la letra de una cancioncita "Carranguera" que compuse cierto día en un jolgorio dominical, en el cual, cantamos, bailamos  y disfrutamos hasta el amanecer.


A MIS VEREDAS

Hoy afino mi requinto
porque les quiero cantar
a mis queridas veredas,
veredas de mi soñar;
donde brillan las estrellas,
se oyen las ranas croar,
donde se duerme temprano
porque toca madrugar.

Madrugar con el arado,
la pala o el azadón
aunque duelan las costillas
y andemos con un bordón;
donde cantan los turpiales,
las palomas y el gorrión
acompañando los sones,
sones de mi corazón.

Con mi requinto y mi canto
al campo quiero rendir,
el más bonito homenaje
que brota de mi sentir.

Por allá en esas veredas
hay músicos por doquier,
que cantan canciones viejas
las que fueron del ayer;
al compás de un merenguito
se pasa el tiempo mejor,
se disimulan las penas
y se mitiga el dolor.

Se baja el Domingo a misa
o al mercado a recatear,
y después de los negocios
el tronche hay que celebrar;
con requintos y con tiples   
se ameniza la reunión,
y uno que otro guarapito
nos alegra el corazón.

Con mi requinto y mi canto
al campo quiero rendir,
el más bonito homenaje
que brota de mi sentir.


Rahulig/09
DRA


Imágen: El surco - De mi Galería



Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.

Archivo por etiquetas

Buscar en este blog